Make your own free website on Tripod.com

LEGISLACION PROCESAL PENAL

 

 

CODIGO DE PROCEDIMIENTOS PENALES

 

CODIGO PROCESAL PENAL

 

CODIGO DE EJECUCION PENAL

 

 

 

CODIGO DE PROCEDIMIENTOS PENALES

 

LEY Nº 9024

 

 

INDICE

 

 

1.- TITULO PRELIMINAR   : DISPOSICIONES GENERALES

 

2.- LIBRO PRIMERO            : De la Justicia y de las Partes

TITULO I        :  Competencia

TITULO II      :  Recusación

TITULO III     :  Ministerio Público

TITULO IV     :  Juez Instructor

TITULO V      :  Parte Civil

TITULO VI     :  Policía Judicial

TITULO VII    :  Ministerio de Defensa

 

3.- LIBRO SEGUNDO          :  De la Instrucción

TITULO I        :  Principios de la Instrucción

TITULO II      :  Embargo de Bienes del Inculpado y  de   Terceros

TITULO III     :   Libertad Provisional

TITULO IV     :  De la Instructiva

TITULO V      :  Testigos

TITULO VI     :  Peritos

TITULO VII    :  Diligencias Especiales

TITULO VIII  :  Fin de la Instrucción

TITULO IX     :  De la Instrucción contra inculpados ausentes

 

4.- LIBRO TERCERO            :  Del Juicio

TITULO I        :  Tribunal Correccional

TITULO II      :  Actos Preparatorios de la Acusación y de la Audiencia

TITULO III     :   Audiencias:

TITULO IV     :  Sentencias

TITULO V      :  Recurso de Nulidad

 

5.- LIBRO CUARTO :  Procedimientos Especiales

TITULO I        :           Procedimientos   Especiales   para   delitos  de  Calumnia,   Difamación,   Injuria   y  contra el   Honor  Sexual

TITULO II      :  Juicio  por delito  de  Imprenta y otros  medios    de Publicidad

TITULO III     :  Juicio contra Reos Ausentes

TITULO IV     :  De la Fuga del Reo

TITULO V      :  Juicio por Faltas

TITULO VI     :  Cumplimiento de Sentencias

TITULO VII    :  De la Rehabilitación de los Condenados

TITULO VIII  :           Extradición

TITULO IX     :  Recurso de Habeas Corpus

TITULO X      :  Recurso de Revisión

TITULO XI     :  Disposiciones Finales

 

 

 

LEY Nº 9024

 

OSCAR R. BENAVIDES, GENERAL DE DIVISION

Presidente Constitucional de la república

 

POR CUANTO:

            El Congreso Constituyente ha concedido facultades legislativas al Poder Ejecutivo en virtud de la Ley Nº 8463,

 

CONSIDERANDO:

            Que la comisión nombrada por Resolución Suprema del 25 de Agosto de 1937 para practicar la revisión del Anteproyecto de Código de Procedimientos Penales ha elevado el Proyecto respectivo.

            Con el voto aprobado del Consejo de Ministros:

 

EL PODER EJECUTIVO

Ha dado la ley siguiente:

 

Artículo Primero.- Promúlguese el siguiente Código de Procedimientos Penales que regirá en todo el territorio de la República, a partir del 18 de Marzo de 1940 inclusive.

 

Artículo Segundo.- Queda derogado el Código de Procedimientos en Materia Criminal promulgado por Ley N° 4019 el 2 de Enero de 1919

 

Casa de Gobierno, en Lima, a los veintitres días del mes de noviembre de mil novecientos treintinueve.

 

O. R. BENAVIDES

Manuel Ugarteche, Presidente del Consejo de Ministros y Ministro de Hacienda y Comercio.

Enrique Goytizolo B., Ministro de Relaciones Exteriores.

Diómedes Arias Schereiber, Ministro de Gobierno y Policía.

José Félix Aramburú, Ministro de Justicia, Culto y Prisiones.

Felipe de la Barra, Ministro de Guerra.

Héctor Boza, Ministro de Fomento y Obras Públicas.

Roque A. Saldías, Ministro de Marina y Aviación.

Oscar F. Arrús, Ministro de Educación Pública.

Guillermo Almenara, Ministro de Salud Pública, Trabajo y Previsión Social.

 

Por tanto:

 

Mando se publique y cumpla.

 

Dado en la Casa de Gobierno, en Lima, a los veintitres días del mes de noviembre de mil novecientos treintinueve.

 

O.R. BENAVIDES.

 

CODIGO DE PROCEDIMIENTOS PENALES

 

 

Fecha de Promulgación            :          23.11.29

 

 

 

TITULO PRELIMINAR

DISPOSICIONES GENERALES

 

 

Artículo 1º.-

El proceso penal se desarrolla en dos etapas: la instrucción o período investigatorio y el juicio, que se realiza en instancia única.

CONC.: Const. 159, inc.4, C de P.P. 49,72,207, D.Leg. 124 1 y ss.;

 

Artículo 2º.-

La acción penal es pública o privada. La primera se ejercita por el Ministerio Público de oficio o a instancia de la parte agraviada, o por acción popular en los casos autorizados por la ley. La segunda directamente por el ofendido, conforme al procedimiento especial por querella, que este Código establece.(*)

CONC.:C. De P.P.3,74, 75, 76, 302, 312, 313; C.P. 124, 138, 158, 178, 240; C.P.P. 2; L.O.M.P. 11, 12, 94 inc. 2.

(*) Haga click aquí para ver detalles del artículo

 

Artículo 3º.-

Cuando en la sustanciación de un procedimiento civil aparezcan indicios razonables de la comisión de un delito perseguible de oficio, el juez dará conocimiento al representante del Ministerio Público para que entable la acción penal correspondiente. En este caso, el juez suspenderá la tramitación civil, siempre que juzgue que la sentencia penal puede influir en la que debe dictarse sobre el pleito civil. El acto que suspende un juicio civil, es susceptible de apelación en ambos efectos y de recurso de nulidad.

CONC.: C. de P.P. 2; C.P.C.: 318, 320, 376; L.O.M.P.: 95  inc. 1

 

Artículo 4º.-

Contra la Acción Penal pueden promoverse:

a)         Cuestiones Previas y

b)         Cuestiones Prejudiciales

Las Cuestiones Previas proceden cuando no concurre un requisito de procedibilidad y pueden plantearse en cualquier estado de la causa o resolverse de oficio. Si se declara fundada, se anulará lo actuado dándose por no presentada la denuncia.

            Las Cuestiones Prejudiciales proceden cuando deba establecerse en otra vía el carácter delictuoso del hecho imputado, y sólo podrán deducirse después de prestada la instructiva y hasta que se remita la instrucción al Fiscal Provincial para dictamen final, sustanciándose de conformidad con el artículo 90º. Si se declara fundada, se suspenderá el procedimiento; si se plantea con posterioridad, será considerada como argumento de defensa.

            La Cuestión Prejudicial en favor de uno de los procesados beneficia a los demás, siempre que se encuentren en igual situación jurídica.(*)

(*) Haga click aquí para  ver detalles del Artículo.

CONC.: Const.  99, 100; C.P.: 215 inc. 4; C. de P.P.: 58, 90, 271

 

Artículo 5º.-

Contra la Acción Penal pueden deducirse las Excepciones de Naturaleza de Juicio, Naturaleza de Acción, Cosa Juzgada, Amnistía y Prescripción.

            La de Naturaleza de Juicio es deducible cuando se ha dado a la denuncia una sustanciación distinta a la que le corresponde en el proceso penal.

            La de Naturaleza de Acción, cuando el hecho denunciado no constituye delito o no es justiciable penalmente.

            La Excepción de Cosa Juzgada, cuando el hecho denunciado ha sido objeto de una resolución firme, nacional o extranjera, en el proceso penal seguido contra la misma persona.

            La Excepción de Amnistía procede en razón de Ley que se refiera al delito objeto del proceso.

            La Excepción de Prescripción podrá deducirse cuando por el transcurso del tiempo, conforme a los plazos señalados por el Código Penal, se extingue la Acción o la Pena.

            Las excepciones pueden deducirse en cualquier estado del proceso y pueden ser resueltas de oficio por el Juez. Si se declara fundada la excepción de naturaleza de juicio, se regularizará el procedimiento de acuerdo al trámite que le corresponda. Si se declara fundada cualquiera de las otras excepciones, se dará por fenecido el proceso y se mandará archivar definitivamente la causa.(*)

(*) Haga click aquí para  ver detalles del Artículo.

CONC.: Const. 139 inc. 13; C. P. 78, al 91; C. de P.P. 8, 58, 90, 271, 27, 28, 30.

 

Artículo 6º.-

El peruano que fuera del territorio de la República haya cometido un delito penado por la ley nacional y por la del país en que se perpetró, puede ser juzgado a su regreso al Perú.

CONC.: C.P.: 1,2,4; C. de P.P.: 19; Ley 24710 1 y ss.

 

Artículo 7º.-

El extranjero que fuera del territorio del Perú sea culpable, como autor o cómplice, de un delito contra la seguridad del Estado o de falsificación de moneda, billetes o documentos nacionales, será juzgado conforme a las leyes peruanas si es detenido en el Perú o si el Gobierno obtiene su extradición.

CONC.: C.P. 252, 325 al 343, 2; Ley 24710  1 y ss.

 

Artículo 8º.-

No procede la persecución contra el peruano que haya delinquido fuera del país o el extranjero que cometiera un delito en el Perú, si uno u otro acredita que ha sido anteriormente juzgado por el mismo hecho y absuelto, o que ha cumplido la pena, obtenido su remisión o que ella ha prescrito.

CONC.: Const. 139 inc. 13; C.P. 78 al 91; C. de P.P.: 5

 

 

LIBRO PRIMERO

DE LA JUSTICIA Y DE LAS PARTES

 

TITULO  I

COMPETENCIA

 

Artículo 9º.-

Corresponde a la Justicia Penal Ordinaria la instrucción y el juzgamiento de los delitos y faltas comunes.

CONC.: Const.  139 inc. 1; C. de P.P.: 11; C.P.:  11; C. de J.M.: 340, 341

 

Artículo 10º.-

La instrucción y el juzgamiento de los delitos cometidos por funcionarios en el ejercicio de su cargo; por menores de dieciocho años; o de los que por su naturaleza o por la condición personal del agente sean objeto de leyes especiales, caerán bajo la jurisdicción privativa de la Corte Suprema de la República, de los Tribunales Correccionales, de la especial de Menores, o de los Tribunales de Guerra, Militares, Navales o de Policía, según los casos.

CONC.: C. de P.P.: 14, 17, 18; L.O.M.P.: 82 inc. 3

 

Artículo 11º.-

Administran la Justicia Penal Ordinaria:

 

1.                     La Corte Suprema de la República;

2.                     Los Tribunales Correccionales;

3.                     Los Jueces Instructores; y

4.                     Los Jueces de Paz.

CONC.: Const. 143

 

Artículo 12º.-

Los Jueces de Paz, instruirán los procesos por faltas contra el cuerpo y la salud que requieran asistencia facultativa o produzcan impedimento de trabajo hasta por diez (10) días siempre que no concurran circunstancias que den gravedad al hecho.

            Es también competencia de los Jueces de Paz, instruir los procesos por infracciones leves contra el patrimonio, consistentes en sustracción de dinero, especies o muebles, verificada por medio de destreza o en condiciones extrañas a toda grave violencia y cuyo valor estimado prudencialmente no exceda de dos sueldos mínimos vitales vigentes para los trabajadores de la Industria y el Comercio de la Provincia de Lima, en la fecha en la que se cometió la infracción . En todos los casos tendrán facultad de fallo.(*)

(*) Haga click aquí para  ver detalles del Artículo.

CONC.:C. P.: 240 inc. 4, 441, 444; C. de P.P. 324, 325

 

Artículo 13º.-

Los jueces instructores y los jueces ad-hoc que se designen para casos especiales, instruirán los procesos por delitos comunes, considerándose entre éstos los  contemplados en los incisos 5 y 6 del artículo 387º del Código Penal. Corresponde a los primeros fallar en las instrucciones por faltas.(*)

Corresponde igualmente a dichos jueces instruir los procesos por delitos de imprenta u otros medios de publicidad conforme a este Código.

CONC.: Const. 149; C. de  P.P. 38, 314, 326

(*) Haga click aquí para  ver detalles del Artículo.

 

Artículo 14º.-

Los Tribunales Correccionales juzgarán los delitos y resolverán los artículos e incidentes que se promuevan en el curso de la instrucción que sean de su competencia, y conocerán en apelación de las resoluciones dictadas por los Jueces Instructores.

            Corresponde asimismo a dichos Tribunales conocer de los delitos a que se refiere el inciso octavo del artículo 141º de la Ley Orgánica del Poder Judicial, para cuyo efecto designarán de su seno un Vocal Instructor y completarán su número con arreglo a ley.(*)(**)

CONC.: C. de P.P. 207 al 218; L.O.P.J. 41

(*)   Haga click aquí para  ver detalles del Artículo.

(**) Haga click aquí para  ver detalles del Artículo.

 

Artículo 15º.-

La Corte Suprema de Justicia conocerá de las resoluciones expedidas por los Tribunales Correccionales, contra las que este Código concede el recurso de nulidad. Resolverá, igualmente, las quejas, cuestiones de competencia y de extradición, conforme a las leyes.

CONC.: Const. 99, 100, 141; C. de P.P. 16, 17, 292, 298; L.O.P.J.  34

 

Artículo 16º.-

Corresponde a la Corte Suprema, en Sala Plena, y previas las formalidades que determina este Código en el título respectivo, resolver el recurso de revisión; y ejercitar administrativamente las facultades especiales de vigilancia en materia penal, sin perjuicio de las otras atribuciones que le acuerda la Ley Orgánica del Poder Judicial.

CONC.: C. de P.P. 230, 361 al  365; Ley 26695 1

 

Artículo 17º.-

Para la instrucción y juzgamiento de los delitos a que se refiere el artículo 114º de la Ley Orgánica del Poder Judicial, la Corte Suprema observará el procedimiento establecido en este Código, constituyéndose para el efecto la Segunda Sala en Tribunal Correccional con tres Vocales y designando Vocal Instructor al menos antiguo.(*)

La Primera Sala conocerá del recurso de nulidad a que haya lugar.

CONC.: L.O.P.J.  3, 34 inc. 4; L.O.M.P. 66

(*) Haga click aquí para  ver detalles del Artículo.

 

Artículo 18º.-

Siempre que en una instrucción por delitos o faltas, aparezcan complicados menores de dieciocho años, acreditada la edad, se cortará el procedimiento respecto de ellos y se les pondrá a disposición del Juez de Menores.

CONC.: C. de P.P.  10, 298, inc. 2; L.O.M.P.  95 inc. 3 C.N.A 207  al 237; C.P.  20 inc. 2; Ley 26819, 2

 

Artículo 19º.-

La competencia entre los jueces instructores de la misma categoría se establece:

 

1.         Por el lugar donde se ha cometido el hecho delictuoso;

2.         Por el lugar donde se hayan descubierto las pruebas materiales del delito;

3.         Por el lugar en que ha sido arrestado el inculpado; y

4.         Por el lugar en que tiene su domicilio el inculpado.

CONC.: C. de P.P.  20 al 28

 

Artículo 20º.-

Las causas por delitos conexos que correspondan a jueces de diversa categoría o diverso lugar, se acumularán ante el Juez Instructor competente para conocer el delito más grave y en caso de duda, ante al Juez competente respecto del último delito, salvo lo dispuesto en el Artículo 22º.

            La acumulación a que se refiere la norma tercera del Artículo 1º de la Ley Nº 10124, sólo podrá disponerse a solicitud del Ministerio Público y siempre que no haya oposición de reo en cárcel.(*)

(*) Haga click aquí para  ver detalles del Artículo.

CONC.: C. de P.P. 19, 21 al 28, 48 50; L.O.M.P. 91 inc. 3

 

Artículo 21º.-

Existe conexión:

1. Cuando se imputa a una persona la comisión de varios delitos, aunque cometidos en ocasión y lugar diferentes;

2. Cuando varios individuos aparecen responsables del mismo hecho punible como autores y cómplices;

3. Cuando varios individuos han cometido diversos delitos, aunque sea en tiempo y lugares distintos, si es que precedió concierto entre los culpables; y

4. Cuando unos delitos han sido cometidos para procurarse los medios de cometer los otros, o para facilitar o consumar su ejecución o para asegurar la impunidad.

CONC.: C.P.  5, 9, 23 a 27, 48, 50, 108 inc. 2

 

Artículo 22º.-

En todos los casos de conexión, el Tribunal Correccional de que dependan los jueces instructores, podrá  libremente señalar cuál de éstos es el que debe instruir el proceso. En caso de que los jueces instructores pertenezcan a Tribunales Correccionales diversos y haya duda sobre la gravedad de los delitos, la competencia se determinará en favor del juez instructor designado por el Tribunal Correccional que previno.

CONC.: C. de P.P.  20, 21, 23

 

Artículo 23º.-

Cuando un juez instructor tenga conocimiento de que otro de igual categoría comprende en la instrucción al mismo inculpado, o instruye sobre el mismo delito o sobre delitos conexos, sin perjuicio de seguir instruyendo, oficiará inmediatamente al otro juez instructor indicándole los motivos que ha tenido para avocarse la instrucción, dejando copia en autos.

CONC.: C.J.M. 349, 350, 362, 363, 365

 

Artículo 24º.-

Si el juez instructor que recibe el oficio encuentra que la instrucción no le corresponde, remitirá los actuados al juez instructor oficiante, haciéndole saber al inculpado, al Ministerio Público y a la parte civil, quienes pueden solicitar, si creen infundada la inhibición, que se eleve al Tribunal Correccional respectivo el oficio del juez instructor reclamante y, además, una exposición de las razones que haya tenido el juez instructor inhibido para desprenderse del conocimiento de la causa.

CONC.: C. de P.P. 28,58; C.J.M.  358, 359, 352, 353, 354

 

Artículo 25º.-

Si el juez instructor que recibe el requerimiento cree de su deber seguir conociendo en la causa, continuará la instrucción enviando de oficio al Tribunal Correccional el requerimiento y las explicaciones a que se refiere el artículo anterior.

CONC.: C. de P.P.  28

 

Artículo 26º.-

Cuando un juez tenga conocimiento de que el superior del mismo fuero conoce de los hechos que él instruye, se lo comunicará inmediatamente, consultándole si debe remitirle los actuados.

            Cuando el superior tenga conocimiento de que ante el inferior se sigue una instrucción cuyo juzgamiento le corresponde, pedirá de oficio o a petición del Ministerio Público, o del inculpado o de la parte civil, la remisión de los actuados.

 

Artículo 27º.-

Cuando el inculpado, el Ministerio Público o la parte civil decline de jurisdicción, y el juez instructor  encuentre fundada la declinatoria, remitirá los actuados al juez competente o, en caso contrario, sin suspender la instrucción, elevará al Tribunal Correccional la excepción propuesta y, además, un informe con las razones en que funda su jurisdicción.

CONC.: C. de P.P. 28, 158; C.J.M. 351

 

Artículo 28º.-

El Tribunal Correccional dirimirá la competencia o resolverá la excepción de jurisdicción sin más trámite que la audiencia al fiscal.  Si las copias remitidas se consideran insuficientes, puede el Tribunal, pedir por un breve término, la instrucción.

            De la resolución del Tribunal Correccional, en caso de competencia o declinatoria de jurisdicción, procede el recurso de nulidad.

            Cuando se entable competencia entre jurisdicciones de diverso fuero sobre el juzgamiento de un mismo delito o de delitos conexos, corresponde dirimirlas a los Tribunales Correccionales, si se trata de jueces instructores del mismo Distrito Judicial y a la Corte Suprema si se trata de jueces instructores de diverso Distrito Judicial o de competencias entabladas al mismo Tribunal Correccional.

CONC.: C. de P.P.  10 al 15, 19, 292; C.J.M. 361; Ley 26291 1 y ss.

 

 

TITULO II

 RECUSACION

 

Artículo 29º.-

Los jueces en el procedimiento penal pueden ser recusados por el inculpado o por la parte civil, en los casos siguientes:

 

1.                     Si resultan agraviados por el hecho punible;

2.                     Si han presenciado el acto delictuoso y les corresponde declarar como testigos;

3.                     Si son o han sido cónyuges, tutores o curadores del inculpado o agraviado;

4.                     Si son parientes consanguíneos hasta el cuarto grado, afines hasta el segundo, o adoptivos o espirituales con el inculpado o con el agraviado;

5.                     Si han sido parientes afines hasta el segundo grado, aunque se haya disuelto la sociedad conyugal que causó la afinidad;

6.                     Si son acreedores o deudores del inculpado o del agraviado; y,

7.                     Cuando hayan intervenido en la instrucción como jueces inferiores, o desempeñado el Ministerio Público, o intervenido como peritos o testigos, o por haber sido defensores del inculpado o del agraviado.

CONC.: C. de P.P. 54; C.P. 420; C.C. 238, 236, 237

 

Artículo 30º.-

Los jueces deberán inhibirse de oficio cuando ocurra cualquiera de las causas anteriores.

CONC.: C. de P.P.  29, 32

 

Artículo 31º.-

También podrá ser recusado un juez, aunque no concurran las causales indicadas en el artículo 29º, siempre que exista un motivo fundado para que pueda dudarse de su imparcialidad. Este motivo deberá ser explicado con la mayor claridad posible en el escrito de recusación, o al prestar el inculpado la primera declaración instructiva. En este último caso deberán escribirse textualmente las circunstancias alegadas por el declarante. Por igual motivo puede el Ministerio Público pedir al juez que se inhiba.

CONC.: C. de P.P.  29; L.O.M.P.  94 inc. 3

 

Artículo 32º.-

Si el juez instructor se inhibe, ya sea voluntariamente o a solicitud del Ministerio Público, o aceptando la recusación, dará conocimiento de ello al Ministerio Público, al inculpado y a la parte civil, y pasará los actuados al llamado por la ley, dando cuenta del hecho al Tribunal Correccional.

CONC.: C. de P.P.  36, 38, 58

 

Artículo 33º.-

Si el Ministerio Público, el inculpado o el agraviado no se conforma con la inhibición del juez, o si éste no acepta la recusación, se elevará inmediatamente al Tribunal Correccional el cuaderno separado que deberá formarse, conteniendo todo lo concerniente al incidente de recusación o inhibición así como el informe que sobre lo alegado emitirá el juez instructor y el Ministerio Público, cuando no sea éste quien hubiera solicitado la inhibición. El juez en su informe indicará el nombre de las personas que pueden hacerse cargo de la instrucción. El juez inhibido o recusado sólo podrá actuar, mientras esté pendiente el incidente de recusación, las diligencias enumeradas en el artículo siguiente.

CONC.: C. de P.P. 34, 68, 85, 86, 94, 123, 128, 146, 138, 160, 161, 170, 171; C.P. 135, 136, 137, 138, 143, 144

 

Artículo 34º.-

Dichas diligencias son las siguientes:

            La inspección por si mismo y con asistencia obligatoria de la persona que desempeña el Ministerio Público y de peritos, si fuera necesario, del lugar en que se cometió el delito; el reconocimiento e identificación de los efectos de éste; el recojo de las armas, instrumentos u objetos de cualquiera clase que tengan relación con el hecho que se investiga; la declaración instructiva antes de que se cumpla veinticuatro horas de la detención de la persona sindicada como responsable, con asistencia necesaria del defensor; la declaración de los testigos que deberá actuarse obligatoriamente en presencia de la persona que desempeña el Ministerio Público, siendo facultativa en estos casos la asistencia de la parte civil, a la que se citará con anticipación, y estando facultado el inculpado o su defensor para hacer a los testigos ofrecidos por la parte civil y por intermedio del juez las preguntas o pedir las aclaraciones cuya pertinencia calificará el juez, sentándose constancia en la misma acta de lo resuelto, en caso de formularse observaciones; y la presentación de los informes periciales, reservándose su ratificación y examen hasta que se resuelva el incidente de recusación.

            El juez podrá, asimismo, dictar la orden de detención definitiva o provisional, según e] caso, y decretar la medida de embargo sobre los bienes propios del inculpado que basten para asegurar prudencialmente el pago de la reparación civil a que haya lugar, mientras está pendiente el incidente de recusación. El juez no podrá conceder libertad al inculpado sino después de estar resuelto dicho incidente.

 

Artículo 35º.-

Como prueba de las causas de recusación, el inculpado o agraviado puede presentar la certificación escrita de una o más personas, con la firma legalizada ante escribano o juez de paz. El juez instructor y el Ministerio Público, en el informe que eleven al Tribunal, deberán emitir su opinión sobre la veracidad y condición de los firmantes.

CONC.:  C. de P.P.  53, 57

 

Artículo 36º.-

El Tribunal Correccional resolverá la cuestión sin más trámite que la audiencia del Ministerio Público,  dentro de tercero día.             Con la resolución del Tribunal Correccional queda terminado el incidente y no hay recurso de nulidad. No podrá renovarse la recusación por la misma causa; pero en cualquier estado de la instrucción puede proponerse por una causa nueva.

CONC.: C. de P.P.  29, 31;  L.O.M.P 91 inc. 2

 

Artículo 37º.-

La recusación contra los jueces de paz se interpondrá verbalmente ante él mismo y en presencia de dos testigos, extendiéndose en el acta los motivos que la fundamentan. Previo el procedimiento señalado en los artículos anteriores, el juez instructor, sin audiencia del Ministerio Público, resolverá la recusación dentro de tercero día. Contra esta resolución no procede recurso alguno.

CONC.:  C. de P.P.  29 y 31

 

Artículo 38º.-

Cuando a juicio del Tribunal Correccional no haya en el lugar en que debe abrirse o se sigue la instrucción, juez expedito, ya sea por motivo de recusación o inhibición, por duda sobre su imparcialidad, o por la gravedad o complicación del delito, podrá nombrar un juez instructor ad-hoc, pudiendo recaer este nombramiento en su Secretario o Relator, o en cualquier abogado. En estos casos, el Tribunal Correccional fijará el honorario que debe pagársele.

 

Artículo 39º.-

El abogado que siga una instrucción, en los casos del artículo anterior, tendrá un año de abono en su antigüedad como profesional, y el tiempo empleado en la instrucción se le contará en su hoja de servicios, cuando hubiere lugar.

 

Artículo 40º.-

La recusación contra uno de los miembros del Tribunal Correccional se interpondrá ante el mismo Tribunal hasta tres días antes del fijado para la audiencia.

            Al formularse la recusación deberán acompañarse las pruebas instrumentales que la sustentan, requisito sin el cual no será admitida. El incidente se tramitará por cuaderno separado corriéndose traslado por tres días al Magistrado recusado.

            Vencido este término, el Tribunal, previa Vista Fiscal, resolverá lo que corresponda. Si el Vocal conviene en la causal de recusación, el Tribunal, sin más trámite, expedirá resolución dentro de tercero día.

            Los Vocales sólo podrán inhibirse en los casos  expresamente señalados en el Artículo 29.

Contra la resolución del Tribunal procede el Recurso de Nulidad.(*)

(*) Haga click aquí para  ver detalles del Artículo.

CONC.:  C. de P.P.  29, 31, 90, 292 inc. 6

 

Artículo 41º.-

Los Miembros del Ministerio Público no pueden ser recusados; pero si deben excusarse en los casos en que procede la inhibición.(*)

(*) Haga click aquí para  ver detalles del Artículo.

 

 

TITULO III

MINISTERIO PUBLICO(*)

(*) Haga click aquí para  ver detalles del Título III.

 

Artículo 42º al  48º.- DEROGADOS (*)

(*) Haga click aquí para  ver detalles de los Artículos .

 

 

TITULO IV

JUEZ INSTRUCTOR

 

 

Artículo 49º.-

El juez instructor es el director de la instrucción. Le corresponde como tal la iniciativa en la organización y desarrollo de ella.

CONC.:  C. de P.P.  64, 72, 131, 133, 186, 189, 195, 201; C.P.P.  135, 136, 137, 138, 143, 144 y 145

 

Artículo 50º.- DEROGADO(*)

(*) Haga click aquí para  ver detalles del Artículo.

 

Artículo 51º.-

Cuando se siga instrucción por homicidio, siempre que el juez instructor llegue a identificar el cadáver, dictará mandato judicial para que se inscriba la defunción en el Registro Civil correspondiente.

            Si no se descubre el cadáver de la víctima, la orden para la inscripción de la defunción será expedida por el Presidente del Tribunal Correccional, después de dictarse el auto de archivamiento provisional  o la sentencia que establezca el delito.

 

Artículo 52º.-

El juez instructor puede impartir órdenes a la  Policía Judicial para la citación, comparecencia o detención de las personas; y requerir los servicios de los funcionarios, profesionales o técnicos que forman parte de ella, para las operaciones que sea necesario practicar.

CONC.:  C. de P.P.  59, 60 a 62, 64, 160, 194;  C.P.P. 242, 243, 244

 

Artículo 53º.-

El juez instructor, al término de la instrucción, emitirá un informe, en el que estudie el delito y la responsabilidad del inculpado. Informará, asimismo, en los incidentes que eleve al Tribunal Correccional.

            Se sujetará estrictamente a los plazos señalados en este Código y remitirá al Tribuna] Correccional los avisos de la actuación de las diligencias para las que la ley exige este requisito.

CONC.:  C. de P.P.  4, 5, 24, 33, 35, 88, 199, 202, 203, 206

 

 

TITULO V

PARTE CIVIL

 

 

Artículo 54º.-

El agraviado, sus ascendientes o descendientes, su cónyuge, sus parientes colaterales y afines dentro del segundo grado; sus padres o hijos adoptivos o su tutor o curador pueden constituirse en parte civil. La persona que no ejerza por sí sus derechos, será representada por sus personeros legales.

CONC.:  C. de P.P.  55 a 58, 75

 

Artículo 55º.-

El que solicita constituirse en parte civil puede formular su pedido verbalmente o por escrito ante el juez instructor. El pedido verbal se hará constar en acta especial.

            La resolución que corresponda la dictará el juez de inmediato. Procede apelación contra el auto que desestime la solicitud.

CONC.:  C. de P.P.  90

 

Artículo 56º.-

Pueden oponerse al auto que dicte el juez aceptando a la parte civil, el Ministerio Público y el inculpado por escrito fundamentado, dentro del término de tercero día de notificados.

            De la oposición se formará cuaderno aparte, y el auto del juez instructor que la resuelva, podrá ser apelado.

 

Artículo 57º.-

La parte civil puede ofrecer las pruebas que crea convenientes para esclarecer el delito. Puede, también, designar abogado para el juicio oral y, concurrir a la audiencia.

Su concurrencia será obligatoria cuando así lo acuerde el Tribunal Correccional.

CONC.:  C. de P.P.  27, 34, 160, 227, 231, 247, 251 a 253, 257, 259 a 263, 270, 272, 275, 276

 

Artículo 58º.-

La parte civil tiene personería para promover en la instrucción incidentes sobre cuestiones que afecten su derecho, e intervenir en los que hayan sido originados por el Ministerio Público o el inculpado. Al efecto se pondrá esos incidentes en su conocimiento y se le notificará la resolución que recaiga en ellos. Podrá ejercer los recursos de apelación y de nulidad en los casos en que este Código los concede.

CONC.:  C. de P.P.  4, 5, 27, 227, 292

 

 

TITULO VI

POLICÍA JUDICIAL

 

 

Artículo 59º.-

La Policía Judicial tiene la función de auxiliar a la administración de justicia, investigando los delitos y las faltas y descubriendo a los responsables, para ponerlos a disposición de los jueces, con los elementos de prueba y efectos de que se hubiesen incautado.

CONC.:  Const.  159 inc. 4, C de P.P.  52, 138, 171, 233, 240, 313, C.P.  L.O.M.P 94  y  95

 

Artículo 60º.-

Los miembros de la Policía Judicial que intervengan en la investigación de un delito o de una falta, enviarán a los Jueces Instructores o de Paz un atestado con todos los datos que hubiesen recogido, indicando especialmente las características físicas de los inculpados presentes o ausentes, apodo, ocupación, domicilio real, antecedentes y otros necesarios para la identificación, así como cuidarán de anexar las pericias que hubieren practicado.(*)

(*) Haga click aquí para  ver detalles del Artículo.

CONC.:  C. de P.P.  59, 62, 75

 

Artículo 61º.-

El atestado será autorizado por el funcionario que haya dirigido la investigación. Las personas que hubieran intervenido en las diversas diligencias llevadas a cabo, suscribirán las que les respecta. Si no supieran firmar, se les tomará su impresión digital.

            Los partes y atestados policiales y los formulados por órganos oficiales especializados, no requerirán de diligencia de ratificación.(*)

(*) Haga click aquí para  ver detalles del Artículo.

CONC.:  C. de P.P.  62

 

Artículo 62º.-

La investigación policial previa que se  hubiera llevado a cabo con intervención del Ministerio Público, constituye elemento probatorio que deberá ser apreciado en su oportunidad, por los Jueces y Tribunales, conforme a lo dispuesto en el artículo 283º del Código.(*)

(*) Haga click aquí para  ver detalles del Artículo.

CONC.:  C. de P.P.  60, 72

 

Artículo 63º.-

Tan pronto como se inicie la instrucción, la Policía Judicial pondrá a disposición del juez los detenidos y efectos relativos al delito, sin perjuicio de las diligencias que podrá seguir practicando para la mejor investigación de los hechos.

CONC.:  C. de P.P.  72, 77, 82, 85, 86

 

Artículo 64º.-

Los jueces instructores o de paz, los miembros del Ministerio Público y Tribunales Correccionales podrán ordenar directamente a los funcionarios de la Policía Judicial que practiquen las citaciones y detenciones necesarias para la comparecencia de los acusados, testigos y peritos, así como las diligencias propias de la naturaleza de aquella institución destinadas a la mejor investigación del delito y sus autores.

CONC.:  Const. 159 inc. 4; C. de P.P.  52, 59; C.P.P. 135 a 138, 143 a 145; C.P.  378

 

Artículo 65º.-

En los laboratorios y gabinetes de la Policía Judicial se realizarán los peritajes que las investigaciones exijan. Los profesionales que estén a cargo de ellos o formen parte de la institución, serán designados de preferencia con el carácter de peritos oficiales.

CONC.:  C. de P.P.  160, 161, 194

 

Artículo 66º.-

El Poder Ejecutivo, de acuerdo con las disposiciones de este Título, dictará el Reglamento correspondiente, a efecto de constituir y organizar la Policía Judicial y determinar sus atribuciones y deberes.

CONC.:  Const.  166, 168

 

 

TITULO VII

MINISTERIO DE DEFENSA

 

 

Artículo 67º.-

El Ministerio de Defensa está constituido por los abogados que en la etapa de la investigación policial, ante el Ministerio Público, ante los Juzgados de Paz, en los Juzgados de Instrucción, en los Tribunales Correccionales y ante la Corte Suprema, defienden de oficio a los denunciados, inculpados y acusados.

            En caso de impedimento del defensor lo reemplazará alguno de los nombrados por el Ministerio de Justicia o el que designe el Tribunal Correccional entre los suplentes del Ministerio de Defensa, nombrados anualmente por la Corte Superior. Estos serán encargados igualmente de la defensa de oficio cuando habiendo más de un reo las defensas sean incompatibles.(*)

(*) Haga click aquí para  ver detalles del Artículo.

CONC.:  Const.  139 inc. 14;  C. de P.P.  70, 210, 321; L.O.P.J. 299

 

Artículo 68º.-

Los defensores de oficio están obligados a intervenir y autorizar con su firma todas las diligencias previas a la acción penal, durante la instrucción y el juicio oral.(*)

(*) Haga click aquí para  ver detalles del Artículo.

CONC.:  L.O.P.J.  301

 

Artículo 69º.-

Los defensores de los acusados concurrirán a las audiencias y presentarán conclusiones escritas en todas las incidencias que se produzcan y de su defensa oral. Suscribirán y harán las observaciones que juzguen convenientes a las actas de los debates judiciales.

CONC.:  C. de P.P.  210, , 231, 237, 238, 251 a  253, 256, 277; L.O.P.J. 290 Y 301

 

Artículo 70º.-

Habrá un defensor de oficio rentado en cada Tribunal Correccional. Estos defensores serán nombrados por el Poder Ejecutivo y percibirán el haber que les señale la ley de presupuesto.

CONC.:  C. de P.P.  67; L.O.P.J. 300, 301

 

Artículo 71º.-

Los defensores de oficio que desempeñen el cargo en los Juzgados de Instrucción serán designados anualmente por la respectiva Corte Superior y los servicios que presten les serán de abono para los efectos de la ley número ocho mil cuatrocientos  treinticinco.

CONC.:  L.O.P.J  300; L.O.M.P 94 inc. 1; D.S. 023-83-JUS 1 y  ss.

 

 

LIBRO SEGUNDO

DE LA INSTRUCCION

 

TITULO I

PRINCIPIO DE LA INSTRUCCION

CITACION Y DETENCION DEL INCULPADO

 

 

Artículo 72º.-

La instrucción tiene por objeto reunir la prueba de la realización del delito, de las circunstancias en que se ha perpetrado, y de sus móviles; establecer la distinta participación que hayan tenido los autores y cómplices, en la ejecución o después de su realización, sea para borrar las huellas que sirven para su descubrimiento, para dar auxilio a los responsables o para aprovecharse en alguna forma de sus resultados.

            Las diligencias actuadas en la etapa policial con la intervención del Ministerio Público y las practicadas por el propio Fiscal Provincial, con asistencia del defensor, que no fueran cuestionadas, mantendrán su valor probatorio para los efectos del juzgamiento.

            En este caso, sólo se actuarán las diligencias que no pudieron lograrse en la investigación previa, las que se consideren indispensables por el Juez o el Ministerio Público o las que sean propuestas por el inculpado o la parte civil. (*)

(*) Haga click aquí para  ver detalles del Artículo.

CONC.:  C. de P.P.  49, 194, 196

 

Artículo 73º.-

La instrucción tiene carácter reservado. El defensor puede enterarse en el despacho del juez de las actuaciones a las que no haya asistido el inculpado, bastando para ello que lo solicite verbalmente en las horas útiles del despacho judicial. Sin embargo, el juez puede ordenar que una actuación se mantenga en reserva por un tiempo determinado cuando juzgue que su conocimiento puede entorpecer o dificultar en alguna forma el éxito de la investigación que lleva a cabo. En todo caso cesa la reserva cuando se ponga la instrucción a disposición del defensor durante tres días en el juzgado para que se informe de toda la instrucción, haya concurrido o no a las diligencias.

CONC.:  Const. 2 inc. 24 lit. g); C. de P.P.  68, 133, 134, 196, 204

 

Artículo 74º.-

La instrucción puede inciarse por el juez instructor de oficio, a solicitud del Ministerio Público, por denuncia del agraviado o sus parientes, o por querella en los casos fijados por este Código.(*)

(*) Haga click aquí para  ver detalles del Artículo.

CONC.:  Const. 159 inc. 5; C. de P.P.  2, 75, 302, 315; C.P. 124, 138, 158, 178, 240

 

Artículo 75º.-

La instrucción se inicia de oficio cuando en forma pública llegue a conocimiento del juez instructor la comisión inmediata de un delito que no requiere instancia previa o querella de la parte agraviada.

            En su caso, los agentes fiscales, autoridades políticas superiores o los miembros de la Policía Judicial, denunciarán el hecho por escrito ante el juez instructor.

            Cuando no se trata de delitos de comisión inmediata, la denuncia ante el juez instructor sólo puede hacerla el agraviado, sus ascendientes, descendientes, cónyuge, parientes colaterales dentro del cuarto grado y afines dentro del segundo, padres o hijos adoptivos, tutores o curadores.(*)

(*) Haga click aquí para  ver detalles del Artículo.

CONC.:  Const.  159 inc. 5; C. de P.P.  2, 60, 62, 198, 312, 315

 

Artículo 76º.-

La acción popular se concede solamente en los casos de delito de comisión inmediata y se ejercitará por escrito ante el Ministerio Público, quien solicitará del juez la apertura de instrucción cuando considere que el hecho es efectivo y constituye delito.

CONC.:  Const.  201 inc. 5; C. de P.P.  2

 

Artículo 77º.-

Recibida la denuncia, el Juez Instructor sólo abrirá la instrucción si considera que el hecho denunciado constituye delito, que se ha individualizado a su presunto autor y que la acción penal no ha prescrito. El auto contendrá en forma precisa, la motivación y fundamentos, y expresará la calificación de modo específico del delito o los delitos que se imputan al denunciado y la orden de que debe concurrir a que preste su instructiva.

            Tratándose de delitos perseguidos por acción privada, el Juez para calificar la denuncia podrá de oficio practicar diligencias previas dentro de los 10 primeros días de recibida la misma.

            Si considera que no procede la acción expedirá un auto de NO HA LUGAR. Asimismo, devolverá la denuncia si estima que le falta algún elemento de procebilidad expresamente señalado por la Ley. Contra estas Resoluciones procede recurso de apelación. El tribunal absolverá el grado dentro del plazo de tres días de recibido el dictamen fiscal, el que deberá ser emitido en igual plazo.

            En todos los casos el Juez deberá pronunciarse dentro de un plazo no mayor de 15 días de recibida la denuncia.(*)

(*) Haga click aquí para  ver detalles del Artículo.

CONC.:  Const.  2 inc. 24 lit. d), 93, 99, 100, 139. Inc. 5; C. de P.P.  4, 88, 313; C. P.P 136, 137, 143

 

Artículo 78º.-

Si el agente fiscal no solicitase del juez instructor que abra instrucción, a mérito de la denuncia presentada, podrá el denunciante recurrir al Fiscal, para que, si la considera fundada, ordene al inferior que haga la respectiva denuncia.

CONC.:  L.O.M.P.  13

 

Artículo 79º.- DEROGADO (*)

(*) Haga click aquí para  ver detalles del artículo.

 

Artículo 80º.- DEROGADO (*)

(*) Haga click aquí para  ver detalles del artículo.

 

Artículo 81º.- DEROGADO (*)

(*) Haga click aquí para  ver detalles del artículo.

 

Artículo 82º.-

Llevada a cabo la detención, el jefe del establecimiento donde ha sido trasladado el detenido, dará aviso inmediato por escrito al juez instructor, o, en su defecto, al Ministerio Público. En caso de no hacerlo dentro de las veinticuatro horas, será responsable por  detención arbitraria.

CONC.:  Const.  2 inc. 24 lit f), 201 inc. 1; C. de P.P.  81, 87

 

Artículo 83º.-

Contra la Resolución que disponga la comparecencia, procede el recurso de apelación del representante del Ministerio Público y de la parte civil, en un solo efecto, sin que este recurso suspenda la ex-carcelación si es que al formularse la denuncia se puso al inculpado a disposición del Juez en calidad de detenido.(*)

(*) Haga click aquí para  ver detalles del Artículo.

CONC.:  C.P.P. 143 a 145; L.O.M.P. 91,94 inciso 5, 95

 

Artículo 84º.-

Si durante la Instrucción resultaren pruebas de que el inculpado es reincidente, cometió el delito en concierto o banda o el delito se encuentra comprendido en los alcances del mandato de detención a que se refiere el Artículo 79º del C.P.P., modificado por el Artículo 1º de la presente Ley, el Juez, de oficio, a petición del Fiscal Provincial o del agraviado ordenará detención.(*)

(*) Haga click aquí para  ver detalles del Artículo.

CONC.:  C. P.P.  135

 

Artículo 85º.-

La declaración instructiva deberá ser tomada o cuando menos comenzada por el Juez Instructor, antes de que se cumplan veinticuatro horas de la detención.

CONC.:  C. de P.P.  122, 123, 124, 132, 134, 135, 136

 

Artículo 86º.-

Cuando pasadas cuarentiocho horas no se hubiese comenzado la declaración instructiva, el Jefe del establecimiento penal tendrá la obligación de llevar al detenido al despacho del juez instructor.

CONC.:  C. de P.P.  82, 87

 

Artículo 87º.-

El inculpado contra quien se ha dictado orden de detención deberá ser notificado dentro de las veinticuatro horas de expedida dicha orden. En caso contrario podrá quejarse ante el Tribunal por detención arbitraria. Si considera la queja fundada, el Tribunal podrá ordenar la libertad del inculpado o confiar la instrucción a otro Juez.

            El Tribunal, previo informe del Juez y sin otro trámite que la vista fiscal, resolverá lo conveniente.(*)

(*) Haga click aquí para  ver detalles del Artículo.

CONC.:  Const.  2 inc. 24 lit. f; C. de P.P.  81, 84; C.P.P. 135; C.P.  376, 377

 

Artículo 88º.-

El Juez Instructor deberá comunicar al Tribunal Correccional del que dependa, la apertura de la instrucción y la orden de detención y, en su caso, la de libertad.(*)

(*) Haga click aquí para  ver detalles del Artículo.

CONC.:  C. de P.P.  77, 84, 201;  C.P.P. 135

 

Artículo 89º.-

Cuando a mérito de las comunicaciones anteriores, o por informes o peticiones del agente fiscal, la parte civil, o de] inculpado, juzga el Tribunal inconveniente que la instrucción sea seguida por el juez instructor que la inició, puede encomendarla a otro juez o designar un juez ad-hoc. El Tribunal Correccional puede ordenar la detención del inculpado indebidamente puesto en libertad. Esta detención se considera definitiva, y sólo puede suspenderse en la forma establecida en los artículos ciento diez y siguientes.

CONC.:  C. de P.P.  13, 38, 110; C.P.P. 186

 

Artículo 90º.-

Todo incidente que requiera tramitación, se sustanciará por cuerda separada, sin interrumpir el curso del proceso principal. El término probatorio en estos casos será de ocho días. No se admitirán nuevas incidencias que se sustenten en los mismos hechos que fueron materia de una Resolución anterior, o que tuvieran el mismo objeto o finalidad que aquellos ya resueltos. Contra está Resolución procede recurso de apelación.

            No se correrá vista fiscal sino en los casos expresamente señalados por la Ley, lo que no impide al representante del Ministerio Público, formular recursos impugnatorios orientados a la correcta aplicación de la Ley.(*)

(*) Haga click aquí para  ver detalles del Artículo.

CONC.:  C. de P.P.  4, 5, 33, 58, 94, 130, 190, 271; C.P.P.  184

 

Artículo 91º.-

A todas las diligencias de la instrucción deberá citarse al Ministerio Público, su concurrencia es obligatoria. El inculpado y la parte civil asistirán a las diligencias que el instructor crea necesarias.(*)

(*) Haga click aquí para  ver detalles del Artículo.

CONC.:  C. de P.P.  34, 157; L.O.M.P. 14, 107

 

Artículo 92º.-

No hay día ni hora que no sea hábil para actuar las diligencias de la instrucción.

CONC.:  L.O.P.J.  126

 

Artículo 93º.-

Cuando un detenido fugue, el jefe del establecimiento penal pondrá el hecho inmediatamente en conocimiento del juez instructor, suministrándole los datos que sirvan para establecer las circunstancias de la evasión y las responsabilidades a que hubiera lugar.

CONC.:  C. de P.P.  210, 323; C.P.  413, 414

 

 

TITULO II

EMBARGO DE BIENES DEL INCULPADO  Y DE TERCEROS

 

Artículo 94º.-

Al momento de abrir instrucción o en cualquier  estado del proceso el juez, de oficio o a solicitud del Ministerio Público o de la parte civil, podrá ordenar se trabe embargo preventivo en los bienes del inculpado que sean bastantes para cubrir la reparación civil.

            En caso de ordenar la detención definitiva del inculpado, el juez dictará obligatoria e inmediatamente dicha medida.

            En ambos casos se formará el cuaderno respectivo.

            La apelación se tramitará después de ejecutada la medida precautoria.(*)

(*) Haga click aquí para  ver detalles del Artículo.

CONC.:  C. de P.P.  72, 77, 84, 90, 100, 102, C.P.P.  135; C.P.: 92 y ss.; C.P.C. 642; L.O.M.P. 95inc. 2

 

Artículo 95º.-

Con el auto de embargo se requerirá al inculpado para que señale bienes en que se efectúe aquella medida.

            No señalando bienes el inculpado, se procederá a trabar embargo en los que se sepa son de su propiedad.

CONC.:  C. de P.P.  94, 97

 

Artículo 96º.-

El inculpado podrá sustituir el embargo por caución o garantía real, que, a juicio del Ministerio Público, sea suficiente para cubrir su responsabilidad.

CONC.:  C. de P.P.  94, 102; C.P.C.  628

 

Artículo 97º.-

Los embargos que se ordenen para los fines a que se contrae este Titulo, se inscribirán en los Registros Públicos o en la entidad que corresponda.

            Estas inscripciones no están afectas al pago de derechos y se harán por el solo mérito de la Resolución judicial que ordena el embargo.(*)

(*) Haga click aquí para  ver detalles del Artículo.

CONC.:  C. de P.P.  94, 95; C.P.C. 656

 

Artículo 98º.-

El embargo podrá adoptar, también las formas de depósito, intervención o retención, según los casos. El deposito de dinero, alhajas o valores se hará  en el Banco de la Nación .(*)

(*) Haga click aquí para  ver detalles del Artículo.

CONC.:  C. P.C.  649, 657, 658, 661, 665

 

Artículo 99º.-

Las tercerías excluyentes de dominio o de preferencia de pago con motivo de un embargo trabado, se interpondrán ante el juez civil y se sustanciarán en la forma establecida por el Código de Procedimientos Civiles, citándose al inculpado, a la parte civil, y, en caso de que ésta no se hubiese apersonado, al Ministerio Público.

(*) Haga click aquí para  ver detalles del Artículo.

CONC.:  C. P.C.  100, 533 y ss.

 

Artículo 100º.-

Cuando la responsabilidad civil recaiga, además del inculpado, sobre terceras personas, el embargo se trabará en los bienes de éstas, si el inculpado no los tuviera, y se procederá en todo de conformidad con las disposiciones de este Título.

Las terceras personas que apareciesen como responsables civilmente, deberán ser citadas y tendrán derecho para intervenir en todas las diligencias que les afecten, a fin de ejercitar su defensa.

CONC.:  C. de P.P.  299 inc. 4,  278, 337, 338; C.P. 95; C.C.  1969, 1983

 

Artículo 101º.-

En todos los casos de quiebra del inculpado o de terceros responsables civilmente, el Ministerio Público tendrá personería para ejercitar las acciones tendientes a asegurar la preferencia que establece la Ley de la materia.

CONC.:  D.Leg.  845  1 y ss.

 

Artículo 102º.-

Declarada la irresponsabilidad del inculpado o de terceros, se procederá a levantar el embargo trabado en sus bienes y a cancelar la fianza así como las medidas precautorias que se hubiesen dictado.

CONC.:  C. de P.P.  221, 284, 301; C.P.C. 539

 

 

TITULO III

LIBERTAD PROVISIONAL

 

Artículo 103º.- DEROGADO (*)

(*) Haga click aquí para  ver detalles del Artículo.

 

Artículo 104º.-

En ningún caso procede la libertad provisional de los procesados por delitos en los que la ley lo prohibe.(*)

(*) Haga click aquí para  ver detalles del Artículo.

CONC.:  Ley  26630 2

 

Artículo 105º.-

También es improcedente la solicitud de libertad provisional que formulen los reincidentes, los habituales y los prófugos.(*)

(*) Haga click aquí para  ver detalles del Artículo.

CONC.:  C.P.P.  182

 

Artículo 106º.-

La libertad provisional podrá ser concedida por el juez. También la podrá conceder el Tribunal Correccional mientras no se haya iniciado el juicio oral.(*)

(*) Haga click aquí para  ver detalles del Artículo.

CONC.:  C. P.P.  184

 

Artículo 107º .- DEROGADO(*)

(*) Haga click aquí para  ver detalles del Artículo.

 

Artículo 108º .- DEROGADO(*)

(*) Haga click aquí para  ver detalles del Artículo.

 

Artículo 109º.-

El Juez Instructor tendrá en cuenta la condición personal del procesado y sus antecedentes para acceder o no a la solicitud.(*)

(*) Haga click aquí para  ver detalles del Artículo.

CONC.:  C. P.P.  182

 

Artículo 110º.- DEROGADO (*)

(*) Haga click aquí para  ver detalles del Artículo.

 

Artículo 111º.-

El Tribunal Correccional resolverá el incidente de libertad provisional previo dictamen del Ministerio Público.(*)

(*) Haga click aquí para  ver detalles del Artículo.

CONC.:  C. P.P.  186

 

Artículo 112º.-

Si otorgada libertad provisional, se dictara en otro proceso detención definitiva contra el procesado, el Juez comunicará la medida al que otorgó la libertad, para que la deje sin efecto.(*)

(*) Haga click aquí para  ver detalles del Artículo.

CONC.:  C. de P.P.  84; C.P.P. 182

 

Artículo 113º.-

La libertad del procesado se llevará a cabo aún cuando la parte civil interponga apelación contra el auto que la concede.(*)

(*) Haga click aquí para  ver detalles del Artículo.

CONC.:  C. de P.P.  54 y 57 C.P.P. 186

 

Artículo 114º.- DEROGADO (*)

(*) Haga click aquí para  ver detalles del Artículo.

 

Artículo 115º.-

El encausado comparecerá cuantas veces lo solicite el Juez, bajo apercibimiento de hacerse efectiva la detención, si no concurre a la citación.(*)

(*) Haga click aquí para  ver detalles del Artículo.

CONC.:  C. de P.P.  200; C.P.P. 135, 186, 187

 

Artículo 116º.-

El Tribunal Correccional resolverá el incidente de libertad provisional previo dictamen del Ministerio Público y con citación del inculpado.

            Si el Tribunal Correccional desaprueba el procedimiento del juez instructor, puede retirarle la instrucción, confiándola al funcionario expedito o a un juez ad hoc, si fuera necesario.

CONC.:  C. de P.P.  38 111

 

Artículo 117º.-

La suma cobrada por caución o por fianza servirá para resarcir los daños a la parte agraviada, en caso de condena. El exceso que quedare o el íntegro, si no hay lugar a indemnización civil, se remitirá al Consejo Local de Patronato, para los efectos del artículo 404º del Código Penal.(*)

(*) Haga click aquí para  ver detalles del Artículo.

 

CONC.:  C. P.P.  187

 

Artículo 118º.-

El inculpado beneficiado con la libertad provisional estará obligado a comparecer ante el juez o  ante la autoridad política en las oportunidades que fijará el auto concesorio de ese beneficio. Asimismo deberá residir en el lugar de la instrucción y no podrá cambiar de habitación sin comunicarlo previamente al juez por escrito. Si el inculpado infringiera cualquiera de estas normas, el juez podrá ordenar su recaptura.

CONC.:  C. de P.P.  109; 114; C.P.P. 186, 187

 

Artículo 119º.-

Los autos resolutivos de las cuestiones previstas en este Título son apelables en ambos efectos, por el Ministerio Público, parte civil o por el inculpado.

No procede respecto de ellos el recurso de nulidad.

CONC.:  C. de P.P.  57; L.O.M.P. 94 Inc. 5

 

Artículo 120º.-

Las fianzas y sus respectivas cancelaciones se inscribirán en un Registro especial que se llevará en los Tribunales Correccionales por su Secretario.  Para los efectos del Registro, los jueces instructores comunicarán al Tribunal Correccional de que dependen la constitución de las fianzas y la cancelación de ellas.

CONC.:  C. P.P.  188

 

 

TITULO IV

DE LA INSTRUCTIVA

 

Artículo 121º.-

Antes de tomar la declaración instructiva, el juez instructor hará presente al inculpado que tiene derecho a que lo asista un defensor y que si no lo designa será nombrado de oficio. Si el inculpado conviene en esto último, el juez instructor hará la designación de abogado o, a falta de este, de persona honorable. Pero si el inculpado no acepta tener defensor se dejará constancia en autos de su negativa, cuya diligencia deberá suscribir. Si no sabe leer y escribir, o es menor de edad, el juez le nombrará defensor indefectiblemente.

CONC.:  Const. 139 inc. 14; C. de P.P.  67, 68, 85, 88, 122, 124 a 126, 129, 132, 134; L.O.M.P.  10, 94 inc. 1

 

Artículo 122º.-

La declaración instructiva se tomará por el Juez con la concurrencia del defensor, de un intérprete, si el inculpado no entiende o no habla bien el idioma castellano, del representante del Ministerio Público, quien podrá interrogar al inculpado, y del Secretario del Juzgado. Queda prohibida la intervención de toda otra persona.(*)

(*) Haga click aquí para  ver detalles del Artículo.

CONC.:  Const. 2 inc. 19; C. de P.P.  85, 125, 132; L.O.M.P. 94 inciso 4

 

Artículo 123º.-

Solamente en caso de urgencia o en que esté para  vencerse el plazo de veinticuatro horas, puede el juez instructor comenzar el examen del inculpado, sin la presencia del defensor. En tal caso, la instructiva no se cerrará hasta que éste concurra.

            El juez instructor reemplazará inmediatamente al defensor que falte a las citaciones y le impondrá una multa hasta de doscientos soles.

CONC.:  C. de P.P.  71, 85, 86, 124, 125, 126, 132

 

Artículo 124º.-

El juez instructor preguntará al inculpado su nombre, apellidos paterno y materno, nacionalidad, domicilio, edad, estado civil, profesión, si tiene hijos y el número de ellos, si ha sido antes procesado o condenado y los demás datos que juzgue útiles a la identificación de su persona y al esclarecimiento de las circunstancias en que se hallaba cuando se cometió el delito. Lo invitará en seguida a que exprese dónde, en compañía de quiénes y en que ocupación se hallaba el día y hora en que se cometió el delito y todo cuanto sepa respecto al hecho o hechos que se le imputan y sus relaciones con los agraviados.

CONC.:  Const. 2 inciso 24 lit. h);C. de P.P.  125 a 127, 132, 244

 

Artículo 125º.-

Las preguntas hechas al inculpado no serán oscuras, ambiguas ni capciosas. Se seguirá, en cuanto sea posible, el orden cronológico de los hechos. Tendrán como objetivo hacer conocer al inculpado los cargos que se le imputan, a fin de que pueda destruirlos o esclarecerlos. Si el inculpado invoca hechos o pruebas en su defensa, ellos serán verificados en el plazo más breve.

CONC.:  C. de P.P.  124, 126, 127, 132

 

Artículo 126º.-

Si el juez instructor formula preguntas que no están de acuerdo con lo preceptuado en los artículos anteriores, puede el defensor aclararlas u observarlas, haciendo constar el hecho.

CONC.:  C. de P.P.  68, 125, 129

 

Artículo 127º.-

Si el inculpado se niega a contestar alguna de las preguntas, el juez instructor las repetirá aclarándolas en lo posible, y si aquél se mantiene en silencio, se dejará constancia en la diligencia. El juez le manifestará que su silencio puede ser tomado como indicio de culpabilidad.

CONC.:  C. de P.P.  125, 126, 245

 

Artículo 128º.-

Los objetos que se consideren medios de comprobación del delito, se presentarán al inculpado para que los reconozca.

CONC.:  C. de P.P.  170, 171, 188, 240

 

Artículo 129º.-

Las respuestas del inculpado las dictará el juez instructor al escribano, advirtiendo antes a aquél y a su  defensor, que tienen facultad de hacer las rectificaciones que juzguen necesarias. Cuando el inculpado solicite dictar sus respuestas y el juez crea que tiene capacidad para ello, accederá al pedido. El inculpado puede leer por sí mismo su declaración, o pedir que lo haga su defensor.

CONC.:  C. de P.P.  68, 122, 126

 

Artículo 130º.-

El Ministerio Público o el inculpado puede pedir una confrontación con los testigos que designe y que ya hayan prestado su declaración. El juez instructor ordenará la confrontación, salvo que existiesen fundados motivos para denegarla.

            En caso de denegatoria, se hará constar los motivos, elevando copia del decreto al Tribunal. El inculpado puede solicitar que se agregue a esta copia el informe que presente. En este caso, el Tribunal Correccional resolverá si se realiza o no la confrontación. La confrontación entre inculpados no puede ser denegada por el juez, si el Ministerio Público o uno de ellos la solicita.

CONC.:  C. de P.P.  131, 155

 

Artículo 131º.-

El juez instructor podrá, de oficio, ordenar la confrontación del inculpado con uno o más de los testigos.

CONC.:  C. de P.P.  49, 130, 155

 

Artículo 132º.-

Se prohíbe en lo absoluto el empleo de promesas, amenazas u otros medios de coacción, aunque sean simplemente morales. El Juez instructor deberá exhortar al inculpado para que diga la verdad; pero no podrá exigirle juramento, ni promesa de honor.

 

Artículo 133º.-

El juez instructor, cuando fuere indispensable para los fines investigatorios, mantendrá en incomunicación al inculpado, aún después de prestada la instructiva, sin que pueda prolongarse esa medida por más de diez días.

            La incomunicación no impide las conferencias entre el inculpado y su defensor, en presencia del juez instructor, quien podrá denegarlas si las juzga inconvenientes.

            El juez instructor dará aviso de la incomunicación al Tribunal Correccional y expresará las razones que haya tenido para ordenarla.

CONC.:  Const 2 inc. 24 lit. g), 139 inc. 14; C. de P.P.  73, 134

 

Artículo 134º.-

El defensor prestará juramento o promesa de honor, a su elección, de guardar absoluta reserva sobre la declaración instructiva y los incidentes de la instrucción que le sean comunicados conforme a este Código. En caso de incomunicación, deberá prometer o jurar no llevar mensaje de ninguna especie entre el inculpado o cualquier otra persona, aunque sea de su familia. El secreto a que está obligado, dura solamente hasta que termine la instrucción.

            Igualmente, se tomará juramento o promesa de honor al intérprete de que desempeñará fielmente el cargo y que guardará el secreto de la instructiva.

CONC.:  C. de P.P.  68, 73, 133, 152

 

Artículo 135º.-

En caso de ser la declaración instructiva demasiado extensa, puede continuar en diferentes días; pero necesariamente deberá concluirse antes del décimo. En el curso de la instrucción el juez instructor puede examinar al inculpado cuantas veces lo crea conveniente, observando siempre las reglas prescritas en este Título.

CONC.:  C. de P.P.  85, 92, 122; L.O.P.J. 126

 

Artículo 136º.-

La confesión del inculpado corroborada con prueba, releva al Juez de practicar las diligencias que no sean indispensables, pudiendo dar por concluida la investigación siempre que con ello no se perjudique a otros inculpados o que no pretenda la impunidad para otro, respecto del cual existen sospechas de culpabilidad.

            La confesión sincera debidamente comprobada puede ser considerada para rebajar la pena del confeso a límites inferiores al mínimo legal.(*)

(*) Haga click aquí para  ver detalles del Artículo.

CONC.:  C. de P.P.  72, 196

 

Artículo 137º.-

La instructiva debe ser firmada por el juez instructor, el inculpado, el defensor, el intérprete, si lo hubiere, y el actuario. Si el instruyente no sabe firmar, se le tomará su impresión digital.

CONC.:  C. de P.P.  68, 122, 129, 159, 291

 

 

TITULO V

TESTIGOS

 

 

Artículo 138º.-

El juez instructor citará como testigos:

         A las personas señaladas en la denuncia del Ministerio Público, o de la parte agraviada, o en el atestado policial,  como conocedores del delito o de las circunstancias que precedieron, acompañaron o siguieron a su comisión;

         A las personas que el inculpado designe como útiles a su defensa, así como a las que especialmente ofrezca con el objeto de demostrar su probidad y buena conducta.

 

            El número de los testigos comprendidos en estos dos incisos será limitado por el juez, según su criterio, al necesario para esclarecer los hechos que crea indispensables. El juez. además, deberá citar a todas las personas que suponga pueden suministrar datos útiles para la instrucción.

CONC.:  C. de P.P.  60, 139 a 142, 156

 

Artículo 139º.-

El juez señalará día y hora para la comparecencia del testigo, bajo apercibimiento de ser conducido por la fuerza publica.

CONC.:  C. de P.P.  64, 92, 242; C.P. 371; L.O.P.J. 126

 

Artículo 140º.-

Si la persona citada como testigo fuese empleado público o militar en servicio, el juez instructor, además de la citación directa, avisará por oficio al superior el hecho de la citación, con el fin de que ordene la comparecencia. El testigo no puede excusarse con la falta de esta orden para librarse de las responsabilidades en que incurre por efecto de su omisión. Si el testigo omiso es un soldado, estas responsabilidades recaerán sobre el superior que no ordenó la comparecencia.

CONC.:  C. de P.P. 138; C.P. 371

 

Artículo 141º.-

No podrán ser obligados a declarar:

         Los eclesiásticos, abogados, médicos. notarios y  obstetrices, respecto de los secretos que se les hubiera confiado en el ejercicio de su profesión;

         El cónyuge del inculpado, sus ascendientes, descendientes, hermanos y hermanos políticos;

Las personas comprendidas en estos incisos serán advertidas del derecho que les asiste para rehusar la declaración, en todo o en parte.

CONC.:  C. de P.P.  142, 149

 

Artículo 142º.-

Antes de recibir la declaración de un testigo, el juez instructor le preguntará si profesa o no una religión; en el primer caso, le exigirá juramento, y en el segundo, promesa de honor de decir la verdad. No se exigirá prestación de juramento ni promesa cuando declaren:

         Los testigos comprendidos en el artículo anterior;

         Los menores de dieciocho años y personas a quienes, por falta de desarrollo o por decadencia mental, se les consideren en un estado intelectual inferior al normal. El Juez explicará a todo testigo que incurre en responsabilidad penal si falta a la verdad.

CONC.:  C. de P.P.  144; C.P. 409

 

Artículo 143º.-

La declaración preventiva de la parte agraviada es facultativa, salvo mandato del Juez, o solicitud del Ministerio Público o del encausado, caso en el cual será examinada en la misma forma que los testigos.

            En los casos de violencia sexual en agravio de niños o adolescentes la declaración de la víctima será la que rinda ante el Fiscal de Familia, con arreglo a lo dispuesto en el Código de los Niños y Adolescentes, salvo mandato contrario del Juez.

            La confrontación entre el presunto autor y la víctima procederá si es que ésta fuese mayor de 14 años de edad. En el caso que la víctima fuese menor de 14 años de edad, la confrontación con el presunto autor procederá también a solicitud de la víctima.(*)

(*) Haga click aquí para ver detalles del artículo

CONC.:  C. de P.P.  145

 

Artículo 144º.-

Los sordomudos que sepan escribir, prestarán juramento o promesa y declaración por escrito. Los que no sepan, lo harán por signos siempre que éstos revelen hechos de fácil percepción y comprensibles a juicio del juez.

CONC.:  C. de P.P.  159, 248

 

Artículo 145º.-

Los testigos serán preguntados por su nombre, apellidos, nacionalidad, edad, religión, estado civil, domicilio, sus relaciones con el inculpado, con la parte agraviada o con cualquier persona interesada en el proceso, y se les invitará a expresar ordenadamente los hechos que el juez instructor considere pertinentes, procurando, por medio de preguntas oportunas y observaciones precisas, que la declaración sea completa; que las contradicciones queden esclarecidas y que dé explicación de  las afirmaciones o negaciones que se hagan.

CONC.:  C. de P.P.  142, 156, 159

 

Artículo 146º.-

Cuando se trate de que un testigo reconozca a una persona o cosa, deberá describirla previamente, después, le será presentada, procurando que se restablezcan las condiciones en que la persona o cosa se hallaba cuando se realizó el hecho. Asimismo, se podrá reconstruir la escena del delito o sus circunstancias, cuando el Juez Instructor lo juzgue necesario, para precisar la declaración de algún testigo, del agraviado o del inculpado.

            En ningún caso, se ordenará la concurrencia del niño o adolescente agraviado en casos de violencia sexual para efectos de la reconstrucción.(*)

(*) Haga click aquí para ver detalles del artículo

CONC.:  C. de P.P.  128, 170, 171, 188, 240

 

Artículo 147º.-

Los testigos enfermos o imposibilitados de comparecer, serán examinados por el Juez instructor en sus domicilios. En caso de peligro de muerte, el testigo será examinado inmediatamente.

CONC.:  C. de P.P.  142, 145

 

Artículo 148º.-

El Presidente de la República, los Senadores y Diputados, los Ministros de Estado, los Magistrados de la Corte Suprema y Cortes Superiores, el Fiscal de la Nación y Fiscales ante la Corte Suprema y las Cortes Superiores, los miembros del Tribunal de Garantías Constitucionales, del Consejo Nacional de la Magistratura y del Consejo Supremo de Justicia Militar, los Arzobispos y Obispos, declararán, a su elección, en su domicilio o en el local de su Despacho.(*)

(*) Haga click aquí para  ver detalles del Artículo.

CONC.:  C. de P.P.  142, 145

 

Artículo 149º.-

A los Agentes Diplomáticos acreditados en el Perú se les recibirá su declaración, estando llanos a prestarla, mediante informe, a cuyo efecto se les enviará, por conducto del Ministerio de Relaciones Exteriores, copia del interrogatorio.

CONC.:  C. de P.C.  142, 145

 

Artículo 150º.-

El examen de los testigos residentes en otra provincia, se hará mediante exhorto al juez del lugar, explicándose en el despacho los hechos que deben ser averiguados. Para la declaración de los testigos residentes en los distritos de la misma provincia, el exhorto se librará a los jueces de paz, cuando el instructor juzgue que no es indispensable la concurrencia personal de los testigos. Estos despachos son reservados y no pueden ser comunicados por el juez que los recibe a persona alguna, antes de ser evacuada la declaración, bajo responsabilidad. Siempre que exista comunicación por ferrocarril u otro medio rápido de transporte, el juez instructor ordenará la concurrencia personal de los testigos que juzgue importantes.

CONC.:  L.O.P.J.  156 y ss

 

Artículo 151º.-

En casos urgentes, la comisión para examinar a los testigos puede darse por medio de telégrafo, teléfono o radio. Por estos mismos medios pueden transmitirse los datos importantes que resulten de una declaración, siempre que el juez instructor lo solicite; sin perjuicio de que la declaración en forma se haga constar por escrito, con arreglo a las prescripciones establecidas en este Código.

CONC.:  L.O.P.J. 167

 

Artículo 152º.-.

Si el testigo ignora la lengua castellana, se recurrirá a un intérprete; pero en los actuados constarán las declaraciones en ambos idiomas. El intérprete prestará juramento o promesa de honor de desempeñar lealmente el cargo.

CONC.:  C. de P.P.  143, 144, 258; C.P. 409

 

Artículo 153º.-

Los testigos cuyas declaraciones, a juicio del juez instructor, sean de capital importancia, serán advertidos de que, si el Tribunal Correccional lo juzga necesario, deberán concurrir al juicio oral.

CONC.:  C. de P.P.  229 inc. 3, 236, 238 y 239

 

Artículo 154º.-

El juez instructor advertirá a los testigos a quienes indique que deben concurrir a los debates orales, que tienen derecho para solicitar una indemnización. Si alguno la solicita, el juez fijará su monto, atendiendo a la ocupación habitual del testigo. La indicación del juez instructor y la indemnización fijada, se hará constar en la declaración.

CONC.:  C. de P.P.  153, 232

 

Artículo 155º.-

Los testigos serán examinados separadamente. Se prohíbe las confrontaciones o careos entre testigos, lo que no obsta para que los intertogatorios se dirijan en el sentido de aclarar las contradicciones que resulten de una declaración con las referencias o versiones recogidas anteriormente.

CONC.:  C. de P.P. 130, 248, 256

 

Artículo 156º.-

El juez instructor comunicará personalmente al inculpado o a su defensor el nombre de los testigos antes de que declaren, a fin de que puedan hacer observaciones respecto de su capacidad o imparcialidad. Las respuestas que den se harán constar expresamente.

            En caso de tachas a los testigos, el juez instructor preguntará la manera cómo pueden comprobarse los hechos en que se funda la tacha y hará de oficio las investigaciones necesarias para esa comprobación.

            La tacha no impide que se reciba la declaración del  testigo.

CONC.:  C. de P.P.  238, 254

 

Artículo 157º.-

El inculpado por sí mismo, o por medio de su defensor, puede solicitar del juez instructor que se le conceda presenciar la declaración de todos o algunos de los testigos. El Juez accederá a esta petición respecto de los testigos que no puedan ser influidos por la presencia del inculpado, y cuando crea que esa confrontación no afecta al descubrimiento de la verdad.

CONC.:  C. de P.P. 34, 156

 

Artículo 158º.-

Cuando el inculpado concurra a la declaración de un testigo, lo hará con su defensor y podrá solicitar del juez instructor que éste haga determinadas preguntas. El juez podrá acceder o negarse, según su criterio. En caso de negativa, dejará constancia de las preguntas.

CONC.:  C. de P.P.  38

 

Artículo 159º.-

En toda declaración deberán constar con entera fidelidad las preguntas y respuestas.

            El declarante debe responder oralmente, sin auxiliarse de escrito ni documento alguno.

            Extendida la declaración se le dará lectura para que el testigo exprese su conformidad. Sin embargo, el testigo podrá leer por si mismo la diligencia cuando lo solicite. El juez y los concurrentes a la diligencia firmarán el acta. Si el testigo no sabe firmar, se le tomará su impresión digital.

CONC.:  C. de P.P.  129, 143, 144, 145

 

 

TITULO VI

PERITOS

 

 

Artículo 160º.-

El juez instructor nombrará peritos, cuando en la instrucción sea necesario conocer o apreciar algún hecho importante que requiera conocimientos especiales. Este nombramiento se comunicará al inculpado, al Ministerio Público y a la parte civil.

CONC.:  C. de P.P.  58, 65, 161, 164, 165, 189, 194; C.P.P. 240, 242 a 244

 

Artículo 161º.-

Los peritos serán dos, y el juez instructor deberá nombrar de preferencia a especialistas donde los hubiere, y,  entre éstos, a quienes se hallen sirviendo al Estado. A falta de profesionales nombrará a persona de reconocida honorabilidad y competencia en la materia.

            Si el juez instructor designa peritos que no estén al servicio del Estado, en el mismo auto les fijará honorario.

CONC.:  C. de P.P.  65, 189,  232, 237, 238, 241, 242

 

Artículo 162º.-

En el mismo decreto en que se nombre peritos deberá determinarse el plazo en que han de presentar su dictamen, cuidándose de que este plazo sea suficiente.

CONC.:  C. de P.P.  160

 

Artículo 163º.-

Los peritos que retarden el dictamen serán compelidos a emitirlo dentro de cuarentiocho horas.

CONC.:  C. de P.P.  162, 230; C.P.  371

 

Artículo 164º.-

Los peritos pueden excusarse por las mismas causas que permiten a los testigos negarse a prestar declaración.

CONC.:  C. de P.P.  141

 

Artículo 165º.-

El inculpado puede tachar a los peritos por las mismas causas que a los testigos. El juez investigará los hechos en que se funde la tacha. Si ésta resulta comprobada, nombrará otros peritos.

La tacha no impide la presentación del dictamen.

            El inculpado y la parte civil pueden nombrar, por su cuenta, un perito, cuyo dictamen se añadirá a la instrucción.

CONC.:  C. de P.P.  156, 232, 237, 238

 

Artículo 166º.-

Si las circunstancias exigen un inmediato reconocimiento por temor de que se borren las huellas del delito, el juez instructor podrá ordenar que lo practiquen uno o dos peritos. En este caso, no es necesario citación  alguna, y la operación deberá practicarse dentro de las veinticuatro horas. El dictamen emitido en esta forma podrá ser sometido al estudio o de otros peritos, designados conforme a los artículos anteriores, los cuales a su vez, reconocerán, en cuanto sea posible, las cosas que fueron materia del primer dictamen. Para el examen que debe seguir a la entrega de los informes, serán también citados los peritos que hicieron el primer reconocimiento.

CONC.:  C. de P.P.  34, 49, 162

 

Artículo 167º.-

Los peritos entregarán, personalmente, sus dictámenes al juez instructor, quien, en ese mismo acto, les tomará juramento o promesa de decir la verdad y los examinará como si fuesen testigos, preguntándoles si ellos son autores del dictamen que presentan, si han procedido imparcialmente en el examen y en la información que suscriben, y todas las circunstancias que juzgue necesario aclarar y que se deriven ya de los hechos que se conocen por la instrucción ya de los que resulten de los dictámenes. Si hubiera contradicción en los dictámenes, el juez abrirá un debate, en que cada uno de los peritos exponga los motivos que tiene para opinar como lo hace, debiendo el juez exigirles que redacten, en síntesis, los argumentos expuestos. Los peritos no pueden negarse a dar las explicaciones que el juez les pida. Deberán llevarse a esta diligencia las personas o cosas materia del dictamen pericial, siempre que sea posible.

CONC.:  C. de P.P.  34, 142, 168

 

Artículo 168º.-

El examen de los peritos es obligatorio para el juez instructor. A la diligencia podrán concurrir el inculpado, su defensor, el Ministerio Público y la parte civil. Cualquiera de ellos puede solicitar del juez instructor que exija la aclaración de algún punto.

CONC.:  C. de P.P.  91; L.O.M.P. 94 inc. 4

 

Artículo 169º.-

En los dictámenes que se emitan sobre reconocimientos especiales, se observarán las reglas dictadas en el título respectivo.

CONC.:  C. de P.P.  170, 172; C.P.P. 239 a 245

 

 

TITULO VII

DILIGENCIAS ESPECIALES

 

 

Artículo 170º.-

Cuando el delito que se persiga haya dejado vestigios o pruebas materiales de su perpetración, el juez instructor o el que haga sus veces, los recojerá y conservará para el juicio oral, si fuere posible, procediendo al efecto a la inspección ocular y a la descripción de todo aquello que pueda tener relación con la existencia y naturaleza del hecho.

            A este fin hará consignar en los autos la descripción del lugar del delito, el sitio y estado en que se hallen los objetos que en él se encuentren, los accidentes del terreno o situación de las habitaciones y todos los demás detalles que puedan utilizarse, tanto para la acusación como para la defensa.

            Cuando fuere conveniente para mayor claridad o comprobación de los hechos, se levantará el plano del lugar suficientemente detallado, o se hará el retrato de las personas que hubiesen sido objeto del delito, o la copia o diseño de los efectos o instrumentos del mismo que se hubiesen hallado.

CONC.:  C. de P.P.  34, 49, 52, 91, 128, 146, 233, 240

 

 

Artículo 171º.-

Los instrumentos, armas y efectos que se recojan se sellarán, si fuere posible, acordando su retención y conservación. Las diligencias a que ésto diere lugar se firmarán por la persona en cuyo poder se hubiesen hallado, y en su defecto por dos testigos.

            Si los objetos no pudieren por su naturaleza conservarse en su forma primitiva, el juez resolverá lo que estime más conveniente para conservarlos del mejor modo posible.

CONC.:  C. de P.P.  128, 146, 188, 240

 

Artículo 172º, 173º, 174º, 175º.- DEROGADOS (*)

(*) Haga click aquí para  ver detalles de los Artículos.

 

Artículo 176º y 177º.- DEROGADOS (*)

(*) Haga click aquí para  ver detalles de los Artículos.

 

Artículo 178º.-

Si el delito ha sido denunciado o se descubre después de la inhumación, el juez instructor ordenará la exhumación y llevará a cabo el reconocimiento y las diligencias indicadas en los artículos anteriores, en cuanto sea posible.

 

Artículo 179º.-

La autopsia deberá comprender siempre la apertura de las cavidades craneal, pectoral y abdominal. También se extenderá, en los casos necesarios, a juicio del juez instructor y siempre que sea practicable, a la cavidad raquídea y cualesquiera órganos que deberán examinarse detallada y metódicamente, conforme a las indicaciones científicas. Cuando se trata de la autopsia de un recién nacido, se examinará si ha vivido después o durante el nacimiento, si había llegado al completo desarrollo, y si nació en condiciones de viabilidad.

 

Artículo 180º.- DEROGADO (*)

(*) Haga click aquí para  ver detalles del Artículo.

 

Artículo 181º.- DEROGADO(*)

(*) Haga click aquí para  ver detalles del Artículo.

 

Artículo 182º.- DEROGADO(*)

(*) Haga click aquí para  ver detalles del Artículo.

 

Artículo 183º.- DEROGADO(*)

(*) Haga click aquí para  ver detalles del Artículo.

 

Artículo 184º.-

La exhibición o entrega de un legajo o escritos conservados en un archivo oficial, deberá ser hecha por el Jefe de la oficina; pero en caso que éste declare que contiene secretos oficiales, se requiere la autorización del Ministerio del Ramo, quien puede negar los documentos que contengan secretos militares o diplomáticos, limitándose en este caso a dar copia de la parte del documento que pueda interesar a la justicia. Si el juez instructor lo considera necesario, en delitos graves, puede tomar la correspondencia del inculpado, ya sea que se halle en las oficinas de Correos o Telégrafos, o en poder de las personas que la hayan recibido y guardar aquélla que se relacione con los hechos de la instrucción.

CONC.:  Const. 2 inc. 10, C.P. 161

 

Artículo 185º.-

La parte de las cartas o telegramas retenidos, que pueda comunicarse sin perjuicio de la instrucción, será transcrita a los destinatarios, previa orden judicial.

CONC.:  C.P. 164

 

Artículo 186º.-

Las pesquisas en las oficinas públicas y en los cuarteles militares o de policía, clubs sociales, conventos y colegios y en los lugares a cargo de una autoridad, deberán ser facilitadas por el superior inmediato que se encuentre en ellos, ante el simple requerimiento del juez instructor, so pena de considerarlos como responsables por delito contra la administración de justicia.

CONC.:  C. P. 368, 404, 405

 

Artículo 187º.-

Sólo el juez instructor puede leer los papeles de la persona objeto del registro, separando los que considere necesarios para la instrucción, los cuales serán comunicados al agente fiscal.

CONC.:  Const. 2 inc. 10; C. de P.P 184, 185

 

Artículo 188º.-

Los objetos materia del delito podrán ser devueltos a su dueño, dejándose constancia en autos.

CONC.:  C. de P.P.  128, 146, 179, 240

 

Artículo 189º.-

Cuando hubiere sospechas de que el inculpado sufre de enajenación mental o de otros estados patológicos que pudieran alterar o modificar su responsabilidad, el juez instructor, de oficio o a petición del defensor o del agente fiscal, mandará reconocerlo por dos peritos psiquiatras. El defensor o el agente fiscal puede también nombrar un perito.

            El juez instructor hará concurrir al inculpado al examen de los peritos.

CONC.:  C. de P.P.  160,  a 168, 190, 195; C.P. 20 inc. 1

 

Artículo 190º.-

Si el juez instructor, apreciando las conclusiones del peritaje mental, adquiere la convicción de que el inculpado no es enajenado o de que pasa sólo por una perturbación de su conciencia, que no excluye la responsabilidad aunque la atenúe, declarará, en la misma audiencia, que continúa la instrucción. En este caso, se elevará de oficio el incidente al Tribunal Correccional, quien puede, previa vista fiscal, reservarlo para cuando se remita la instrucción u ordenar nuevo reconocimiento, confiar a otro juez la instrucción, o dictar la medida que juzgue conveniente.

CONC.:  C. de P.P.  189; C.P.  21, 76 y 77

 

Artículo 191º.-

Si, por el contrario, el juez instructor se persuade de que el inculpado padece de enajenación mental, previo dictamen del agente fiscal, ordenará su ingreso al asilo de insanos; y elevará la instrucción al Tribunal Correccional, para que resuelva definitivamente.

CONC.:  C. de P.P.  189 C.P. 20 inc. 1, 71 y ss.

 

Artículo 192º.-

Si durante la detención el inculpado enfermara, al punto de hacer necesaria su traslación al hospital, la solicitará del juez instructor, quien previo informe médico y tomando las seguridades necesarias, accederá a ella. Corresponde al Tribunal Correccional resolver cuando el inculpado enfermara hallándose a su disposición.

CONC.:  C. de P.P.  123

 

Artículo 193º.-

Si en las líneas férreas o barcos ocurre un fallecimiento, o se comete un delito de homicidio, de lesiones, de incendio, o de cualquiera otra naturaleza, el capitán, conductor o jefe del buque, hará las primeras investigaciones asegurando al presunto delincuente, y levantando acta con las declaraciones de las personas que hubieran presenciado el hecho o cuya apreciación sea útil para su esclarecimiento. El inculpado y estos actuados serán entregados a la autoridad de Policía más próxima, para que los ponga a disposición del juez competente, que lo será el primero a quien sea posible denunciar el delito.

CONC.:  C. de P.P.  19; C.P. 1

 

Artículo 194º.-

Para la investigación del hecho que constituye el delito o para la identificación de los culpables, se emplearán todos los medios científicos y técnicos que fuesen posibles, como exámenes de impresiones digitales, de sangre, de manchas, de trazas, de documentos, armas y proyectiles.

CONC.:  C. de P.P.  49, 52, 57, 72, 160

 

Artículo 195º.-

El Juez instructor o el Tribunal Correccional puede ordenar, según las circunstancias lo requieran y las posibilidades que existan, el examen del acusado o testigos para determinar sus condiciones fisiológicas, intelectuales y psíquicas.

CONC.: C. de P.P. 160 a 168, 189 a 192

 

 

TITULO VIII

FIN DE LA INSTRUCCION

 

 

Artículo 196º.-

La instrucción se dará por concluída cuando haya vencido el término respectivo, o cuando se hayan acumulado los elementos suficientes para llenar el objeto de ella conforme al artículo 72º o cuando se dé la circunstancia a que se refiere el Artículo 136º.(*)

(*) Haga click aquí para  ver detalles del Artículo.

CONC.: C. de P.P. 72, 136, 202; D. Leg. 124  3

 

Artículo 197º.-

Si el juez considera terminada la instrucción, la remitirá al agente fiscal para que dictamine sobre su mérito.

CONC.: C. de P.P. 196; L.O.M.P. 95 inc.. 7;  D. Leg. 124  4

 

Artículo 198º.-

El agente fiscal, al recibir la instrucción, si considera que se ha omitido diligencias sustanciales para completar la investigación, indicará las que a su juicio sean necesarias y solicitará del juez que se amplíe la instrucción. Si creyera que la instrucción ha llenado su objeto, expresará su opinión sobre el delito y la responsabilidad o inocencia del inculpado.

CONC.: C. de P.P. 72, 196, 202

 

Artículo 199º.-

Expedido el dictamen, el juez elevará los autos al Tribunal Correccional con su informe sobre los mismos puntos  indicados en el artículo anterior.(*)

(*) Haga click aquí para  ver detalles del Artículo.

CONC.: C. de P.P. 53, 198, 202, 203; L.O.M.P. 106

 

Artículo 200º.-

Si el Juez considera que están suficientemente acreditados el delito y la responsabilidad del inculpado y éste se halla detenido, pondrá este hecho en conocimiento del Tribunal Correccional y del Establecimiento Penal correspondiente. Si está en libertad provisional o con orden de comparecencia lo notificará para que se presente al Tribunal, bajo apercibimiento detención.

            Si el Juez concuerda con la opinión del Fiscal Provincial acerca de la inocencia del inculpado, lo pondrá en libertad y elevará los autos al Tribunal Correccional notificándolo de que debe presentarse al Tribunal en caso de que éste declarase que hay lugar a juicio.(*)

(*) Haga click aquí para  ver detalles del Artículo.

CONC.: C. de P.P. 72, 115, 199, 203

 

Artículo 201º.-

Si en cualquier estado de la instrucción se demuestra plenamente la inculpabilidad del encausado, el Juez de oficio o a pedido del inculpado deberá ordenar su libertad incondicional y el auto que lo disponga se ejecutará inmediatamente, debiendo elevar al Tribunal Correccional el cuaderno respectivo cuando hayan otros procesados que deben continuar detenidos. Si la causa se sigue sólo contra el que es objeto de la libertad, se elevará el expediente principal.

            En este caso, si el Tribunal aprueba, el consultado ordenará el archivamiento del proceso. Si desaprueba el auto dispondrá la recaptura del indebidamente liberado  pudiendo imponer las sanciones o disponer las acciones que correspondan si la libertad ha sido maliciosa.(*)

(*) Haga click aquí para  ver detalles del Artículo

CONC.: C. de P.P. 14, 90; L.O.M.P. 91 inc. 8

 

Artículo 202º.-

El plazo de la Instrucción será de cuatro meses salvo distinta disposición de la ley. Excepcionalmente, a pedido del Ministerio Público o si lo considera necesario el Juez, a efecto de actuarse pruebas sustanciales para el mejor esclarecimiento de los hechos, dicho plazo puede ser ampliado hasta en un máximo de 60 días adicionales, poniéndose en conocimiento del Tribunal Correccional, correspondiente, mediante resolución debidamente fundamentada.(*)

(*) Haga click aquí para  ver detalles del Artículo.

CONC.: C. de P.P. 317, 325; D.Leg.  124  3 y ss.

 

Artículo 203º.-

Vencido el plazo ordinario y, en su caso, el adicional a que se contrae el artículo anterior, y cumplido el trámite a que se refiere el Artículo 197º, la Instrucción se elevará en el estado en que se encuentre, con el Dictamen Fiscal y el Informe del Juez que se emitirá dentro de los ocho días siguientes al dictamen, si hay reo en cárcel, o de 20 si no lo hay.(*)

(*) Haga click aquí para  ver detalles del Artículo.

CONC.: C. de P.P. 196, 197, 199, 200, 202

 

Artículo 204º.-

Antes de elevarse la instrucción al Tribunal, se pondrá a disposición de los interesados en el Despacho del juez por el término de tres días.

CONC.: C. de P.P. 73, 134

 

TITULO IX

DE LA INSTRUCCION CONTRA INCULPADOS AUSENTES

 

 

Artículo 205º.­

La instrucción contra inculpado ausente se llevará a cabo nombrándosele de oficio un defensor, quien intervendrá en todas las diligencias y podrá hacer uso de los recursos legales.

También se nombrará un defensor para todos los inculpados ausentes que resulten comprendidos en una instrucción contra inculpados presentes.

            Si existiese manifiesta incompatibilidad en las defensas de los inculpados ausentes, se nombrará los defensores que sean necesarios.

CONC.: Const. 139 inc. 12; C. de P.P. 67, 68, 70

 

Artículo 206º.-

Terminada la instrucción contra inculpado ausente, el instructor elevará los autos al Tribunal con  los informes respectivos

 

CONC.: C. de P.P. 196, 205

 

 

LIBRO TERCERO

DEL JUICIO

 

TITULO I

TRIBUNAL CORRECCIONAL

 

 

Artículo 207º.-

El juicio será oral y público ante los Tribunales Correccionales, constituídos en cada Corte Superior por una Sala compuesta de tres Vocales.

CONC.: Const.  139 incs. 3 y 4; C. de P.P. 2, 218; L.O.M.P. 41 inc. 2

 

Artículo 208º.-

Las Cortes Superiores cuando el recargado número de expedientes así lo exigiera, podrán, por Acuerdo de Sala Plena y con conocimiento de la Corte Suprema, disponer el funcionamiento de Tribunales Correccionales Especiales, presididos por un Magistrado Titular; y de Jueces Especiales que sean necesarios para descongestionar los juzgados ordinarios.(*)

(*) Haga click aquí para  ver detalles del Artículo.

 

Artículo 209º.-

La intervención del Ministerio Público en las audiencias es obligatoria, salvo en los juicios reservados a la acción privada. La omisión de esta intervención es causal de nulidad. El Fiscal podrá ser remplazado por un suplente.

CONC.: C. de P.P. 235, 298 inc 1; L.O.M.P. 14, 92

 

Artículo 210º.-

La audiencia no podrá realizarse sin la presencia del acusado y de su defensor.

            Tratándose de reo con domicilio conocido o legal señalado en autos, será requerido para su concurrencia al juicio bajo apercibimiento de ser declarado contumaz y de ordenarse su captura si tiene la condición de libre o de revocarse su libertad si gozara de este beneficio, señalándose nueva fecha para la audiencia, siempre que no  hayan otros reos libres que se hubieran presentado o en cárcel. Si el acusado persistiera en su inconcurrencia, se hará efectivo el apercibimiento, procediéndose en lo sucesivo de conformidad con lo dispuesto en los artículos 318º al 322º del Código de Procedimientos Penales.

            La inasistencia del contumaz no impedirá en ningún caso la iniciación del Juicio Oral, cuando haya reos en cárcel o libres presentes. Si fuera aprehendido o se hiciera presente después de la iniciación del juicio y antes de la sentencia, será examinado y se podrán actuar las diligencias compatibles con el estado de la causa, volviéndose a escuchar al Ministerio Público si es que se hubiera producido la requisitoria oral.(*)

(*) Haga click aquí para  ver detalles del Artículo.

CONC.: Ley 26641: 1  y ss.

 

Artículo 211º.-

Si el Fiscal o el abogado, designado ya sea por el acusado o por el Tribunal Correccional, no pudiese concurrir a la audiencia por enfermedad u otro impedimento, será reemplazado por quien corresponda, pudiendo aplazarse la audiencia por uno, dos o tres días, a juicio del Tribunal, para que los nuevos designados se informen de la instrucción y conferencien con el acusado.

CONC.: C. de P.P. 67, 205, 229, 321; L.O.M.P. 23

 

Artículo 212º.-

En todo juicio comparecerá el acusado sin ligaduras ni prisiones, acompañado solamente de los miembros de la policía necesarios para evitar la fuga.

CONC.: Const. 2 inc. 24 lit. h)

 

 

Artículo 213º.-

El Secretario y el Relator del Tribunal Correccional asistirán a las audiencias. El Relator leerá las piezas que el Presidente ordene, y el Secretario extenderá un acta en que constará con precisión todo lo ocurrido en la audiencia.

CONC.: C. de P.P. 237, 252, 291; L.O.P.J. 257, y ss. 261 y ss.

 

Artículo 214º.-

Cuando el Tribunal acuerde la concurrencia de   algunos peritos o testigos, es obligatoria la asistencia de éstos. Su ausencia, sin embargo, cuando el Tribunal resuelva llevar a cabo la audiencia, no anula el procedimiento.

CONC.: C. de P.P. 242, 248 a 259

 

Artículo 215º.-

Las audiencias del juicio oral serán púbicas, bajo pena de nulidad. En casos excepcionales, por acuerdo del Tribunal, puede resolverse que la audiencia se celebre en privado o con una concurrencia limitada de personas. Para excluir a los representantes de la prensa, se requiere también acuerdo del Tribunal.

CONC.: Const.  139 inc. 4; C. de P.P. 207, 218; L.O.P.J. 131, 135, 137

 

Artículo 216º.-

El Presidente del Tribunal puede delegar en otro de los Vocales las funciones del debate.

 

 

Artículo 217º.-

Es atribución del Presidente del Tribunal Correccional conservar el orden en la Sala y dictar y hacer ejecutar las medidas que correspondan.

CONC.: L.O.P.J.  45.

 

Artículo 218º.-

En los casos de delitos contra el honor sexual, la audiencia se realizará siempre en privado. Sólo podrán concurrir las personas a quienes, por razones especiales, lo permita el Presidente del Tribunal Correccional.

CONC.: Const.  139 inc. 4.

 

 

TITULO II

ACTOS PREPARATORIOS DE LA ACUSACION Y DE LA AUDIENCIA

 

 

Artículo 219º.-

Ingresado el proceso al Tribunal Correccional será remitido con todos sus antecedentes al Fiscal Superior para que se pronuncie dentro de ocho días naturales, si hay reo en cárcel, y veinte, si no lo hay, y en el rol que a la causa corresponda, conforme a lo dispuesto, en lo pertinente, por el artículo 92º de la Ley Orgánica del Ministerio Público.(*)

(*) Haga click aquí para  ver detalles del Artículo.

CONC.: C. de P.P. 14, 220; L.O.M.P. 91, 92, 107

 

Artículo 220º.-

Cuando el Fiscal Superior solicite plazo ampliatorio, el Tribunal lo concederá por el término que aquél indique, el que no podrá ser mayor de sesenta días pudiendo, además, disponer la actuación de otras pruebas que considere necesarias. Esta ampliación sólo será procedente por una sola vez cuando no haya sido objeto de otra anterior acordada en la instrucción, siempre que la prueba sea posible de actuarse y que no pudiera practicarse en el juicio oral.

            Si el Fiscal opina que no hay mérito para pasar a juicio oral, el Tribunal podrá, alternativamente:

a)         Disponer el archivamiento del expediente;

b)         Ordenar la ampliación de la instrucción, señalando las diligencias que deben actuarse para el mejor  esclarecimiento de los hechos. Actuadas dichas diligencias se remitirán los autos al Fiscal para un nuevo pronunciamiento; si éste mantiene su opinión, el Tribunal elevará el proceso al Fiscal Supremo para los fines legales consiguientes; y,

c)         Elevar directamente la instrucción al Fiscal Supremo.

            Con el pronunciamiento del Fiscal Supremo, en los casos de los incisos b) y c), quedará terminada la incidencia y, devueltos los autos, el Tribunal expedirá la Resolución correspondiente, teniendo en cuenta lo dispuesto en el último parágrafo del artículo siguiente.(*)

(*) Haga click aquí para  ver detalles del Artículo.

CONC.: C. de P.P. 198, 221, 274, 275; L.O.M.P. 9, 92

 

Artículo 221º.-

Si está comprobada la existencia del delito pero no la responsabilidad del inculpado, se declarará no haber lugar a juicio respecto a éste y se archivará provisionalmente el proceso.

            No estando comprobada la existencia del delito, el archivamiento tendrá carácter definitivo. Ejecutoriada que sea la Resolución en cualquiera de los dos casos mencionados, se ordenará la anulación de los antecedentes policiales y judiciales, por los hechos materia del juzgamiento, remitiéndose de inmediato copia de la Resolución a la Dirección Superior de la Policía de Investigaciones del Perú y al Instituto Nacional Penitenciario del Ministerio de Justicia, para su cumplimiento.

            Si son varios los procesados y el Fiscal acusara a algunos opinando porque no procede el juicio oral para otros y el Tribunal es de igual criterio, lo declarará así y ordenará la excarcelación de estos últimos. El recurso de nulidad que se interponga respecto al auto de no ha lugar a juicio o el de oficio cuando es agraviado el Estado, sólo se concederá después de pronunciado el fallo si hay acusado en cárcel, procediéndose para ese efecto, a señalar día y hora para el juicio.(*)

(*) Haga click aquí para  ver detalles del Artículo.

CONC.: C. de P.P. 220, 274, 275; L.O.M.P. 91, 92; Ley 24949  2

 

Artículo 222º y 223º.-  DEROGADOS (*)

(*) Haga click aquí para  ver detalles de los Artículos.

 

 

Artículo 224º.-

Siempre que el Fiscal lo crea conveniente conferenciará con el inculpado para ver los datos o declaraciones que juzgue necesarias. Esta conversación será privada.

 

Artículo 225º.-

El escrito de acusación que formule el Fiscal de acuerdo al Artículo 92º, inciso 4) de la Ley Orgánica del Ministerio Público, debe contener además:

1.         El nombre, apellidos, edad, estado civil, profesión, nacionalidad, lugar de nacimiento y domicilio del acusado;

2.         La acción u omisión punible y las circunstancias que determinen la responsabilidad;

3.         Los artículos pertinentes del Código Penal; y en casos de penas alternativas, la que fuera aplicable, la duración de las penas principal y accesoria, o la medida de seguridad que sustituya a la pena;

4.         El monto de la indemnización civil, la forma de hacerla efectiva y la persona a quien corresponda percibirla;

5.         Los peritos y testigos que, a su juicio, deben concurrir a la audiencia.

6.         La declaración de haber conferenciado o no con el acusado, indicando si éste se halla preso o libre y el tiempo exacto que ha estado detenido, y

7.         El concepto que le merezca la forma cómo se ha llevado  a cabo la instrucción y si las ampliaciones acordadas en la instrucción se han debido o no a la negligencia del Juez o del Fiscal Provincial a fin de anotarse como demérito en su legajo personal.(*)

(*) Haga click aquí para  ver detalles del Artículo.

CONC.: C. de P.P. 219, 229, 230; L.O.M.P. 92 inc. 4

 

 

Artículo 226º.-

El Fiscal remitirá al Tribunal Correccional copias del escrito de acusación en número suficiente para que sean entregadas a los acusados, a la parte civil y a los terceros afectos a responsabilidad.

CONC.: C. de P.P. 57, 58, 227

 

Artículo 227º.-

Cuando la parte civil reclame daños y perjuicios que no estén apreciados en el escrito de acusación, o cuando no se conforme con las cantidades fijadas por el Fiscal, podrá presentar hasta tres días antes de la audiencia, un recurso, en el cual hará constar la cantidad en que aprecia los daños y perjuicios causados por el delito, o la cosa que debe serle restituída o pagada, en su caso, y el nombre de los testigos o peritos que pueden ser interrogados sobre la verdad de estas apreciaciones. Dichos testigos no pueden exceder de tres, ni los peritos de dos.

CONC.: C. de P.P. 54,57, 58, 226

 

Artículo 228º.-

De este recurso se acompañará las copias necesarias para que se entreguen al Fiscal y a cada uno de los acusados, los que, a su vez, podrán ofrecer las declaraciones hasta de tres testigos y el dictamen de dos peritos, sobre los puntos propuestos por la parte civil.

CONC.: C. de P.P. 57, 227, 232, 237, 239, 254

 

Artículo 229º.-

Dentro de los tres días de recibido el escrito de acusación el Tribunal resolverá:

1.         La fecha y hora de la audiencia, debiendo señalarse el día más próximo posible, después del décimo;

2.         A quién encomienda la defensa del acusado si este no ha nombrado defensor;

3.         Cuáles son los testigos y peritos que deben concurrir a la audiencia;

4.         La citación del tercero responsable civilmente; y,

5.         Si es obligatoria la concurrencia de la parte civil.

CONC.: C. de P.P. 67, 68, 153, 210, 215, 231, 264, 266 a 268, 270, 320, 321

 

Artículo 230º.-

Las omisiones, retardo en los plazos y las faltas que el Tribunal Correccional notase en la instrucción, imputables al juez instructor o al Ministerio Público, serán puestas por el Tribunal en conocimiento de  la Corte Suprema o el Fiscal de la Nación, para que acuerde, según los casos, el apercibimiento, la suspensión o la destitución del juez instructor o Ministerio Público.(*)

(*) Haga click aquí para  ver detalles del Artículo.

CONC.: L.O.P.J. 200 a 205; L.O.M.P. 107

 

Artículo 231º.-

La citación al acusado, al defensor, a los peritos y a los testigos que deban concurrir a la audiencia, expresará que deben hallarse a disposición del Tribunal, media hora antes de abrirse aquélla, bajo apercibimiento de ser conducidos por la fuerza. La parte civil tiene el derecho de concurrir, sin que su presencia sea obligatoria, salvo que el Tribunal lo haya acordado.

CONC.: C. de P.P. 153, 154, 200, 255 inc, 5, 232, 242, 260, 261

 

Artículo 232º.-

Hasta tres días antes de la audiencia los acusados y el Fiscal pueden ofrecer nuevos testigos o peritos, por escrito que contenga los nombres de éstos y los puntos sobre los que deban declarar. De este escrito se acompañará un número de copias suficiente para cada uno de los interesados, las que el Presidente mandará entregar.

            El Tribunal ordenará la comparecencia de esos testigos o peritos, corriendo de cuenta de los interesados los gastos que ella ocasione.

CONC.: C. de P.P. 154,161, 226, 237

 

Artículo 233º.-

El Presidente cuidará de que se hallen listos y en lugar apropiado los objetos que deban presentarse en la audiencia.

CONC.: C. de P.P. 128, 146, 171, 188, 240

 

 

TITULO III

AUDIENCIAS

 

 

Artículo 234º.-

En el día y hora señalados,  presentes el Fiscal, el acusado, en los casos en que sea obligatoria su concurrencia, y el defensor, el Presidente del Tribunal declarará abierta la audiencia, la que continuará durante las sesiones consecutivas que sean necesarias, hasta su conclusión.

CONC.: Const.  139 inc. 4; C. de P.P. 229, 266

 

Artículo 235º.-

El Tribunal Correccional tendrá a su frente al acusado; a su derecha, al Fiscal y a la parte civil, y a su izquierda la defensa.

CONC.: C. de P.P. 229

 

Artículo 236º.-

Los testigos y peritos ocuparán una sala contigua a la del Tribunal. El Presidente tomará las medidas necesarias para que los testigos no puedan dialogar entre sí; y sólo serán introducidos a la audiencia a medida que sean llamados por el Presidente del Tribunal.

CONC.: C. de P.P. 229, 231, 237

 

Artículo 237º.-

Instalada la audiencia, el Presidente ordenará al Relator que lea la lista de los peritos y testigos que se hallan en la sala próxima. Concluída la lectura preguntará al Fiscal, al defensor y al acusado si tienen algún perito o testigo nuevo que presentar.

CONC.: C. de P.P. 225, 229, 232

 

Artículo 238º.-

En caso de que la defensa ofrezca testigos o peritos nuevos, estará obligada a presentar por escrito los interrogatorios. El Presidente ordenará al Relator que los lea; preguntará al Fiscal y a la parte civil si tienen alguna objeción que hacer, o alguna tacha que oponer. Con la respuesta que den, el Tribunal resolverá si deben ser o no oídos. Aceptada la prueba, se mandará pasar a los testigos y peritos a la sala especial.

            El Tribunal sólo podrá negarse a aceptar nuevos testigos cuando los interrogatorios sean impertinentes; pero si sólo hubiere algunas preguntas impertinentes, rechazadas éstas, se admitirá el testimonio sobre las demás.

CONC.: C. de P.P. 155, 156, 165, 167, 168

 

Artículo 239º.-

Si el Fiscal ofrece nuevos testigos y la defensa se opone, el Tribunal resolverá si acepta o no el testimonio en vista de las razones que se aduzcan.(*)

(*) Haga click aquí para  ver detalles del Artículo.

CONC.: C. de P.P. 232, 237

 

Artículo 240º.-

Si el Tribunal lo cree conveniente, se pueden presentar en la audiencia los objetos que tengan relación con el delito.

Las peticiones que sobre esta materia haga el Fiscal, el acusado o la parte civil serán resueltas por el Tribunal inmediatamente. En caso de negativa podrá el peticionario hacer constar en el acta los motivos de la petición.

CONC.: C. de P.P. 128, 146, 171, 188, 233

 

Artículo 241º.-

Antes de que empiece el debate, el acusado, su defensor, el Fiscal o la parte civil pueden pedir que se postergue la audiencia hasta que vengan los peritos o testigos citados que no han concurrido o los nuevamente ofrecidos. El Presidente preguntará a la otra parte lo que tiene que exponer sobre esta petición, y con su respuesta el Tribunal resolverá inmediatamente, fijando nueva fecha, si acepta la postergación.

CONC.: C. de P.P. 229, 232, 237, 242

 

Artículo 242º.-

El testigo, perito o parte civil, citado por el Tribunal que haya dejado de concurrir sin justa causa debidamente comprobada será penado inmediatamente por el Tribunal Correccional con multa que puede llegar a quinientos soles.(*)

(*) Haga click aquí para  ver detalles del Artículo.

CONC.: C. de P.P. 153, 154, 214

 

Artículo 243º.-

Continuando la audiencia, el Director de Debates dispondrá que se dé lectura a la acusación fiscal a fin de conocer los cargos que formula contra el acusado. Luego invitará al Fiscal para que inicie el interrogatorio, sin perjuicio de lo dispuesto en los Artículos 244º y siguientes.(*)

(*) Haga click aquí para  ver detalles del Artículo.

CONC.: C. de P.P. 225, 244 y ss.

 

Artículo 244º.-

Las preguntas que dirija el Presidente al acusado, tendrán como base las declaraciones prestadas por éste en la instructiva, y deberán tener como objeto que el acusado explique los hechos en que tomó parte  y los que hubiere propuesto para exculparse.

            Podrá, igualmente, interrogarlo con el objeto de conocer su índole, modo habitual de proceder y los motivos determinantes del delito.

CONC.: C. de P.P. 124 a 137, 245 a 247

 

Artículo 245º.-

Si el acusado guarda silencio, el Presidente se dirigirá al defensor, para que lo exhorte a explicarse o para que indique los motivos a que él atribuye su negativa a contestar. Si el acusado insiste en su actitud, el Presidente seguirá con los interrogatorios; pero al concluir cada uno de ellos, preguntará al acusado si tiene algo que decir.

CONC.: C. de P.P. 127

 

Artículo 246º.-

Si los acusados son varios, el Presidente puede examinarlos separadamente, o a uno en presencia de otros. En caso de que se les examine separadamente, antes de que comience el Fiscal su acusación, se leerán las declaraciones de todos los acusados.

CONC.: C. de P.P. 244

 

Artículo 247º.-

Terminado el examen del acusado por el Presidente, pueden interrogarlo directamente los otros miembros del Tribunal y el Fiscal. El defensor y el abogado de la parte civil, lo harán por intermedio del Presidente.

CONC.: C. de P.P. 57, 58, 68, 244, 246

 

Artículo 248º.-

Los testigos declararán en el orden que establezca el Presidente del Tribunal. No podrá darse lectura a la declaración que prestó en la instrucción un testigo, cuando éste deba producir oralmente su testimonio en la audiencia, bajo pena de nulidad del juicio oral y de la sentencia.

CONC.: C. de P.P. 142, 144, 145, 152, 155, 217, 249, 250 a 252, 254 a 258 inc. 1

 

Artículo 249º.-

Si alguno de los testigos que deban declarar en la audiencia, no concurre al comenzar los debates ni cuando sea llamado, pero se presenta antes de que se produzca la acusación, se le tomará declaración.

CONC.: C. de P.P. 214, 229 inc. 3, 241, 242, 248

 

Artículo 250º.-

Si el Presidente notare diferencias en puntos importantes entre las declaraciones prestadas en la instrucción y en la audiencia, procurará mediante preguntas apropiadas, que se explique clara y detalladamente la razón de esas divergencias.

CONC.: C. de P.P. 159, 252, 257

 

Artículo 251º.-

Terminado el interrogatorio que haga el Presidente al testigo, los demás miembros del Tribunal, el Fiscal, el defensor y el abogado de la parte civil, previo pedido de la palabra al Presidente, pueden también interrogar directamente al testigo.

            El Presidente está facultado para declarar impertinentes las preguntas, y para suspender el desarrollo de los interrogatorios.

CONC.: C. de P.P. 217, 238

 

Artículo 252º.-

El Presidente, de oficio o a petición del Fiscal, del acusado, del defensor o de la parte civil, puede ordenar que el Secretario escriba inmediatamente la parte de la declaración evacuada en la audiencia que esté en disconformidad con la prestada en la instrucción.

            La parte de la declaración de un testigo que por este motivo se escriba especialmente, le será leída para ver si se conforma con ella.

CONC.: C. de P.P. 213, 250, 257

 

Artículo 253º.-

            Deberán ser leídas y sometidas a debate, las declaraciones de los testigos que no asistan a la audiencia y sobre cuya concurrencia no insista el Tribunal, las que considere necesarias, o las solicitadas por el Fiscal, el Defensor o la Parte Civil.(*)

(*) Haga click aquí para  ver detalles del Artículo.

CONC.: C. de P.P. 231, 242, 291

 

Artículo 254º.-

Los testigos que se ofrezca para demostrar los motivos de parcialidad que tiene un testigo del juicio, y cuyo número no puede exceder de dos, se limitarán a declarar  sobre esta materia.

CONC.: C. de P.P. 156, 238

 

Artículo 255º.-

Los testigos no pueden dialogar ni interpelarse entre sí.

CONC.: C. de P.P. 155, 236

 

Artículo 256º.-

El Fiscal y el acusado o su defensor, pueden pedir que un testigo declare sin ser escuchado por los otros, o que sea examinado delante de uno o más testigos determinados. El Tribunal podrá acceder o no al pedido.

CONC.: C. de P.P. 155, 236, 255

 

Artículo 257º.-

Si de los debates resulta que un testigo ha incurrido en falsedad en la declaración prestada o leída en la audiencia, puede el Tribunal, de oficio o a petición del Fiscal, del acusado o de la parte civil ordenar su detención hasta que se pronuncie la sentencia, y se resuelva si hay motivo para abrir instrucción contra él.

CONC.: C. de P.P. 250, 252; C.P. 407

 

Artículo 258º.-

Si fuese necesario se nombrará intérprete cuando el acusado o los testigos ignoren el idioma castellano. El nombramiento podrá recaer en las personas que actuaron como intérpretes en la instrucción.

            Los intérpretes pueden ser tachados en la misma forma que los testigos.

CONC.: C. de P.P. 122, 134, 152, 156, 238

 

Artículo 259º.-

Concluidas las declaraciones de los testigos, se examinará a los peritos o técnicos citados, tomándoseles juramento o promesa de honor de decir la verdad.

            El Fiscal, el acusado o la parte civil pueden solicitar que se examine a los peritos o técnicos en el caso de que no hubiesen sido citados por el Tribunal, el que resolverá si procede o no ese examen.

Los dictámenes periciales presentados en la instrucción o en la audiencia se leerán obligatoriamente.

CONC.: C. de P.P. 167, 168, 214, 231, 242

 

Artículo 260º.-

Cuando se haya declarado obligatoria la concurrencia de la parte civil, ésta será examinada después del acusado y antes de los testigos.

CONC.: C. de P.P. 54 y ss., 143, 229, 231, 242

 

Artículo 261º.-

Cuando la parte civil haya concurrido voluntariamente, el Fiscal o el acusado puede pedir que se le examine, o el Tribunal ordenarlo de oficio. En este caso, el interrogatorio se realizará antes de la acusación.

CONC.: C. de P.P. 231

 

Artículo 262º.-

Terminados los interrogatorios de los testigos y los debates periciales, se procederá a examinar la prueba instrumental, dándose lectura a pedido del Fiscal, de la Parte Civil o del Acusado, a las piezas o documentos que ya obran en la Instrucción, o de las que hubieran sido presentadas ante el Tribunal por las partes.

            Las tachas sólo puede formularse contra las pruebas instrumentales presentadas en el Juicio Oral y serán resueltas en la sentencia. Las impugnaciones referentes a otras pruebas, serán consideradas como argumentos de defensa.(*)

(*) Haga click aquí para  ver detalles del Artículo.

CONC.: C. de P.P. 57, 60, 62, 159, 167

 

 

Artículo 263º.-

Si de los debates resultara que el delito reviste un carácter más grave que el indicado en el escrito de acusación, el Fiscal, antes de iniciar la acusación oral, puede pedir prórroga de la audiencia para presentar una nueva acusación. El Tribunal Correccional, después de oír al defensor y a la parte civil, resolverá lo conveniente.

CONC.: C. de P.P. 225, 264, 265

 

Artículo 264º.-

Si se accede a la petición del Fiscal, el Tribunal fijará el día de la nueva audiencia que no podrá ser antes de los ocho días ni después de los doce. En este caso, el Fiscal está obligado a presentar la nueva acusación dentro de cuarentiocho horas, contadas desde la suspensión de la audiencia, indicando los testigos que deben declarar.

CONC.: C. de P.P. 263, 265

 

Artículo 265º.-

En caso de que los debates arrojen responsabilidad sobre persona no comprendida en la acusación escrita del Ministerio Público, o se descubra otro hecho delictuoso similar, distinto o conexo al que es materia del Juzgamiento, el Fiscal deberá pedir la apertura de instrucción y el Tribunal accederá a ese pedido.

            Si el Fiscal no solicitaré la apertura de instrucción el Tribunal mandará formar cuaderno aparte con las piezas pertinentes y lo elevará en consulta al Fiscal Supremo que corresponda.(*)

(*) Haga click aquí para  ver detalles del Artículo.

CONC.: L.O.M.P. 11, 74, 75, 77, 82

 

Artículo 266º.-

Iniciado el Juicio Oral, continuará en audiencias consecutivas que sean necesarias hasta su conclusión.

Si a una audiencia dejara de concurrir alguno de los miembros del Tribunal, el Fiscal, el acusado, su defensor o un testigo cuya declaración, a juicio del Tribunal, se considera indispensable, la suspenderá de inmediato tomándose las medidas que juzgue necesarias para su prosecución.

            Cuando, después de iniciado el Juicio Oral, se produjera la jubilación o cese de uno de los miembros integrantes, éste será reemplazado por el Magistrado llamado por Ley, sin interrumpirse el juicio, a condición de que el reemplazante continúe interviniendo con los otros dos miembros. El Ministerio Público será reemplazado con arreglo a lo dispuesto en los

Artículos 22º y 92º de su Ley Orgánica.

            La licencia, jubilación o goce de vacaciones de los miembros del Tribunal, no les impide participar en la votación de las cuestiones de hecho y de la pena.(*)

(*) Haga click aquí para  ver detalles del Artículo.

CONC.: C. de P.P. 241, 242, 167, 268; L.O.M.P.  23, 24

 

Artículo 267º.-

El Juicio Oral podrá suspenderse hasta por ocho días hábiles. No serán de cómputo los días de suspensión del Despacho por fuerza mayor o por causas imprevistas. Cuando la suspensión durase más de ese término se dejarán sin efecto las audiencias ya realizadas, señalándose día y hora para un nuevo Juicio Oral. (*)

(*) Haga click aquí para  ver detalles del Artículo.

CONC.: C. de P.P. 229 inc.1

 

Artículo 268º.-

Podrá también suspenderse el Juicio Oral en la forma prevista por el Artículo anterior, cuando sobreviniera enfermedad repentina a un miembro del Tribunal, al acusado o testigo cuya declaración sea indispensable; la audiencia continuará, previa citación, al día siguiente de cesar ese impedimento, siempre que éste no dure más del término señalado en el Artículo 267º.(*)

(*) Haga click aquí para  ver detalles del Artículo.

CONC.: C. de P.P. 267, 269

 

Artículo 269º.-

Vencido el sexto día de suspensión de una audiencia, si es previsible que el Magistrado impedido no pueda incorporarse antes del término previsto en el Artículo 267º, será reemplazado, hasta antes de la acusación oral, por el llamado por Ley.

Si el defensor de un acusado no concurre a la audiencia, será sustituido por el que designe el procesado. A falta de esa designación, el  Tribunal nombrará al defensor de oficio, si en la audiencia siguiente continúa la inconcurrencia del Defensor Titular.

            En caso de enfermedad del acusado se suspenderá la prosecución del Juicio Oral en la forma prevista en el artículo 267º. Vencido ese término sin que el acusado se reincorpore, estando probada la causal de enfermedad, y existiendo otros acusados, la audiencia podrá continuar sin la presencia del inasistente, pero con la concurrencia obligatoria de su defensor. Si el juicio llegara al estado de sentencia sin que se haya reincorporado el acusado impedido, el Tribunal mandará reservar el proceso respecto de él, a menos que la sentencia sea absolutoria.(*)

(*) Haga click aquí para  ver detalles del Artículo.

CONC.: C. de P.P. 67, 267, 273

 

Artículo 270º.-

Si en la misma localidad se halla enfermo un testigo cuya declaración oral se considera de trascendental importancia, el Tribunal Correccional puede suspender la audiencia para constituirse en su domicilio y examinarlo. A esta declaración sólo concurrirán los miembros del Tribunal, el Fiscal, el defensor, el acusado, la parte civil, si lo desea, y el Secretario. La declaración del testigo, en estos casos, se tomará literalmente.

CONC.: C. de P.P. 138, 141, 142, 144, 145, 147, 157, 159

 

Artículo 271º.-

Todas las cuestiones incidentales que surjan en las audiencias, se plantearán verbalmente; pero las conclusiones deben presentarse por escrito. El Tribunal las resolverá inmediatamente o las aplazará para resolverlas en la sentencia.

CONC.: C. de P.P. 280 y ss.

 

Artículo 272º.-

Terminados los debates, el Presidente concederá la palabra, por  orden, al Fiscal, a la parte civil, al defensor, al tercero responsable civilmente y al acusado.

CONC.: C. de P.P. 69; L.O.P.J.  289 inc. 5

 

Artículo 273º.-

El Fiscal expondrá los hechos que considere probados en el juicio y su calificación legal, la responsabilidad de los acusados y la civil que afecta a terceros, y todas las consideraciones conducentes a ilustrar al Tribunal; pero manteniéndose dentro de los límites fijados por el escrito de acusación. Concluirá planteando los hechos sobre que debe pronunciarse el Tribunal Correccional, pidiendo la pena que juzgue legal y la indemnización que corresponda.

Estas conclusiones las pasará por escrito al Tribunal.

CONC.: C. de P.P. 225, 274

 

Artículo 274º.-

El Fiscal puede retirar la acusación. Se requiere para ello que se hayan producido en la audiencia nuevas pruebas modificatorias de la condición jurídica anteriormente apreciada. Las razones que motivan el retiro deberán presentarse en conclusiones escritas.

CONC.: C. de P.P. 221, 275; L.O.M.P. 92 inc. 2

 

Artículo 275º.-

Retirada la acusación por el Fiscal, después de oír al defensor del acusado y al abogado de la parte civil, el Tribunal suspenderá la audiencia para resolver lo que corresponda.

            Si el Tribunal encuentra fundadas las conclusiones del Fiscal, dictará un auto dando por retirada la acusación y ordenará la libertad del acusado y el archivamiento definitivo del expediente. En caso contrario, podrá disponer que se amplíe la instrucción o que pasen los autos a otro Fiscal para que formule nueva acusación. Este Fiscal podrá solicitar que se amplíe la instrucción.

CONC.: C. de P.P. 201, 220, 221, 274

 

Artículo 276º.-

La parte civil podrá esclarecer con toda amplitud los hechos delictuosos que originan la responsabilidad y las demás circunstancias que influyan en su apreciación, absteniéndose únicamente de calificar el delito.

            Sus conclusiones serán presentadas por escrito.

CONC.: C. de P.P. 57

 

Artículo 277º.-

La defensa deberá concluir pidiendo la absolución, o la disminución de la pena solicitada por el Fiscal; pero podrá convenir en la responsabilidad civil.

            Sus conclusiones escritas fijarán los puntos de hecho sobre que debe pronunciarse el Tribunal Correccional y la calificación legal del delito que reconozca.

CONC.: C. de P.P. 69, 272, 281; L.O.P.J. 289 inc. 5

 

Artículo 278º.-

Producida la defensa del acusado, si existe tercero responsable civilmente y ha concurrido por si o por medio de su abogado a la audiencia, le corresponderá exponer oralmente lo que convenga a su derecho, presentando sus conclusiones por escrito.

CONC.: C. de P.P. 272; L.O.P.J. 289 inc. 5

 

Artículo 279º.-

Concluidos los informes, el Presidente concederá la palabra al acusado, para que exponga lo que estime  conveniente a su defensa, después de lo cual se suspenderá la audiencia para votar las cuestiones de hecho y dictar sentencia. Reabierta la audiencia, que no podrá dejar de serlo en el mismo día, serán leídas la votación de las cuestiones de hecho y la sentencia. La expedición de la sentencia no podrá postergarse por más de veinticuatro horas, bajo pena de nulidad.

CONC.: C. de P.P. 280 y ss., 289 inc. 1, 311

 

 

TITULO IV

SENTENCIAS

 

 

Artículo 280º.-

La sentencia que ponga término al juicio deberá apreciar la confesión del acusado y demás pruebas producidas en la audiencia, así como los testimonios, peritajes y actuaciones de la instrucción.

CONC.: C. de P.P. 136, 279, 283, 311, 321; C.P. 45

 

Artículo 281º.-

El Tribunal para fallar planteará y votará previamente cada una de las cuestiones de hecho, teniendo en consideración, para formularlas, las conclusiones escritas del Fiscal, del defensor y de la parte civil. En seguida se votará la pena. Ambas resoluciones se harán contar en la sentencia.

CONC.: C. de P.P. 273, 274, 276 A 279, 282, 288; L.O.P.J. 141

 

Artículo 282º.-

Para la resolución de las cuestiones de hecho, así como para condenar o al absolver, bastará mayoría de votos. Cuando hubiere disconformidad entre los tres miembros del Tribunal respecto de la pena, se volverán a discutir y votar los puntos en que se haya disentido. Si en esta segunda votación continúa la disconformidad, se impondrá la pena intermedia, esto es, la pena por la que votó el miembro del Tribunal en disentimiento, con los que votaron por pena superior o inferior.

CONC.: C. de P.P. 300; L.O.P.J. 141

 

Artículo 283º.-.

Los hechos y las pruebas que los abonen serán apreciados con criterio de conciencia.

 

Artículo 284º.-

La sentencia absolutoria deberá contener la exposición del hecho imputado y la declaración de que éste no se ha realizado, de que las pruebas han demostrado la inocencia del acusado, o de que ellas no son suficientes para establecer su culpabilidad, disponiendo, la anulación de los antecedentes policiales y judiciales del procesado, por los hechos materia del juzgamiento.

            Ejecutoriada que sea la sentencia, se remitirá copia de la misma a la Dirección General de la Policía de Investigaciones del Perú y a la Dirección General de Establecimientos Penales del Ministerio del Interior, para el cumplimiento de la ordenada anulación de antecedentes.(*)

(*) Haga click aquí para  ver detalles del Artículo.

CONC.: Const. 2 inc. 24 lits. d), e) 139 incs. 3, 9 y 11; C. de P.P. 102, 301, 329

 

Artículo 285º.-

La sentencia condenatoria deberá contener la designación precisa del delincuente, la exposición del hecho delictuoso, la apreciación de las declaraciones de los testigos o de las otras pruebas en que se funda la culpabilidad, las circunstancias del delito, y la pena principal que debe sufrir el reo, la fecha en que ésta comienza a contarse, el día de su vencimiento, el lugar donde debe cumplirse y las penas accesorias, o la medida de seguridad que sea del caso dictar en sustitución de la pena; el monto de la reparación civil, la persona que debe percibirla y los obligados a satisfacerla, citando los artículos del Código Penal que hayan sido aplicados.

(*) Haga click aquí para  ver detalles del Artículo.

 

CONC.: Const.  2 inc. 24 lit. d), 139 incs. 3, 5, 12 y 14; C. de P.P. 300, 330; C.P. 45, 46

 

Artículo 286º.-

En los casos en que se dicte condena a pena privativa de la libertad que no exceda de dos años, contra persona que no haya sido objeto de condena anterior, nacional o extranjera, o cuando los antecedentes y carácter del condenado permitan prever que no cometerá nuevo delito, el Tribunal podrá suspender la ejecución de la pena impuesta.

En este caso, como en el de sentencia absolutoria, la votación de las cuestiones de hecho es facultativa del Tribunal. En caso de sentencia dictada por un Juez o un Tribunal Unipersonal no será obligatoria la votación de las cuestiones de hecho.(*)

(*) Haga click aquí para  ver detalles del Artículo.

CONC.: C. de P.P. 281; C.P. 57 y ss.; L.O.M.P. 95

 

Artículo 287º.-

La declaración de peligrosidad de un acusado, pedida por el Fiscal, conforme al artículo 116º del Código Penal, deberá votarse como una cuestión de hecho, requiriéndose la unanimidad para su aceptación.

(*) Haga click aquí para  ver detalles del Artículo.

 

CONC.: C. de P.P. 282

 

Artículo 288º.-

La sentencia será firmada por los tres miembros del Tribunal Correccional. Si hay votos singulares, se harán constar a continuación.

CONC.: L.O.P.J. 143

 

Artículo 289º.-

Leída la sentencia, el acusado o el Fiscal, podrán interponer recurso de nulidad, pudiendo hacerlo en el acto o reservarse ese derecho hasta el día siguiente de expedido el fallo, oportunidad en que sólo podrán hacerlo por escrito.(*)

(*) Haga click aquí para  ver detalles del Artículo.

CONC.: C. de P.P. 292 al 299

 

Artículo 290º.-

La parte civil puede interponer recurso de nulidad sólo por escrito, en el mismo término señalado en el artículo anterior, y únicamente en cuanto al monto de la reparación civil, salvo el caso de sentencia absolutoria.(*)

(*) Haga click aquí para  ver detalles del Artículo.

CONC.: C. de P.P. 276, 284, 289

 

Artículo 291º.-

El acta de las audiencias contendrá una síntesis de lo actuado en ellas y será firmada por los miembros del Tribunal, el Fiscal, el abogado de la parte civil, y el defensor del acusado, dejándose constancia de la negativa de estos últimos en caso de producirse.

            Los miembros del Tribunal, el Fiscal, el abogado de la parte civil y el defensor del acusado pueden hacer constar las observaciones al acta que estimen conveniente.(*)

(*) Haga click aquí para  ver detalles del Artículo.

CONC.: C. de P.P. 68

 

TITULO V

RECURSO DE NULIDAD

 

 

Artículo 292º.-

Procede el Recurso de Nulidad:

1.-       Contra las sentencias en los procesos ordinarios;

2.-       Contra la concesión o revocación de la condena condicional;

3.-       Contra los autos que resuelven las excepciones y cuestiones previas o prejudiciales;

4.-       Contra los autos o resoluciones definitivas que extingan la acción o pongan fin al procedimiento o la instancia;

5.-       Contra las resoluciones finales en las acciones de "Hábeas Corpus";

6.-       En los casos en que la ley confiera expresamente dicho recurso.

            En casos excepcionales, la Corte Suprema por vía de recurso de queja, podrá disponer que se conceda el recurso de nulidad cuando mediare o se tratare de una infracción de la Constitución o de grave violación de las normas sustantivas o procesales de la ley penal.(*)

(*) Haga click aquí para  ver detalles del Artículo.

CONC.: C. de P.P. 3 a 5, 15, 16, 28, 36, 40, 119, 221, 284 a 286, 289, 290, 293, 295; Ley 26718: 1

 

Artículo 293º.- .

El recurso de nulidad no impide que se cumpla la sentencia expedida por el Tribunal, salvo lo dispuesto en los artículos 330º y 331º.

CONC.: C. de P.P. 329 a 331

 

Artículo 294º.-

El recurso de nulidad se interpone ante el Tribunal Correccional, el que lo admitirá o denegará de plano, según se halle comprendido o no en el Artículo 292º  de éste Código.

CONC.: C. de P.P. 292

 

Artículo 295º.-

El recurso de nulidad se interpondrá dentro del día siguiente al de expedición y lectura de la sentencia o de notificación del auto impugnado, salvo lo dispuesto en el artículo 289º.(*)

(*) Haga click aquí para  ver detalles del Artículo.

CONC.: C. de P.P. 289 y 290

 

Artículo 296º.-

Admitido el recurso de nulidad, el Tribunal Correccional elevará inmediatamente los autos a la Corte Suprema.

No procede la deserción ni el abandono del recurso de nulidad. El recurso de nulidad se resuelve con cuatro votos conformes.

            Los procesos por delitos comprendidos en el artículo 299º del Código Penal(*), se resolverán dentro de los quince días de recibidos los autos.(**)

(*) Haga click aquí para  ver detalles del Artículo.

(**) Haga click aquí para  ver detalles del Artículo.

CONC.: C. de P.P. 294; L.O.P.J.  141

 

Artículo 297º.-

Denegado el recurso de nulidad por el Tribunal Correccional, el interesado podrá solicitar copias, dentro de veinticuatro horas, para ocurrir en queja ante la Corte Suprema. El Tribunal Correccional ordenará la expedición gratuita de las copias pedidas y las que crea necesarias, elevándolas inmediatamente a la Corte Suprema, la que resolverá con audiencia de su Fiscal. Bastan tres votos conformes para resolverla.(*)

(*) Haga click aquí para  ver detalles del Artículo.

 

CONC.: L.O.P.J. 34  inc. 6; Ley 26689: 3

 

Artículo 298º.-

La Corte Suprema declarará la nulidad:

 

1.         Cuando en la sustanciación de la instrucción, o en la del proceso de juzgamiento, se hubiera incurrido en graves irregularidades u omisiones de trámites o garantías establecidas por la Ley Procesal Penal;

2.         Si el Juez que instruyó o el Tribunal que juzgó no era competente;

3.         Si se ha condenado por un delito que no fue materia de la Instrucción o del Juicio Oral, o que se haya omitido instruir o juzgar un delito que aparece de la denuncia, de la instrucción o de la acusación.

            No procede declarar la nulidad tratándose de vicios procesales susceptibles de ser subsanados; o que no afecten el sentido de la resolución. Los Jueces y  Tribunales están facultados para completar o integrar en lo accesorios, incidental o subsidiario, los fallos o resoluciones judiciales.

            La nulidad del proceso no surtirá más efectos que el retrotraer el procedimiento a la estación procesal en que se cometió o produjo el vicio, subsistiendo los elementos probatorios que de modo específico no fueron afectados. Declarada la nulidad del Juicio Oral, la audiencia será reabierta, a fin de que en dicho acto se subsanen los vicios u omisiones que la motivaron, o que en su caso, se complementen o amplíen las pruebas y diligencias que correspondan.(*)

(*) Haga click aquí para  ver detalles del Artículo.

CONC.: Const.  141; C.P.P. 13, 14, 18, 19, 20, 24, 27, 209, 248, 267, 279, 281, 287; L.O.M.P. 14, 82, 83, 91, 94

 

Artículo 299º.-

La Corte Suprema, cualquiera que sea la parte que interponga el recurso o la materia que lo determine, puede anular todo el proceso y mandar rehacer la instrucción por el mismo u otro juez instructor; o declarar sólo la nulidad de la sentencia y señalar el Tribunal que ha de repetir el juicio. (*)

(*) Haga click aquí para  ver detalles del Artículo.

CONC.: C. de P.P. 298; L.O.P.J.  31, 32, 34

 

Artículo 300º.-

También podrá la Corte Suprema modificar la pena de uno o más de los condenados, cuando se haya aplicado al delito una que no le corresponde por su naturaleza o por las circunstancias de su comisión. Se requerirá la unanimidad de votos para imponer como pena modificatoria la de internamiento.(*)

(*) Haga click aquí para  ver detalles del Artículo.

CONC.: C. de P.P. 296

 

Artículo 301º.-

Si la Corte Suprema no considera fundada la sentencia condenatoria o resulta que la acción penal ha prescrito o que el reo ha sido ya juzgado y condenado o absuelto por el mismo delito, puede anular dicha sentencia y absolver al condenado, aún cuando éste no hubiese opuesto ninguna de estas excepciones.

            En caso de sentencia absolutoria sólo puede declarar la nulidad y ordenar nueva instrucción o nuevo juicio oral.(*)

(*) Haga click aquí para  ver detalles del Artículo.

CONC.: Const. 139 inc. 12; C. de P.P. 5, 77, 230, 284, 285, 361 a 365

 

 

LIBRO CUARTO

 PROCEDIMIENTOS ESPECIALES

 

TITULO  I

 PROCEDIMIENTO ESPECIAL PARA  DELITOS DE CALUMNIA, DIFAMACION, INJURIA Y  CONTRA EL HONOR  SEXUAL

 

 

Artículo 302º.-

En los delitos de calumnia, difamación e injuria no perseguibles de oficio, es indispensable la querella de la parte agraviada ante el juez instructor, con la indicación de los testigos que deben ser examinados y acompañando, en su caso, la prueba escrita de los hechos delictuosos.(*)

(*) Haga click aquí para  ver detalles del Artículo.

CONC.: Const. 2 inc. 7; C. de P.P. 2, 160 y ss.; C.P. 130 al 138, 154 al 158, 170, 171, 174, 175, 240; D. Leg. 124: 1 y ss

 

Artículo 303º.-

El juez instructor citará al querellado mediante cédula, expresando en ella el delito que se le imputa, el nombre de los testigos ofrecidos, el de los peritos nombrados, si los hubiere, y el día y hora en que deben comparecer juntos, querellante, querellado, testigos y peritos. Estos últimos con su respectivo dictamen. En la misma cédula se expresará que el querellado tiene derecho para llevar hasta tres testigos que rectifiquen los hechos imputados, o demuestren la parcialidad de los testigos ofrecidos por el querellante, y si hay prueba pericial, un perito que discuta los dictámenes de los peritos judiciales o los presentados por el querellante. A esta cédula se acompañará una copia de la querella.

CONC.: C. de P.P. 138 y ss., 160 y ss., 304, 305

 

Artículo 304º.-

La citación no podrá ser para antes del quinto día, ni para después del décimo de la notificación. Se dejará copia en autos de la cédula respectiva.

CONC.: C. de P.P. 305

 

Artículo 305º.-

La diligencia de notificación deberá ser firmada por el querellado o por un testigo, si aquél no sabe hacerlo. Si el querellado se resiste a firmar, se hará constar por el actuario. Si no se le encuentra en su domicilio, se dejará durante dos días consecutivos cédula pegada en la puerta, debiendo hacer constar el actuario en los autos, el haberse enterado de que la casa en donde se han puesto las cédulas es efectivamente la que ocupa el querellado y que éste no se halla ausente. El actuario indicará en la diligencia los miembros de familia del querellado o los vecinos de quienes ha tomado los datos.

CONC.: C. de P.P. 303, 304

 

Artículo 306º.-

Reunidos ante el juez instructor el querellante, el querellado y los testigos, el juez Invitará a las partes a conciliarse. Si hay conciliación se sentará el acta respectiva, que firmarán el juez, las partes y el actuario.

CONC.: C. de P.P. 304

 

 

Artículo 307º.-

Si el querellante no concurre, el juez citará a segundo comparendo, bajo apercibimiento de dar a aquél por desistido de su acción. Si no compareciera, se cortará el procedimiento.

CONC.: C. de P.P. 304; C.P. 78 inc. 3

 

Artículo 308º.-

Si no hay conciliación, el juez examinará al querellante, al querellado y a los testigos de ambas  partes, en la forma indicada por este Código. Si se presenta prueba escrita, invitará al firmante o al supuesto autor a que la reconozca. Si por tratarse de delito contra el honor sexual, hay reconocimiento de peritos, procederá respecto de ellos el examen prescrito en el artículo 167º. De todo lo actuado en el comparendo se sentará acta, que firmarán el juez, el actuario, el querellante, el querellado, los testigos y los peritos. Si alguien se niega a firmar, se hará constar el hecho y los motivos que adujere.

CONC.: C. de P.P. 124, 142 al 145, 155 al 159, 160, 167, 306

 

Artículo 309º.-

Concluído el comparendo, el juez elevará la instrucción al Tribunal Correccional, con noticias de las partes.

 

Artículo 310º.-

Recibidos por el Tribunal Correccional los actuados, el Presidente fijará día para la audiencia, que se celebrará en privado. Pueden concurrir a la audiencia los peritos que hicieron el reconocimiento en la instrucción u otros peritos; pero ninguna de las partes puede llevar más de un perito nuevo.

 

Artículo 311º.- 

Concluídos los debates, el Tribunal Correccional pronunciará sentencia, sujetándose a las reglas del título respectivo.

 

Artículo 312º.- DEROGADO (*)

(*) Haga click aquí para  ver detalles del Artículo.

CONC.: C.P. 178

 

Artículo 313º.- DEROGADO (*)

(*) Haga click aquí para  ver detalles del Artículo.

CONC.: C. de P.P. 77, 292; C.P.78 inc. 3, 178

 

 

TITULO II

JUICIOS POR DELITO DE IMPRENTA Y OTROS MEDIOS DE PUBLICIDAD

 

 

Artículo 314º.-

Los jueces instructores sustanciarán los procesos por los delitos de calumnia, difamación e injurias, perpetrados por medio de impresos o publicaciones, o prensa, o con escritos, vendidos o exhibidos o por carteles expuestos al público, o el cinema, la radio, la televisión y otro medio análogo de publicidad, realizando en el término de 8 días, una sumaria investigación y fallarán dentro del término de cinco días, bajo responsabilidad.

            Contra la resolución del Juez, hay recurso de apelación; y contra la del Tribunal Correccional, recurso de nulidad. Dichos recursos serán resueltos dentro del término de 10 días.(*)

(*) Haga click aquí para  ver detalles del Artículo.

CONC.: Const. 2 inc. 7; C. de P.P. 49, 292; C.P. 130 al 138; L.O.P.J. 50

 

Artículo 315º.-

Los jueces instructores, de oficio o a mérito de las denuncias que se formulen, abrirán instrucción contra los que, usando de la prensa periódica, u otro de los medios de publicidad mencionados en el Artículo anterior, instiguen al homicidio, robo, incendio u otros estragos; o a delitos contra las comunicaciones públicas o contra la provisión de agua, luz y fuerza; o inciten a los ciudadanos, partidos o gremios a la lucha armada o a la guerra civil; o a que cometan el delito de sedición.

CONC.: C. de P.P.  2, 74, 75, 77, 314

 

Artículo 316º.- DEROGADO (*)

(*) Haga click aquí para  ver detalles del Artículo.

 

Artículo 317º.-

La investigación de los delitos previstos en el Artículo 315º, se sujetará al procedimiento y términos establecidos en el Artículo 314º (*).

(*) Haga click aquí para  ver detalles del Artículo.

 

 

TITULO III

JUICIO CONTRA REOS AUSENTES

 

 

Artículo 318º.-

Si hasta el fin de la instrucción, el delincuente no pudiese ser habido, siempre que a juicio del juez resulte establecida la existencia del delito y la culpabilidad del encausado, es juez dictará las requisitorias necesarias para la aprehensión del acusado.

            En los autos se pondrá copia de la requisitoria y se elevarán al Tribunal.

CONC.: C. de P.P. 196, 205, 206, 210; C.P.P. 136; Ley 26641: 1 y ss.; D.Leg. 125; 2 y ss.

 

Artículo 319º.-

Recibidos los autos contra el reo ausente por el Tribunal, pasarán al Fiscal, y éste formulará la acusación.

El Tribunal, después de renovar las órdenes para su captura y mandarlo llamar por edictos que expresen los delitos que le son imputados por la acusación fiscal, reservará el proceso hasta que el acusado sea habido.

CONC.: C. de P.P. 206, 210, 219, 221, 225; Ley 26641: 1 y ss.; D.Leg. 125: 2 y ss.

 

Artículo 320º.-

Tan luego como se presente o se aprehenda al acusado, el Tribunal fijará día para la audiencia. En ésta audiencia soló se examinarán a los testigos y peritos que voluntariamente se presenten, requiriéndose únicamente el examen del reo y los informes del Fiscal y de la defensa. El Tribunal puede fallar por el solo mérito de la instrucción si no se actúan nuevas pruebas.

CONC.: C. de P.P.  229, 277

 

Artículo 321º.-

Si en la instrucción figurasen acusados presentes y ausentes, el Tribunal nombrará para el juicio oral defensor para los ausentes. La sentencia absolutoria puede comprender a los ausentes; pero la condenatoria sólo puede comprender a los presentes, reservándose respecto de los ausentes. Si éstos se presentan o son aprehendidos después de expedida la sentencia contra los presentes, el Tribunal citará para la audiencia en que debe juzgarlos; en la cual únicamente se leerá la instrucción, el acta de los debates orales, la sentencia contra los reos que estuvieron presentes y la resolución de la Corte Suprema, si la hubiese; se examinará al acusado, se oíra los informes del Fiscal y del defensor y se fallará sin más trámite.

 "Si en la instrucción figurasen acusados en cárcel y acusados libres, la audiencia se realizará con los que concurran, considerándose como ausentes a todos los que no asistan al acto oral; y la sentencia que se pronuncie podrá absolver a los inasistentes o reservar el proceso respecto de ellos, hasta que sean habidos. Si alguno de los acusados que no concurrió al acto oral se presenta, posteriormente, o es detenido, se procederá como  dispone el párrafo anterior de este artículo".(*)

(*) Haga click aquí para  ver detalles del Artículo.

CONC.: C. de P.P. 229 inc. 2, 284, 285, 300, 301, 320

 

Artículo 322º.-

Cuando el Tribunal Correccional o la Corte Suprema, en sus respectivos casos, fallen en una causa contra reos que fueron ausentes y en la que se expidió sentencia contra los reos presentes, podrán revisar la sentencia de los condenados, con el fin de atenuar la pena, si hubiere lugar por los datos nuevos que resulten.

CONC.: C. de P.P. 210, 300; Ley 26641: 1 y ss.

 

 

TITULO IV

DE LA FUGA DEL REO

 

 

 

Artículo 323º.-

Cuando un reo rematado se fuga, el Jefe del establecimiento levantará una investigación sobre el hecho, y la remitirá al juez instructor para que proceda conforme a sus atribuciones.

CONC.: C. de P.P. 93, 210; C.P. 413, 414; Ley 26641: 1 y ss.; D. Leg. 125: 3

 

 

TITULO V

JUICIO POR FALTAS

 

 

Artículo 324º.-

Corresponde a los jueces de paz, instruir los procesos por faltas.

CONC.: C. de P.P. 12; C.P. 440 al 452; L.O.P.J. 54 y ss.

 

Artículo 325º.-

Los procedimientos de competencia de los Jueces de Paz Letrados, se sujetaran en lo pertinente, a las reglas establecidas para el juicio sumario, pero el término de la instrucción no podrá exceder de treinta (30) días, salvo prórroga excepcional hasta de quince (15) días adicionales.

            Los procedimientos de competencia de los Jueces de Paz No Letrados, se realizaran en una sola Audiencia, en la que deberán ofrecerse y actuarse todas las pruebas. La Audiencia no podrá exceder de tres sesiones, salvo que las suspensiones se debieran a causa de fuerza mayor.

            En cualquier estado de la causa, antes de la sentencia, el denunciante o agraviado, puede desistirse de la acción, con lo que se dará por fenecido el proceso.

            Los procesos sentenciados por los Jueces de Paz Letrados pueden ser apelados ante el Juez Instructor y los procesos sentenciados por los Jueces de Paz No Letrados, pueden ser apelados ante el Juez de Paz Letrado.(*)

(*) Haga click aquí para  ver detalles del Artículo.

CONC.: D.Leg. 124: 1 y ss

 

Artículo 326º.-

Recibida la apelación por el Juez Instructor o por el Juez Letrado, según sea el caso,  éstos, por el sólo mérito  de los expedientes recibidos, resolverán en el termino de cinco (5) días.

            De la resolución del Juez Instructor o o la del  Juez de Paz Letrado, no hay lugar a ningún recurso  impugnatorio.(*)

(*) Haga click aquí para  ver detalles del Artículo.

 

Artículo 327º.-

En los procedimientos seguidos ante los Jueces de Paz, la pena privativa de la libertad puede ser compensada con una cantidad equivalente a la parte proporcional correspondiente al sueldo mínimo vital mensual para la Industria y Comercio de la provincia de Lima, vigente a la fecha de la comisión de la infracción. Igual criterio se adoptará, en lo pertinente, en los casos de imposición de una multa como sanción punitiva.(*)

(*) Haga click aquí para  ver detalles del Artículo.

 

 

Artículo 328º.-

La medida a que se refiere el Artículo 386º del Código Penal(100), será impuesta  en todo caso, conforme al procedimiento que señala este título.(*)

(*) Haga click aquí para  ver detalles del Artículo.

CONC.: C.P. 444

 

 

TITULO VI

CUMPLIMIENTO DE SENTENCIAS

 

 

Artículo 329º.-

La sentencia absolutoria se cumplirá dando inmediatamente libertad al acusado, si se halla detenido, o cancelando la caución o fianza si se encuentra en libertad provisional.

CONC.: C. de P.P. 102, 284

 

Artículo 330º.-

La sentencia condenatoria se cumplirá, aunque se interponga recurso de nulidad, salvo los casos en que la pena sea la de internamiento, relegación, penitenciaría o expatriación.(*)

(*) Haga click aquí para  ver detalles del Artículo.

CONC.: C. de P.P. 285, 293, 365; C.P. 28; Ley 24063: 2 C.T.: 170

 

Artículo 331º.-

La sentencia de pena de muerte se comunicará al Ministerio de Gobierno y Policía (hoy Ministerio del Interior), el que la hará cumplir a las veinticuatro horas de ejecutoriada la sentencia, por el personal que en cada caso deberá proporcionar, aplicándose, en lo que fuere pertinente, las disposiciones de los artículos 683º y siguientes del Código de Justicia Militar.

            Si la pena es de internamiento, relegación o penitenciaria, el acusado permanecerá en la prisión departamental mientras se resuelve el recurso de nulidad. Si la pena es de expatriación, quedará, entre tanto, bajo la vigilancia de la autoridad política. (*)

(*) Haga click aquí para  ver detalles del Artículo.

CONC.: Const. 140, 173; C.P. 28, 30 inc. 1; C.J.M. 663 y ss.

 

Artículo 332º.-

Ejecutoriada la sentencia condenatoria, el Tribunal Correccional elevará a la Corte Suprema un testimonio de ella, para su inscripción en el Registro  Judicial; remitirá otro a la Dirección de Prisiones; y un tercero al Jefe del establecimiento penal en donde el reo debe cumplir su pena.

CONC.: C. de P.P. 285

 

Artículo 333º.-

La pena de prisión se cumplirá en la cárcel de la capital del Departamento donde se dictó la sentencia. Las penas de internamiento, relegación y penitenciaría se cumplirán en la Penitenciaria Central de la Capital de la República, o en las demás que pudieran crearse.

            La detención y las penas por faltas se cumplirán en las cárceles provinciales o distritales.(*)

(*) Haga click aquí para  ver detalles del Artículo.

CONC.: C.P. 28, 29, 444 y ss.; C.E.P. I.T.P., 133

 

Artículo 334º.-

Necesariamente en toda sede del Tribunal Correccional, habrá locales separados para detenidos y condenados.

 

 

Artículo 335º.-

Los directores y alcaides de los establecimientos penales obedecerán, en cuanto al ingreso y excarcelación de los detenidos o condenados, las órdenes de los jueces instructores y Tribunales Correccionales, y ejecutarán inmediatamente los mandatos de libertad que imparta la Corte Suprema, conforme a las sentencias que expida.

CONC.: C. de P.P. 336

 

Artículo 336º.-

Los directores y alcaides darán también ingreso en los establecimientos penales a las personas que remita la Policía Judicial, en calidad de detenidos, para ser puestos a disposición del juez instructor.

CONC.: C. de P.P. 335

 

Artículo 337º.-

La reparación civil ordenada en sentencia firme, se hará efectiva por el juez instructor originario, a quien el Tribunal Correccional remitirá los autos.

CONC.: C.P. 92 y ss

 

Artículo 338º.-

El juez instructor procederá para este efecto, y con intervención del agente fiscal, contra los reos, sus causa-habientes o terceros afectos a responsabilidad, sujetándose a lo prescrito en los artículos 683º al 720º del Código de Procedimientos Civiles. Recabará también del Consejo Local de Patronato y, si no lo hubiere, del  Director del establecimiento penal respectivo, la parte del salario de los condenados que conforme a los artículos 403º y 404º del Código Penal (*), corresponde a las víctimas del delito.

(*) Haga click aquí para  ver detalles del Artículo.

CONC.: C.P.P. 608 y ss. 725 y ss. 728 y ss, 744 y ss.

 

 

TITULO VII

DE LA REHABILITACION DE LOS CONDENADOS (*)

 

 

(*) Haga click aquí para  ver detalles del Artículo.

 

Artículo 339º al 344º.- DEROGADOS

 

 

TITULO VIII

EXTRADICION(*)

 

 

(*) Haga click aquí para  ver detalles del Título.

 

Artículos 345º al 348º.- DEROGADOS

 

 

TITULO IX

RECURSO DE HABEAS CORPUS (*)

 

(*) Haga click aquí para  ver detalles del Título.

 

Artículo 349º al 360º.- DEROGADOS

 

 

 

 

TITULO X

RECURSO DE REVISION

 

Artículo 361º.-

La sentencia condenatoria deberá ser revisada por la Corte Suprema, cualquiera que sea la jurisdicción que haya juzgado o la pena que haya sido impuesta:

1          Cuando después de una condena por homicidio se produzcan pruebas suficientes de que la pretendida víctima del delito vive o vivió después de cometido el hecho que  motivó la sentencia;

2          Cuando la sentencia se basó principalmente en la declaración de un testigo condenado después como falso en un juicio criminal;

3          Cuando después de una sentencia se dictara otra en la que se condene por el mismo delito a persona distinta del acusado; y no pudiendo conciliarse ambas sentencias, de su contradicción resulte la prueba de la inocencia de alguno de los condenados;

4          Cuando la sentencia se haya pronunciado contra otra precedente que tenga la calidad de cosa juzgada; y

5          Cuando con posterioridad a la sentencia se acrediten hechos por medio de pruebas no conocidas en el juicio, que sean capaces de establecer la inocencia del condenado.

CONC.: Const. 139, inc. 7; C. de P.P. 16, 210

 

Artículo 362º.-

El recurso de revisión puede ser interpuesto por el acusado, por sus parientes hasta el cuarto grado de consanguinidad y segundo de afinidad, por su cónyuge, su tutor, padre o hijo adoptivo y por los Vocales de la Corte Suprema.(*)

(*) Haga click aquí para  ver detalles del Artículo.

CONC.: C.de P.P. 16; L.O.M.P. 82 inc. 1.

 

Artículo 363º.-

El recurso de revisión puede interponerse aunque haya muerto el condenado, para rehabilitar su memoria.

CONC.: C. de P.P. 362

 

Artículo 364º.-

El recurso de revisión se interpone ante la Corte Suprema, acompañando los documentos que acrediten el hecho en que se funda. La Corte Suprema encomendará a dos de sus Vocales que se informen de los hechos alegados y que dictaminen sobre la solicitud, y resolverá en Sala Plena, si hay lugar a anular la sentencia y a que se renueve el proceso. En esta audiencia no votarán los Vocales informantes, pero concurrirán para dar las explicaciones necesarias; tampoco votará el Vocal que interpuso el recurso. El reo o defensor que éste nombre, debe ser oído si concurre.(*)

(*) Haga click aquí para  ver detalles del Artículo.

CONC.: C. de P.P. 362; L.O.P.J. 289

 

Artículo 365º.-

Si la pena no ha sido aún ejecutada y uno de los Vocales presenta el recurso de revisión, se suspenderá la ejecución mientras resuelva la Corte Suprema.(*)

(*) Haga click aquí para  ver detalles del Artículo.

 

 

TITULO XI

DISPOSICIONES FINALES

 

 

Artículo 366º al 368º.- DEROGADOS (*)

(*) Haga click aquí para  ver detalles de los Artículos.

 

Artículo 369º.- Derogatoria.

Quedan derogados los artículos 52º y 386º, en su última parte, del Código Penal.(*)

(*) Haga click aquí para  ver detalles del Artículos.

 

 

 

 

 

CODIGO PROCESAL PENAL

(Artículos Vigentes)

 

DECRETO LEGISLATIVO Nº 638

 

 

Fecha de publicación:                          27/04/91

Fecha de vigencia de los artículos:                   28/04/91

 

 

 

DECRETO LEGISLATIVO Nº 638

 

POR CUANTO:

 

De conformidad con lo dispuesto por el artículo 188º de la Constitución Política del Perú, por Ley N° 25281 publicada el 30 de octubre de 1990, el Congreso de la República delega en el Poder Ejecutivo la facultad de dictar, mediante decreto legislativo, el CODIGO PROCESAL PENAL, dentro del término de 180 días, nombrando para  tal efecto una Comisión Revisora de los proyectos elaborados y facultándola a introducir en ellos las reformas que estime pertinentes;

 

Que la mencionada Comisión Revisora ha cumplido con presentar al Poder Ejecutivo el proyecto de nuevo CODIGO PROCESAL PENAL, aprobado por ella de acuerdo con lo dispuesto por el artículo 2º. de la Ley Nº  25281;

 

Que resulta conveniente disponer la vigencia inmediata de algunas normas de este Código, como son: el principio de oportunidad regulado en el artículo 2º; algunas prescripciones destinadas a la descongestión de los establecimientos carcelarios y a la limitación de los supuestos para restricción de la libertad del imputado, artículo 135º; motivación de la detención, artículo 136º; libertad por exceso de detención, artículo 138º; supuestos de conversión de la comparecencia, artículos 143º al 145º; y a la libertad provisional, artículos 182º al 188º; pues es objetivo del Gobierno garantizar la seguridad jurídica de los ciudadanos mediante un efectivo control social;

 

Con el voto aprobatorio del Consejo de Ministros; y,

 

Con cargo a dar cuenta al Congreso;

 

Ha dado el Decreto Legislativo siguiente:

 

Artículo 1º.-

Promúlgase el Código Procesal Penal, aprobado por la Comisión Revisora, constituida por la Ley Nº 25281, según el texto adjunto que consta de 400 artículos distribuidos de modo y forma que a continuación se detallan:

 

 

TITULO  PRELIMINAR        :  Artículos I a X.

LIBRO PRIMERO      :  La Acción Penal (artículos 1º al  9º)

LIBRO SEGUNDO    :  La Investigación : (artículos 91º  a 260º) 

LIBRO TERCERO     :  El Juzgamiento: (artículos 261º   a 311º) 

LIBRO CUARTO       :  La Actividad Procesal: (artículos 312º a   372º)  

LIBRO QUINTO                   :  De los Procesos Especiales (artículos 373º  a 400º)  

 

Artículo 2º.-

El Código Procesal Penal entrará en vigencia el 01 de mayo de 1994 (*); salvo lo referente a los artículos 2º, 135º, 136º, 138º, 143º, 145º y 182º a 188º; los mismos que entrarán en vigencia al día siguiente de la publicación del presente Decreto Legislativo. 

(*) Haga click aquí para  ver detalles del Artículo.

 

POR TANTO:

Mando se publique y cumpla,

 

ALBERTO FUJIMORI FUJIMORI

Presidente de la República

 

AUGUSTO ANTONIOLI VASQUEZ

Ministro de Justicia

 

 

ARTICULADO VIGENTE DEL CODIGO PROCESAL PENAL

 

DECRETO LEGISLATIVO Nº 638

 

Promulgado :    25/04/91

 

Artículo 2º.-

El Ministerio Público, con consentimiento expreso del imputado podrá abstenerse de ejercitar la acción penal en cualquiera  de los siguientes casos:

1.         Cuando el agente haya sido afectado gravemente por las consecuencias de su delito y la pena resulte inapropiada.

2.         Cuando se tratare de delitos que por su insignificancia o su poca frecuencia no afecten gravemente el interés público, salvo cuando la pena mínima supere los 2 (dos) años de pena privativa de libertad o se hubiere cometido por un funcionario público en ejercicio de su cargo.

3.         Cuando la culpabilidad del agente en la comisión del delito, o su contribución a la perpetración del mismo sean mínimos, salvo que se tratare de un hecho delictuoso cometido por un funcionario público en ejercicio de su cargo.

            En los supuestos previstos en los incisos 2) y 3) será necesario que el agente hubiere reparado el daño ocasionado o exista un acuerdo con la víctima respecto a la reparación civil.

            Si la acción penal hubiera sido ya ejercida, el juez podrá, a petición del Ministerio Público, dictar auto de sobreseimiento en cualquier etapa del proceso, bajo los supuestos ya establecidos.(*)

(*) Haga click aquí para ver detalles del artículo

 

Artículo 135º.-

El juez puede dictar mandato de detención si atendiendo a los primeros recaudos acompañados por el Fiscal Provincial sea posible determinar:

 

 

            1. Que existen suficientes elementos probatorios de la comisión de un delito doloso que vincule al imputado como autor o partícipe del mismo.

No constituye elemento probatorio suficiente la condición de miembro de directorio, gerente, socio, accionista, directivo o asociado cuando el delito imputado se haya cometido en el ejercicio de una actividad realizada por una persona jurídica de derecho privado.

            2. Que la sanción a imponerse sea superior a los cuatro años de pena privativa de libertad; y,

            3. Que existen suficientes elementos probatorios para concluir que el imputado intenta eludir la acción de la justicia o perturbar la actividad probatoria. No constituye criterio suficiente para establecer la intención de eludir a la justicia, la pena prevista en la Ley para el delito que se le imputa.

 

En todo caso, el Juez Penal podrá revocar de oficio el mandato de detención previamente ordenado cuando nuevos actos de investigación pongan en cuestión la suficiencia de las pruebas que dieron lugar a la medida.

 

 

Artículo 136º.-

El mandato de detención será motivado, con expresión de los fundamentos de hecho y de derecho que los sustenten. El oficio mediante el cual se dispone la ejecución de la detención deberá contener los datos de identidad personal del requerido.

            Las requisitorias cursadas a la autoridad policial tendrán una vigencia de seis meses. Vencido este plazo caducarán automáticamente bajo responsabilidad, salvo que fuesen renovadas. La vigencia de la requisitoria para los casos de narcotráfico y terrorismo no caducarán hasta la detención y juzgamiento de los requisitoriados.(*)

(*) Haga click aquí para  ver detalles del Párrafo.

 

Artículo 137º.-

La detención no durará más de nueve (09) meses en el procedimiento ordinario y de quince (15) meses en el procedimiento especial. Tratándose de procedimientos por delitos de tráfico ilícito de drogas, terrorismo, espionaje y otros de naturaleza compleja seguidos contra más de diez imputados, o en agravio de igual número de personas, el plazo límite de detención se duplicará.  A su vencimiento, sin haberse dictado la sentencia de primer grado, deberá decretarse la inmediata libertad del inculpado, debiendo el Juez dictar las medidas necesarias para asegurar su presencia en las diligencias judiciales.

            Cuando concurren circunstancias que importen una especial dificultad o una especial prolongación de la investigación y que el inculpado pudiera sustraerse a la acción de la justicia, la detención podrá prolongarse por un plazo igual.

La prolongación de la detención se acordará mediante auto debidamente motivado, a solicitud del Fiscal y con audiencia del inculpado. Contra este auto procede el recurso de apelación, que resolverá la Sala previo dictamen del Fiscal Superior.

            No se tendrá en cuenta para el cómputo de los plazos establecidos en este artículo, el tiempo en que la causa sufriere dilaciones maliciosas imputables al inculpado o su defensa.

            La libertad será revocada si el inculpado no cumple con asistir, sin motivo legítimo a la primera citación que se le formule cada vez que se considere necesaria su concurrencia.

            El Juez deberá poner en conocimiento de la Sala la orden de libertad, como la de prolongación de la detención.  La Sala, de oficio o a solicitud de otro sujeto procesal, o del Ministerio Público, y previo informe del Juez, dictará las medidas correctivas y disciplinarias que correspondan.(*)

(*) Haga click aquí para  ver detalles del Artículo.

 

Artículo 138º.-

Si el juez omite fundamentar el mandato de detención, el inculpado podrá interponer recurso de queja, a cuyo efecto solicitará al Juez eleve el cuaderno correspondiente dentro de las 24 horas de presentada la impugnación, bajo responsabilidad. La Sala se pronunciará en el mismo término sin necesidad de vista fiscal. Si se declara fundada se ordenará que el conocimiento de la causa se remita a otro Juez, sin perjuicio de la sanción a que hubiere lugar. El Juez que reciba el cuaderno, en igual término, deberá dictar el mandato que corresponda con arreglo a lo prescrito en el artículo 136º.(*)

            Contra el mandato de detención procede recurso de apelación, que será concedido en un sólo efecto y seguirá el mismo trámite que el señalado para la queja.

(*) Haga click aquí para  ver detalles del Párrafo.

 

Artículo 143º.-

Se dictará mandato de comparecencia cuando no corresponda la medida de detención. También podrá imponerse comparecencia con la restricción prevista en el inciso 1), tratándose de imputados mayores de 65 años que adolescan de una enefermedad grave o de incapacidad física, siempre que el peligro de fuga o de perturbación de la actividad probatoria pueda evitarse razonablemente.

            El juez podrá imponer algunas de las alternativas siguientes :

1.         La detención domiciliaria del inculpado, en su propio domicilio o en custodia de otra persona, de la autoridad policial o sin ella, impartiéndose las órdenes necesarias.

2.         La obligación de someterse al cuidado y vigilancia de una persona o institución determinada, quien informará periódicamente en los plazos designados.

3.         La obligación de no ausentarse de la localidad en que reside, de no concurrir a determinados lugares, o de presentarse a la autoridad en los días que se le fijen.

4.         La prohibición de comunicarse con personas determinadas, siempre que ello no afecte el derecho de defensa.

5.         La prestación de una caución económica, si las posibilidades del imputado lo permiten.

El Juez podrá imponer una de estas alternativas o combinar varias de ellas, según resulte adecuada al caso y ordenará las medidas necesarias para garantizar su cumplimiento. Si el hecho punible denunciado está penado con una sanción leve o las pruebas aportadas no la justifiquen, podrá prescindir de tales alternativas.

 

 

Artículo 144º.-

La infracción de la comparecencia, en los casos en que el imputado sea citado para  su declaración o para otra diligencia determinará la orden de ser conducido compulsivamente por la policía.

            Si el imputado no cumple con las restricciones impuestas en el artículo 143º, previo requerimiento realizado por Fiscal o por el Juzgador en su caso, se revocará la medida y se dictará mandato de detención. Asimismo, de ser el caso perderá la caución y se ejecutará la garantía patrimonial constituida o la fianza personal otorgada.(*)

(*) Haga click aquí para  ver detalles del Artículo.

 

Artículo 145º.-

El mandato de comparecencia y las demás restricciones impuestas serán notificadas al imputado mediante citación que le entregará el secretario por intermedio de la Policía, o la dejará en su domicilio a persona responsable que se encargue de entregarla sin perjuicio de notificársele por la vía postal, adjuntándose a los autos constancia razonada de tal situación.

            La Policía, además dejará constancia de haberse informado de la identificación del procesado a quien notificó o de la verificación de su domicilio, si estaba ausente.

            Para estos efectos otórgase franquicia postal al Poder Judicial y al Ministerio Público.

 

Artículo 182º.-

El procesado que se encuentra cumpliendo detención podrá solicitar libertad provisional, cuando nuevos elementos de juicio permitan razonablemente prever que:

1.         La pena privativa de libertad a imponérsele no será mayor de cuatro años, o que el inculpado esté sufriendo una detención mayor a las dos terceras partes de la pena solicitada por el Fiscal en su acusación escrita.

2.         Se haya desvanecido la probabilidad de que el procesado eluda la acción de la justicia o perturbe la actividad probatoria.

3.         Que el procesado cumpla con la caución fijada o, en su caso, el insolvente ofrezca fianza personal.

 

 

Artículo 183º.-

La caución se fijará solamente cuando se trate de imputados con solvencia económica, y consistirá en una suma de dinero que se fijará en la resolución. El imputado puede empozarla en el Banco de la Nación o constituír una garantía patrimonial suficiente a nombre del Juzgado de la Sala hasta por dicho monto.

            El imputado que carezca de solvencia económica ofrecerá fianza personal escrita de una persona natural o jurídica.

 

Artículo 184º.-

Presentada la solicitud de libertad por el detenido, el Fiscal formará el incidente en el término de 24 horas y lo remitirá al Juez; con conocimiento de los demás sujetos procesales. (*)

(*) Haga click aquí para  ver detalles del Artículo.

 

Artículo 185º.-

El Juez resolverá en el término de 24 horas de recibido el incidente, notificará a los sujetos procesales y comunicará al Fiscal el tenor de la resolución.

            La resolución es apelable en el término común de dos días.(*)

(*) Haga click aquí para  ver detalles del Artículo.

 

Artículo 186º.-

Si el Juez ordena la libertad fijará las reglas de conducta. La apelación no impide la excarcelación.

 

 

Artículo 187º.-

Si el procesado infringe las reglas de conducta se revocará la libertad y se ordenará su recaptura. Perderá la caución, la que pasará a un fondo de tecnificación de la administración de justicia.(*)

(*) Haga click aquí para  ver detalles del Artículo.

 

Artículo 188º.-

La caución le será devuelta al imputado por el Banco de la Nación con los respectivos intereses devengados, cuando sea absuelto o sobreseído.

 

 

Artículo 239º.-

Cuando se trate de una muerte sospechosa de haber sido causada por un hecho punible se procederá al levantamiento del cadáver, haciendo constar en acta.

            El levantamiento del cadáver lo realizará el Fiscal pudiendo delegar la responsabilidad en su Adjunto o en la policía o en el Juez de Paz.

La identificación, ya sea antes de la inhumación o ya sea después de la exhumación, tendrá lugar mediante la descripción externa, la documentación de la huella dactiloscópica o palmatoscópica o por cualquier otro medio.

            Cuando sea probable que se trate de un caso de criminalidad se practicará la necropsia para determinar la causa de la muerte.(*)

(*) Haga click aquí para  ver detalles del Artículo.

 

Artículo 240º.-

La necropsia será practicada por peritos, en presencia del Fiscal o de su Adjunto. Al acto pueden asistir los Defensores de los sujetos procesales incluso acreditar perito de parte.(*)

(*) Haga click aquí para  ver detalles del Artículo.

 

Artículo 241º.-

Cuando se trate de homicidio doloso está prohibido el embalsamamiento.  En ese mismo supuesto la incineración sólo podrá ser autorizada por el Fiscal después de vencido el plazo investigatorio.(*)

(*) Haga click aquí para  ver detalles del Artículo.

 

Artículo 242º.-

Si existen indicios de envenenamiento, los peritos examinarán las vísceras y las materias sospechosas que se encuentran en el cadáver o en otra parte y las remitirán en envases aparentes, cerrados y lacrados, al laboratorio especializado correspondiente.

            Las materias objeto de las pericias se conservarán si fuese posible, para ser presentados en el debate oral.(*)

(*) Haga click aquí para  ver detalles del Artículo.

 

Artículo 243º.-

En caso de lesiones corporales el Fiscal exigirá que los peritos determinen en su informe el arma o instrumentos que las haya ocasionado, y si dejaron o no deformaciones y señales permanentes en el rostro, puesto en peligro la vida causado enfermedad incurable o la pérdida de un miembro u órgano y en general, todas las circunstancias que conforme al Código Penal influyen en la calificación del delito.(*)

(*) Haga click aquí para  ver detalles del Artículo.

 

Artículo 244º.-

En caso de aborto, se hará comprobar la preexistencia del embarazo, los signos demostrativos de la interrupción del mismo, las causas que lo determinaron, los probables autores y las circunstancias que sirvan para la determinación del carácter y gravedad del hecho.(*)

(*) Haga click aquí para  ver detalles del Artículo.

 

Artículo 245º.-

En los delitos contra el patrimonio deberá acreditarse la preexistencia de la cosa materia del delito.(*)

(*) Haga click aquí para  ver detalles del Artículo.

 

 

 

 

 

 

CODIGO DE EJECUCION PENAL

 

 

DECRETO LEGISLATIVO Nº 654

 

 

Fecha de publicación:   02/08/91

 

 

INDICE

 

 

EXPOSICION DE MOTIVOS

 

TITULO PRELIMINAR

 

TITULO I        :           EL INTERNO

 

TITULO II      :           REGIMEN PENITENCIARIO

Capítulo I         : Disposiciones Generales

Capítulo II       : Disciplina

Capítulo III      : Visitas y Comunicaciones

Capítulo IV      : Beneficios Penitenciarios

 

TITULO III     :           TRATAMIENTO PENITENCIARIO

Capítulo I         : Disposiciones Generales

Capítulo II       : Trabajo

Capítulo III      : Educación

Capítulo IV      : Salud

Capítulo V       : Asistencia Social

Capítulo VI      : Asistencia Legal

Capítulo VII     : Asistencia Psicológica

Capítulo VIII   : Asistencia Religiosa

 

TITULO IV     :           LOS ESTABLECIMIENTOS PENITENCIARIOS

Capítulo I         : Instalaciones

Capítulo II       : Organos

Capítulo III      : Seguridad

 

TITULO V      :           EJECUCION DE LAS PENAS RESTRICTIVAS DE LIBERTAD

 

TITULO VI     :           EJECUCION DE LAS PENAS LIMITATIVAS DE DERECHO

 

TITULO VII    :           ASISTENCIA POST-PENITENCIARIA

 

TITULO VIII  :           PERSONAL PENITENCIARIO

 

TITULO IX     :           INSTITUTO NACIONAL PENITENCIARIO

 

TITULO X      :           DISPOSICIONES FINALES Y TRANSITORIAS

 

 

 

 

 

EXPOSICION DE MOTIVOS

 

 

ANTECEDENTES

 

La Constitución Política de 1979, en el segundo párrafo del artículo 234 establece que "El régimen penitenciario tiene por objeto la reeducación, rehabilitación y reincorporación del penado a la sociedad, de acuerdo con el Código de Ejecución Penal". Para dar cumplimiento a este mandato constitucional, el Congreso de la República, mediante las leyes 23860 y 24068, delegó en el Poder Ejecutivo la facultad de dictar, mediante Decreto Legislativo, el Código de Ejecución Penal. Se nombró por Resolución Suprema Nº 285-84-JUS de fecha 3 de julio de 1984, una comisión integrada por los doctores Jorge Muñiz Ziches, quien la presidió, Guillermo Bettochi Ibarra, Víctor Pérez Liendo y Pedro Salas Ugarte, para elaborar el Proyecto de Código de Ejecución Penal que fue promulgado por el decreto legislativo 330, de fecha 06 de marzo de 1985.

 

Este Código diseña un nuevo Sistema Penitenciario que, teniendo como premisa el reconocimiento jurídico y el respeto a la persona del interno, persigue como objetivo, fundamental la resocialización del penado a través de un tratamiento científico. Recoge las reglas mínimas para el tratamiento de los reclusos aprobadas por el I Congreso de las Naciones Unidas sobre Prevención del Delito y Tratamiento del Delincuente y sus modificatorias, así como las Reglas Mínimas adoptadas por el Consejo de Europa el 19 de Enero de 1973. Junto al precedente nacional­Decreto Ley Nº17581-, ha tenido  principalmente como fuentes legislativas a la Ley Orgánica Penitenciaria de España de 1979, la Ley Penitenciaria Alemana del 16 de Marzo de 1976 y la Ley Penitenciaria Sueca de 1974. También ha considerado los avances de las investigaciones criminológicas y la Ciencia Penitenciaria.

 

Habiendo transcurrido cerca de siete años de vigencia del Decreto Legislativo 330, el Congreso de la República, mediante Ley Nº 25297, delegó en el Poder Ejecutivo la facultad de dictar dentro del término de 210 días el nuevo Código de Ejecución Penal. De acuerdo a dicha ley se designó una comisión integrada por los Senadores, Doctores Javier Alva Orlandini, Absalón Alarcón Bravo de Rueda y Luis Gazzolo Miani, los Diputados, Doctores Genaro Vélez Castro, Jorge Donayre Lozano; un representante del Poder Judicial, doctor Roger H. Salas Gamboa; un representante del Ministerio Público, doctor Angel Fernández Hernani; un abogado por el Ministerio de Justicia, Dr. Germán Small; un representante de la Federación del Colegio de Abogados del Perú, doctor Arsenio Oré Guardia y un representante del Colegio de Abogados de Lima, Dra. Lucía Otarola Medina.

Prestaron su valioso concurso como Asesores de la Comisión los Drs. Víctor Pérez Liendo y Pedro Salas Ugarte.

En esta Comisión actuó como Secretario Letrado - Relator el doctor Pablo Rojas Zuloeta.

Colaboraron con la misma, como Secretarias la Srta. Milagros Ríos García, Sra. María del Pilar Mayanga Carlos, Sra. Rosa Sandoval de Carranza.

 

 

CONTENIDO

 

El Proyecto mantiene fundamentalmente la estructura y el contenido del Código de Ejecución Penal de 1985, adecuándolos a los nuevos Códigos Penal y Procesal Penal y a la nueva realidad penitenciaria surgida como consecuencia de las transformaciones sociales, tecnológicas y la evolución de la criminalidad. Se introducen nuevas normas y se suprimen otras -en menor medida- con el objeto de hacer más eficaz el funcionamiento del Sistema Penitenciario.

 

La primera novedad del Proyecto se establece en el artículo I del Título Preliminar, al disponer que el Código no sólo regula la ejecución de la pena privativa de libertad, las medidas de seguridad y las medidas privativas de libertad relacionadas a los procesados, sino también otras penas incorporadas por el Código Penal: penas restrictivas de libertad y penas limitativas de derechos. Aún cuando la doctrina establece que los sistemas penitenciarios se refieren sólo a la ejecución de penas y medidas privativas de libertad, el hecho de tratarse de un Código de Ejecución Penal exige que se regule la ejecución de todas las penas contenidas en el Código sustantivo.

 

La unificación de la pena privativa de libertad en el nuevo Código Penal (eliminando las penas de internamiento, penitenciaría, relegación y prisión), no ha significado ninguna modificación al Sistema Penitenciario, pues éste ya estaba diseñado en función a la ejecución de la pena privativa de libertad unitaria.

 

El objetivo de la Ejecución Penal está previsto en el artículo II, que recoge el principio contenido en el segundo párrafo del artículo 234º de la Constitución Política. Los conceptos de reeducación, rehabilitación y reincorporación del penado a la sociedad, doctrinariamente, pueden resumirse en el de resocialización del interno. En el caso del interno procesado rige el principio de la presunción de inocencia previsto en el artículo 2 inciso 20 literal f) de la Carta Fundamental, aplicándosele las normas del Sistema Penitenciario, en cuanto sean compatibles con su situación jurídica.

 

El Proyecto suprime la figura del Juez de Ejecución Penal, institución que fue introducida por el Código de 1985 para el control judicial de las penas, la misma que no logró la finalidad para la que fue concebida. Además, con la reforma del Código Procesal Penal, que atribuye la investigación al Ministerio Público, el Juez Penal podrá atender el control de la ejecución de las penas.

 

Las demás normas del Título Preliminar contienen principios generales y programáticos que todo Sistema Penitenciario moderno debe desarrollar, incluyendo al artículo X, que permite al Sistema Penitenciario acoger las disposiciones, recomendaciones y conclusiones de las Naciones Unidas para la prevención del delito y tratamiento del delincuente, considerándose dentro de ellas a las Reglas Mínimas para el Tratamiento de los Reclusos aprobadas en Ginebra en 1955.

 

 

EL INTERNO

 

El Título I regula los derechos y deberes fundamentales del interno durante su permanencia en el establecimiento penitenciario para cumplir su pena o la medida privativa de libertad, en el caso del interno procesado.

 

Al establecerse la finalidad resocializadora de la ejecución penal, el interno no es una persona eliminada de la sociedad, sino que continúa formando parte de ella, como miembro activo. El proyecto le atribuye el goce de los mismos derechos que el ciudadano en libertad, con las únicas limitaciones que le puedan imponer la ley y la sentencia respectiva.

 

Dentro de estos límites, podrá ejercitar los derechos que la Constitución reconoce a todo ciudadano incluyendo el derecho de sufragio en el caso del procesado.

 

El interno tiene derecho a ocupar un ambiente adecuado que permita la realización del tratamiento penitenciario. Esta norma tiene su fuente en el artículo 233º, inciso 19, de la Constitución Política que enumera como una de las garantías de la administración de justicia el derecho de los reclusos y sentenciados de ocupar establecimientos sanos y convenientes.

 

También se establecen expresamente los derechos a ser llamado por su nombre, a comunicar inmediatamente a su familia y abogado su ingreso o traslado a otro establecimiento penitenciario y a formar agrupaciones culturales y deportivas, dejando al reglamento la posibilidad que se le autorice a formar otro tipo de agrupaciones.

 

En cuanto a sus deberes, el interno debe cumplir las disposiciones sobre el régimen penitenciario, especialmente de orden, aseo y disciplina.

 

El proyecto, con la finalidad de proteger la integridad física del interno, dispone que, al ingresar al establecimiento, será examinado por el servicio de salud. Si se le encuentra huellas de maltratos físicos, el director comunicará el hecho inmediatamente al representante del Ministerio Público, quién deberá iniciar la investigación correspondiente y, en su caso al Juez competente. Debe entenderse que esta norma también se aplica cuando el interno es trasladado a otro establecimiento penitenciario.

 

 

REGIMEN PENITENCIARIO

 

En el Título II, bajo el rubro de régimen penitenciario, se establece el conjunto de normas esenciales que regulan la convivencia y el orden dentro de los establecimientos penitenciarios, así como los derechos y beneficios penitenciarios a los que pueda acogerse el interno.

 

El primer contacto del interno con el Sistema Penitenciario se produce cuando éste ingresa al establecimiento penitenciario por mandato de la autoridad judicial competente. Las primeras acciones que se realicen después del ingreso van a influir decisivamente en la personalidad del interno y su tratamiento.

 

El interno es informado de sus derechos y obligaciones, entregándosele una cartilla con las normas de vida del establecimiento. El Reglamento deberá contemplar los casos del interno analfabeto y del interno extranjero que no conoce el idioma castellano.

 

Cuando el proyecto se refiere al lugar de alojamiento del interno suprime el término "celda" por tener una connotación represiva y atentatoria contra su dignidad, utilizando en su lugar el término ambiente.

 

La disciplina penitenciaria no se conceptúa como un fin sino como un medio para hacer posible el tratamiento del interno. El régimen disciplinario es flexible de acuerdo a las características de cada grupo de internos. Será riguroso en los establecimientos cerrados y se atenuará en los establecimientos semi-abiertos y abiertos, tendiéndose hacia la autodisciplina del interno.

 

Se establecen expresamente faltas disciplinarias, clasificadas en graves y leves. El interno debe ser informado de la falta que se le atribuye, permitiéndosele ejercer el derecho de defensa. La sanción más severa es la de aislamiento y sólo será aplicable en los casos que el interno manifieste agresividad y violencia y cuando reiteradamente altere la normal convivencia del establecimiento.

 

En cuanto a visitas y comunicaciones se reconoce el derecho del interno a comunicarse periódicamente en forma oral o escrita con sus familiares y otras personas; salvo el caso del procesado sometido a incomunicación judicial. En este supuesto, el proyecto se remite a las normas pertinentes del Código Procesal Penal. Las entrevistas entre el interno y su abogado defensor están revestidas de todas las garantías. Debiendo realizarse en privado y no podrán ser suspendidas ni intervenidas, bajo responsabilidad del director del establecimiento.

 

Los beneficios penitenciarios están contemplados en el Capítulo IV del Régimen Penitenciario, destinándose una sección para cada uno de ellos. Se mantienen los siguientes beneficios: permiso de salida, redención de la pena por el trabajo y la educación, semi-libertad, liberación condicional, visita íntima y otros beneficios.

 

El permiso de salida es un medio eficaz que contribuye al proceso de tratamiento del interno, manteniendo el vínculo con la familia, permitiéndosele que ante un hecho no común pueda salir a visitarla, debiendo observar buena conducta para acceder a este beneficio. El plazo se ha ampliado hasta las 72 horas considerando que el plazo de 48 horas resulta muchas veces insuficiente. El beneficio será concedido por el director del establecimiento, dando cuenta al representante del Ministerio Público y, en el caso del procesado, al juez de la causa.

 

La redención de la pena por el trabajo y la educación es una institución de prevención especial que permite reducir el tiempo de duración de la pena al interno que desempeñe una actividad laboral o educativa, bajo el control de la administración penitenciaria. Se le otorga al interno a razón de un día de pena por cada dos días de trabajo o estudio. Esta institución fomenta el interés del interno por el trabajo y la educación, actividades que son factores importantes en el proceso de tratamiento. Finalmente, desempeña el rol de elemento despenalizador dentro de la ejecución penal, pues el tiempo obtenido por la redención tiene validez para acceder a la semilibertad y la liberación condicional, contribuyendo de esta manera al descongestionamiento de los establecimientos penitenciarios.

 

En cuanto al beneficio de la semi-libertad, el Proyecto introduce una modificación sustancial. El beneficio que está restringido sólo al trabajo fuera del establecimiento penitenciario se amplía para efectos de la educación y, lo más importante, el beneficiado ya no pernoctará en el establecimiento sino en su domicilio, sujeto al control e inspección de la autoridad penitenciaria. La falta de establecimientos adecuados, la necesidad de mantener al interno vinculado con su familia y otras razones de orden práctico, como el control del beneficiado, han determinado la adopción de esta norma.

 

La liberación condicional, antes denominada libertad condicional, es una institución que, con diversos nombres, es reconocida y admitida por casi la totalidad de los ordenamientos penitenciarios y constituye la fase más avanzada del tratamiento penitenciario. Su concesión depende, al igual que en la semilibertad, fundamentalmente, de la evolución favorable del proceso de readaptación o resocialización del interno. En consecuencia, ambos beneficios no operan automáticamente por el solo hecho de haberse cumplido el tiempo de pena que señala la ley.

 

Por razones de política criminal y considerando  fundamentalmente la gravedad de los delitos, en el caso de genocidio (artículo 129º del Código Penal), extorsión (artículo. 200º segunda parte), atentados contra la seguridad nacional y traición a la patria (artículo 325º al 332º) y rebelión (artículo 346º), el interno podrá acogerse al beneficio de la redención de la pena por el trabajo y la educación a razón de un día de pena por cinco días de labor o estudio y a los beneficios de semi-libertad y liberación condicional cuando ha cumplido las dos terceras partes de la pena y las tres cuartas partes de la misma, respectivamente. Estos beneficios no se aplican en los casos de los delitos de tráfico ilícito de drogas y de terrorismo a que se refieren los artículos 296º, 297º, 301º y 302º y 319º a 323º, del Código Penal, respectivamente.

 

El Proyecto, en concordancia con la supresión de la reincidencia en el nuevo Código Penal, elimina la distinción entre el interno primario y reincidente para efectos de la concesión de los beneficios de semilibertad y liberación condicional. Por tanto, los plazos para acceder a estos beneficios son los mismos para ambos: el tercio de la pena para la semi-libertad y la mitad para la liberación condicional, salvo los casos especificados en cada uno de los beneficios. La tramitación de estos beneficios estará a cargo del Consejo Técnico Penitenciario, el cual podrá actuar de oficio y, será el Juez que conoció del proceso, previo informe fiscal, el que resuelva dentro del término de tres días. Contra la resolución que deniegue el beneficio procede el recurso de apelación. El Proyecto pretende hacer más ágil y eficaz el trámite a fin de evitar la excesiva morosidad existente que perjudica gravemente al interno y origina un ambiente de tensión en los establecimientos penitenciarios.

 

La visita íntima es un beneficio que tiene por objeto el mantenimiento de la relación del interno con su cónyuge ó concubino. El término interno se refiere tanto al varón como a la mujer. Será el Reglamento el que determine los requisitos y condiciones para su realización, bajo las recomendaciones de profilaxia, higiene y planificación familiar.

 

Finalmente, bajo el rubro de "Otros Beneficios", se consideran diversas recompensas que se otorgan al interno como estímulo por la realización de actos que evidencian espíritu de solidaridad y sentido de responsabilidad.

 

TRATAMIENTO PENITENCIARIO

 

El Título III del proyecto desarrolla las normas sobre el tratamiento penitenciario, que comprende ocho Capítulos referentes a : disposiciones generales, trabajo, educación, salud, asistencia social, asistencia legal y asistencia religiosa.

 

El tratamiento es el elemento esencial del Sistema Penitenciario. El Proyecto desarrolla el tratamiento mediante el sistema progresivo moderno, distinto al sistema tradicional que estaba vigente en nuestro país antes de la  dación del Código de Ejecución Penal de 1985. El objetivo del tratamiento es la reeducación, rehabilitación y reincorporación del interno a la sociedad.

 

Los principios científicos que rigen el tratamiento penitenciario establecen que debe ser individualizado y grupal, utilizando para ello toda clase de métodos médicos, biológicos, psicológicos, psiquiátricos, pedagógicos, sociales y laborales, en una relación abierta.

 

El tratamiento es complejo, pues supone la aplicación de varios de los métodos antes mencionados y es programado y aplicado por los profesionales. Es contínuo y dinámico, pues va evolucionando de acuerdo a las diversas facetas por las que va atravesando la personalidad del interno.

 

Para individualizar el tratamiento se hace el estudio integral del interno mediante los exámenes criminológicos correspondientes. Luego se clasifica al interno en grupos homogéneos diferenciados en el establecimiento o sección del mismo que le corresponda. Finalmente se determina el programa de tratamiento individualizado.

 

La efectividad de la aplicación del tratamiento no sólo va a depender de la existencia de suficiente personal capacitado para realizarlo sino de la participación activa del propio interno en la planificación y ejecución de su tratamiento. La administración penitenciaria deberá fomentar esta participación y no tratar de imponerlo coactivamente.

 

El trabajo y la educación contribuyen decisivamente en el proceso de resocialización. Ambos son elementos fundamentales del tratamiento. El Proyecto, recogiendo el principio establecido en el artículo 42º de la Constitución Política, reconoce que el trabajo es un derecho y un deber del interno. Sus condiciones serán, en lo posible, similares al trabajo en libertad. No tendrá carácter aflictivo ni será aplicado como medida disciplinaria ni atentará contra la dignidad del interno. El reglamento deberá regular la organización del trabajo, sus métodos y demás aspectos.

 

El Proyecto concede especial importancia a la educación. Se dispone que, en cada establecimiento, se propicia la educación del interno para su formación profesional o capacitación ocupacional. El interno analfabeto debe participar obligatoriamente en programas de alfabetización y educación primaria para adultos y, aquél que no tenga profesión u oficio, está obligado al aprendizaje técnico. Se mantiene el derecho del interno a disponer de libros, periódicos y revistas y a ser informado a través de audiciones radiofónicas, televisivas y otras, permitiendo que mantenga vinculación con el exterior, factor que va a influir positivamente en el proceso de su resocialización.

 

Las demás normas de este título están dirigidas a proteger y velar por la vida y la salud del interno y de apoyarlo a través de la asistencia social, legal, psicológica y permitirle ejercitar su derecho a la libertad de culto.

 

 

ESTABLECIMIENTOS PENITENCIARIOS

 

El Proyecto mantiene la clasificación de los establecimientos penitenciarios establecida por el Código de Ejecución Penal de 1985, agregándose solamente los establecimientos de mujeres. La clasificación se completa con los establecimientos de procesados, sentenciados y los especiales.

 

Se menciona que, en los establecimientos de procesados, funcionarán Centros de Observación y Clasificación. En estos centros, el interno permanecerá el tiempo necesario para su evaluación y clasificación por los profesionales de tratamiento.

 

Los establecimientos de sentenciados se clasifican en: de régimen cerrado, de régimen semi-abierto y de régimen abierto. La implementación de los dos últimos va a significar el desarrollo de un programa de mediano y largo plazo, destinado a dotar al Sistema Penitenciario de la infraestructura adecuada que permita cumplir los objetivos de la ejecución penal. La creación de colonias o pueblos agrícolas o industriales en donde el interno y su familia desarrollen actividades laborales y de convivencia social, bajo un régimen abierto, debe ser el primer paso, especialmente en la selva y en las zonas de frontera.

 

En relación a los establecimientos de mujeres, el Proyecto dispone que están a cargo, exclusivamente, de personal femenino, a excepción de la asistencia legal, médica, psicológica y religiosa. El Proyecto también ha regulado la situación de los menores que conviven con sus madres dentro del establecimiento, teniendo como principio fundamental la protección del menor y lo que mejor convenga a sus intereses. La regla general es que los menores podrán permanecer hasta los tres años de edad y deben ser atendidos en una guardería infantil. Esta norma no restringe el ejercicio de la patria potestad de los padres del menor ni la jurisdicción del Juez de menores.

 

Dentro del Sistema Penitenciario no hay privilegios puesto que, conforme al artículo 187 de la Constitución Política no pueden expedirse leyes por la diferencia de personas. Todos los internos deberán permanecer en los establecimientos penitenciarios sujetos a las reglas de clasificación en grupos homogéneos diferenciados.

 

Los establecimientos penitenciarios tendrán un director que es la máxima autoridad, un subdirector, los órganos técnicos (Consejo Técnico Penitenciario y Organismo Técnico de Tratamiento) y administrativos y el personal necesario.

 

 

SEGURIDAD

 

La seguridad de los establecimientos tiene como objetivo proporcionar las condiciones óptimas para desarrollar las acciones de tratamiento. Desde el Primer Congreso de las Naciones Unidas sobre Prevención del Delito y Tratamiento del delincuente, realizado en 1955, se recomienda que la seguridad integral de los establecimientos debe estar a cargo de personal civil. En nuestro país subsiste el problema de la seguridad compartida por el personal civil y el personal policial, que origina diversos conflictos atentando contra el eficaz funcionamiento del Sistema Penitenciario. En los últimos años, la policía ha asumido la seguridad interna y externa de algunos importantes establecimientos, creándose una situación caótica que hace imposible realizar las acciones de tratamiento.

 

El Proyecto establece como regla general que la seguridad integral de los establecimientos está a cargo del personal penitenciario. La seguridad exterior, excepcionalmente, a solicitud de la Administración Penitenciaria, estará a cargo del Ministerio del Interior, precisándose que ésta comprende la vigilancia y control de las zonas externas contiguas al perímetro del establecimiento.

 

 

EJECUCIÓN DE PENAS RESTRICTIVAS DE LIBERTAD

 

Por la naturaleza de estas penas, la Administración Penitenciaria se limita a poner a disposición de la autoridad competente al interno que ha cumplido la pena privada de libertad para la ejecución de la pena de expatriación, en el caso de ser peruano y la expulsión del país, tratándose de extranjero.

 

 

EJECUCIÓN DE PENAS LIMITATIVAS DE DERECHOS

 

La ejecución de penas limitativas de derechos: prestación de servicios a la comunidad y limitación de días libres, se realiza bajo las normas del Código Penal y las que establece el Proyecto.

 

Para la prestación de servicios a la comunidad, la Administración Penitenciaria determinará la entidad o institución entre las señaladas por el artículo 34º del Código Penal, en la que el penado cumplirá los trabajos gratuitos que se le asigne, preferentemente en el lugar de su domicilio. Para asignar estos trabajos se tendrá en cuenta, entre otros aspectos, las aptitudes y la ocupación u oficio del penado. La Administración Penitenciaria supervisará la ejecución de esta pena informando periódicamente al juez que conoció el proceso.

 

La pena de limitación de días libres, se cumplirá en establecimientos organizados con fines educativos que la Administración Penitenciaria deberá gestionar e implementar. Dichos establecimientos contarán con los profesionales necesarios para orientar al penado a efecto de su rehabilitación.

 

El proyecto se remite al reglamento que contendrá las disposiciones complementarias para la ejecución de estas penas.

 

 

ASISTENCIA POST-PENITENCIARIA

 

El más grave inconveniente que tradicionalmente ha tenido la pena privativa de libertad es la marginación social del delincuente, no sólo durante el cumplimiento de la condena sino aún después de haber egresado del Establecimiento Penitenciario. Los efectos nocivos de la ejecución de la pena privativa de libertad se extienden a los familiares del interno que frecuentemente quedan en una situación grave de desamparo material y moral. El problema del delito también involucra a la víctima y sus familiares.

 

Con el objeto de atenuar en lo posible estos efectos negativos que inciden sobre la vida del liberado y de sus familiares, la ciencia penitenciaria aconseja reforzar los lazos que lo unen a su familia y amistades creando una serie de relaciones para que no se produzca ese aislamiento y apoyarlo para que esté en condiciones de reincorporarse plenamente a la sociedad.

 

En el Proyecto son las Juntas de Asistencia Post-Penitenciaria las encargadas de cumplir esta labor. Estas instituciones funcionarán en las regiones penitenciarias y estarán integradas por un equipo interdisciplinario con participación de diversos representantes de las instituciones sociales. Esta labor debe descansar fundamentalmente en los asistentes sociales, que son los profesionales que están mejor capacitados para desempeñar las funciones que establece el proyecto, conjuntamente con los otros profesionales que determine el reglamento.

 

 

PERSONAL PENITENCIARIO

 

Para la aplicación de las normas que regulan el Sistema Penitenciario y el cumplimiento de sus objetivos se requiere contar con personal capacitado para llevarlos a cabo. Seria ilógico fijar los fines del Sistema Penitenciario en el tratamiento y no poder después realizarlo en la práctica por falta de personal especializado. Sin embargo, esto es lo que viene ocurriendo en la mayoría de países y, sin lugar a dudas, es el problema fundamental en que se encuentra la reforma del Sistema Penitenciario en el Perú.

 

El proyecto, reconociendo esta realidad, establece que la administración penitenciaria contará con el personal necesario y debidamente calificado, que será seleccionado formado y capacitado permanentemente en el Centro de Estudios Criminológicos y Penitenciarios. La primera medida, en consecuencia, para la implementación del proyecto será seleccionar y preparar el personal que, con urgencia, requiere el Sistema Penitenciario.

 

El proyecto, establece que la carrera penitenciaria comprende al personal de tratamiento, de administración y de seguridad, disponiéndose que las plazas serán cubiertas por estricta línea de carrera conforme al escalafón.

 

Reconociendo el carácter especial de la carrera penitenciaria por la función social que cumple, se establece que el personal se organiza jerárquicamente y está sujeto a un régimen laboral y de remuneración especiales.

 

 

INSTITUTO NACIONAL PENITENCIARIO

 

El Proyecto mantiene al Instituto Nacional Penitenciario (INPE) como el organismo rector del Sistema Penitenciario Nacional. Considerando que la Administración Penitenciaria es una función eminentemente técnica y compleja, se establece que está será dirigida por un órgano colegiado (Consejo Nacional Penitenciario) integrado por tres especialistas en asuntos criminológicos y penitenciarios cuyo presidente tendrá funciones ejecutivas.

 

El Consejo tendrá como una de sus funciones principales elaborar la política de prevención del delito y tratamiento del delincuente. Se ha diseñado una estructura orgánica funcional que permita cumplir con los objetivos y fines del proyecto, enumerándose los órganos que la componen cuya organización y funciones estarán determinadas en el Reglamento.

 

Para la implementación del Proyecto el Poder Ejecutivo deberá proveer en forma progresiva los recursos necesarios.

 

 

MIEMBROS DE LA COMISION REVISORA

 

Dr. Javier ALVA ORLANDINI

PRESIDENTE

Representante del Senado de la República.

Dr. Absalón ALARCÓN BRAVO DE RUEDA

Representante del Senado de la República.

Dr. Luis GAZZOLO MIANI

Representante del Senado de la República.

Dr. Genaro VELEZ CASTRO

Representante de la Cámara de Diputados.

Dr. Jorge DONAYRE LOZANO

Representante de la Cámara de Diputados.

Dr. Angel FERNÁNDEZ HERNANI

Representante del Ministerio Público.

Dr. Roger SALAS GAMBOA

Representante del Poder Judicial.

Dr. Germán SMALL ARANA

Representante del Ministerio de Justicia.

Dr. Arsenio ORE GUARDIA

Representante de la Federación del Colegio de Abogados del Perú.

Dra. Lucía OTAROLA MEDINA

Representante del Colegio de Abogados de Lima.

Dr. Víctor PEREZ LIENDO

Dr. Pedro SALAS UGARTE

Asesores.

Dr. Pablo ROJAS ZULOETA

Secretario Letrado-Relator

Srta. Milagros RIOS GARCÍA

Sra. María del Pilar MAYANGA CARLOS

Sra. Rosa SANDOVAL DE CARRANZA

Dr. Lorenzo CASTILLO CASSANA-Secretario Letrado

 

 

 

CODIGO DE EJECUCIÓN PENAL

 

 

TITULO PRELIMINAR

 

 

Artículo I.-

Este Código, de acuerdo con el artículo 234º de la Constitución Política del Perú (*), regula la ejecución de las siguientes penas dictadas por los órganos jurisdiccionales competentes:

1.- Pena privativa de libertad.

2.- Penas restrictivas de libertad.

3.- Penas limitativas de derechos.

Comprende, también, las medidas de seguridad.

(*) Haga click aquí para  ver detalles del Artículo.

 

Artículo II.-

La ejecución penal tiene por objeto la reeducación, rehabilitación y reincorporación del penado a la sociedad.

La misma regla se aplica al procesado, en cuanto fuera pertinente.

 

Artículo III.-

La ejecución penal y las medidas privativas de libertad de los procesados están exentas de tortura o trato inhumano o humillante y de cualquier otro acto o procedimiento que atente contra la dignidad del interno.

 

Artículo IV.-

El tratamiento penitenciario se realiza mediante el sistema progresivo.

 

Artículo V.-

El régimen penitenciario se desarrolla respetando los derechos del interno no afectados por la condena.

Está prohibida toda discriminación racial, social, política, religiosa, económica, cultural o de cualquier otra índole.

 

Artículo VI.-

La sociedad, las instituciones y las personas participan en forma activa en el tratamiento del interno y en acciones de asistencia post- penitenciaria.

 

Artículo VII.-

 La transferencia de personas extranjeras o nacionales condenadas por jueces peruanos para el cumplimiento de las penas impuestas en su país de origen o en el de su residencia habitual se regirá por los Tratados o Convenios Internacionales sobre la materia y el principio de reciprocidad por razones humanitarias y leyes respectivas.

            No se autorizará la transferencia de aquellos que se encuentren condenados por delitos de terrorismo, terrorismo agravado, atentado contra la seguridad nacional y traición a la patria o del agente que actúa como cabecilla o dirigente de una organización destinada al tráfico ilícito de drogas, sin perjuicio de lo dispuesto en los Tratados o Convenios Internacionales en los que el Perú es parte.

            La transferencia se autorizará mediante Resolución Suprema.(*)

(*) Haga click aquí para  ver detalles del Artículo.

 

Artículo VIII.-

La retroactividad y la interpretación de este Código se resuelven en lo más favorable al interno.

 

Artículo IX.-

La interna gestante o madre y los hijos menores de ésta que conviven con ella gozan de amplia protección del Sistema Penitenciario.

 

Artículo X.-

El Sistema Penitenciario acoge las disposiciones, conclusiones y recomendaciones de las Naciones Unidas para la prevención del delito y tratamiento del delincuente.

 

TITULO I

EL INTERNO

 

 

Artículo 1º.-

El interno goza de los mismos derechos que el ciudadano en libertad sin más limitaciones que las impuestas por la ley y la sentencia respectiva.

 

Artículo 2º.-

El interno ingresa al Establecimiento Penitenciario sólo por mandato judicial, en la forma prevista por la ley. Es ubicado en el Establecimiento que determina la Administración Penitenciaria.

 

Artículo 3º.-

El interno ocupa un ambiente adecuado y está sujeto a tratamiento integral desde su ingreso hasta su liberación.

 

Artículo 4º.-

El interno debe ser llamado por su nombre.

 

Artículo 5º.-

El interno debe observar las disposiciones sobre orden, aseo y disciplina.

 

Artículo 6º.-

Al ingresar al Establecimiento Penitenciario, el interno es examinado por el servicio de salud para conocer su estado físico y mental. Si se encuentran huellas de maltratos físicos, se comunica inmediatamente al representante del Ministerio Público y, en su caso, al Juez competente.

 

Artículo 7º.-

Los internos pueden formar agrupaciones culturales o deportivas y aquellas que el Reglamento autorice.

 

Artículo 8º.-

El interno tiene derecho a comunicar inmediatamente a su familia y abogado su ingreso o su traslado a otro Establecimiento Penitenciario.

 

 

TITULO II

REGIMEN PENITENCIARIO

 

CAPITULO PRIMERO

DISPOSlCIONES GENERALES

 

 

Artículo 9º.-

Al ingresar a un Establecimiento Penitenciario, el interno es informado de sus derechos y obligaciones y se le entrega una cartilla con las normas de vida que rigen en el Establecimiento. Si es analfabeto, dicha información le es proporcionada oralmente.

 

Artículo 10º.-

Cada interno tiene una ficha de identificación penológica y un expediente personal respecto a su situación jurídica y tratamiento penitenciario. Tiene derecho a conocer y ser informado de dicho expediente.

 

Artículo 11º.-

Los internos están separados de acuerdo a los siguientes criterios básicos:

1.- Los varones de las mujeres.

2.- Los procesados de los sentenciados.

3.- Los primarios de los que no lo son.

4.- Los menores de veintiún años de los de mayor edad

5.- Otros que determine el Reglamento.

 

Artículo 12º.-

El interno es alojado en un ambiente, individual o colectivo, de acuerdo al tratamiento que le corresponda.

 

Artículo 13º.-

Todo objeto de valor, salvo los de uso personal que lleve consigo el interno, previo inventario, podrá quedar bajo custodia de la Administración Penitenciaria, o será entregado a la persona que aquél determine.

 

Artículo 14º.-

El interno tiene derecho a formular quejas y peticiones ante el Director del Establecimiento Penitenciario.

En caso de no ser atendido, el interno puede recurrir, por cualquier medio, al representante del Ministerio Público.

 

Artículo 15º.-

Las revisiones y registros del interno, de sus pertenencias o del ambiente que ocupa, se realizan en presencia del Director o Sub-Director y del Jefe de Seguridad del Establecimiento, si son de rutina. En el caso de ser  súbitas o extraordinarias, debe contarse con la presencia del representante del Ministerio Público.

 

Artículo 16º.-

El interno tiene derecho a vestir sus propias prendas, siempre que sean adecuadas, o preferir las que le facilite la Administración Penitenciaria. Estas prendas deberán estar desprovistas de todo distintivo que pueda afectar su dignidad.

 

Cuando el interno sale del Establecimiento Penitenciario, usa prendas de vestir que no destaquen su condición de tal.

 

Artículo 17º.-

La Administración Penitenciaria proporciona al interno la alimentación preparada que cumpla con las normas dietéticas y de higiene establecidas por la autoridad de salud.

 

Artículo 18º.-

Dentro del Establecimiento Penitenciario se promueve y estimula la participación del interno en actividades de orden educativo, laboral, recreativo, religioso y cultural.

 

Artículo 19º.-

La libertad del interno sólo puede ser otorgada por la autoridad competente y en la forma prevista por la ley.

 

La orden de libertad es cumplida de inmediato, bajo responsabilidad del Director del Establecimiento Penitenciario.

 

Artículo 20º.-

Al momento de su liberación, se entrega al interno un certificado de libertad.

 

 

CAPITULO SEGUNDO

DISCIPLINA

 

 

Artículo 21º.-

El régimen disciplinario tiene por objeto la convivencia pacífica de los internos y mantener el orden en los Establecimientos Penitenciarios.

 

Artículo 22º.-

El régimen disciplinario es riguroso en los Establecimientos Penitenciarios cerrados y se atenúa en los Establecimientos Penitenciarios semi-abiertos y abiertos, tendiendo hacia la autodisciplina del interno.

 

Artículo 23º.-

Incurre en falta disciplinaria el interno que infringe las disposiciones establecidas en este Capítulo.

 

Artículo 24º.-

Las faltas disciplinarias se clasifican en graves y leves. Se sancionan sin perjuicio de la responsabilidad penal a que haya lugar.

 

 

Artículo 25º.-

Son faltas disciplinarias graves:

1.         Impedir o entorpecer el tratamiento de los demás internos.

2.         Poner en peligro su propia seguridad, la de los otros internos o la del Establecimiento Penitenciario.

3.         Interferir o desobedecer las disposiciones de seguridad.

4.         Poseer o consumir drogas tóxicas, estupefacientes, sustancias psicotrópicas o bebidas alcohólicas.

5.         Poseer armas, explosivos o cualquier objeto de uso prohibido en el Establecimiento Penitenciario.

6.         Realizar actos contrarios a la moral.

7.         Instigar o participar en motines, huelgas o desórdenes colectivos.

8.         Intentar evadirse del Establecimiento Penitenciario.

9.         Agredir a cualquier persona que se encuentre en el Establecimiento Penitenciario.

10.       Negarse a ingerir alimentos como acto de protesta o rebeldía.

11.       Negarse a asistir a diligencias judiciales en forma injustificada.

12.       Cometer cualquier otro acto similar previsto en el Reglamento.

 

Artículo 26º.-

Son faltas disciplinarias leves:

1.- Negarse a trabajar o a asistir a las actividades educativas, sin justificación.

2.- Transitar o permanecer en zonas prohibidas del Establecimiento Penitenciario, sin autorización.

3.- Emplear palabras soeces o injuriosas en el trato con las demás personas.

4.- Dañar o dar mal uso a las instalaciones del Establecimiento Penitenciario.

5.- Incumplir las disposiciones sobre alojamiento, higiene, aseo, horario, visitas, comunicaciones, traslados y registros.

6.- No presentarse cuando sea requerido por las autoridades del Establecimiento Penitenciario.

7.- Incumplir las demás disposiciones sobre el Régimen Penitenciario que establece el Reglamento.

 

Artículo 27º.-

Sólo pueden imponerse las siguiente sanciones disciplinarias:

1.- Amonestación.

2.- Privación de paseos o actos recreativos comunes, cuando corresponda hasta un máximo de treinta días.

3.- Limitación de las comunicaciones con el exterior hasta un máximo de treinta días.

4.- Privación de permisos de salida hasta un máximo de sesenta días.

5.- Aislamiento hasta un máximo de treinta días, salvo lo dispuesto en el artículo 33º.

 

Artículo 28º.-

La sanción de aislamiento es de aplicación sólo en los casos en que el interno manifiesta agresividad o violencia y cuando reiterada y gravemente altera la normal convivencia en el Establecimiento Penitenciario.

 

Artículo 29º.-

La sanción de aislamiento se cumple previo informe médico al Director del Establecimiento Penitenciario, el mismo que puede suspender o modificar la sanción de acuerdo al estado de salud del interno.

 

Artículo 30º.-

No se aplica la sanción de aislamiento:

1.- A la mujer gestante.

2.- A la madre que tuviera hijos consigo; y

3.- Al interno mayor de sesenta años.

 

Artículo 31º.-

El aislamiento se cumple en el ambiente que habitualmente ocupa el interno o en el que determina la Administración Penitenciaria.

 

Artículo 32º.-

El interno sancionado con aislamiento no es exonerado del trabajo, siempre que le sea posible efectuarlo dentro del ambiente que ocupa. Se le permite tener material de lectura.

 

Artículo 33º.-

La sanción de aislamiento  será no mayor de cuarenticinco días cuando la falta disciplinaria se comete dentro de la vigencia de una sanción anterior de aislamiento.

 

Artículo 34º.-

El interno es informado de la falta que se le atribuye permitiéndosele ejercitar su defensa.

 

Artículo 35º.-

El interno no debe ejercer función disciplinaria alguna.

 

Artículo 36º.-

Sólo con autorización del Director del Establecimiento Penitenciario podrá utilizarse los medios coercitivos que se establecen en el Reglamento, para impedir actos de evasión, violencia de los internos o alteraciones del orden, que afecten la seguridad del Establecimiento Penitenciario.

El uso de las medidas coercitivas está dirigido exclusivamente al restablecimiento de la normalidad y subsistirá sólo el tiempo estrictamente necesario.

 

 

CAPITULO TERCERO

VISITAS Y COMUNICACIONES

 

 

 

Artículo 37º.-

El interno puede comunicarse periódicamente, en forma oral y escrita y en su propio idioma, con sus familiares, amigos, representantes diplomáticos y organismos e instituciones de asistencia penitenciaria, salvo la incomunicación declarada por la autoridad judicial en el caso del  procesado, conforme a los artículos 140º, 141º y 142º del Código Procesal Penal.

Las comunicaciones se realizan respetando la intimidad y privacidad del interno y sus interlocutores.

 

Artículo 38º.-

La Administración Penitenciaria estimula e intensifica las comunicaciones y visitas en cuanto sean beneficiosas para el interno y evita aquellos contactos con el exterior que le resulten perjudiciales.

 

Artículo 39º.-

Las visitas se realizan en ambientes especiales, horarios, periodicidad y condiciones que establece el Reglamento.

 

Artículo 40º.-

El interno tiene derecho a entrevistarse y comunicarse en privado con su abogado defensor, en un ambiente adecuado. Este derecho no puede ser suspendido ni intervenido, bajo responsabilidad del Director del Establecimiento Penitenciario.

 

Artículo 41º.-

El Director del Establecimiento Penitenciario debe informar al interno sobre el fallecimiento o enfermedad de los familiares de éste o de personas íntimamente vinculadas a él o, en su caso, comunicará a éstos sobre la muerte, enfermedad o accidente grave del interno.

 

 

CAPITULO CUARTO

BENEFICIOS PENITENCIARIOS

 

 

Artículo 42º.-

Los beneficios penitenciarios son los siguientes:

1.- Permiso de salida.

2.- Redención de la pena por el trabajo y la educación.

3.- Semi-libertad.

4.- Liberación condicional.

5.- Visita íntima.

6.- Otros beneficios.

 

 

SECCION I

PERMISO DE SALIDA

 

 

Artículo 43º.-

El permiso de salida puede ser concedido al interno hasta un máximo de 72 horas, en los casos siguientes:

1.- Enfermedad grave, debidamente comprobada con certificación médica oficial, o muerte del cónyuge o concubino, padres, hijos o hermanos del interno.

2.- Nacimiento de hijos del interno.

3.- Realizar gestiones personales, de carácter extraordinario, que demanden la presencia del interno en el lugar de la gestión.

4.- Realizar gestiones para la obtención de trabajo y alojamiento ante la proximidad de su liberación.

Este beneficio puede ser concedido por el Director del Establecimiento Penitenciario, dando cuenta al representante del Ministerio Público y, en su caso, al Juez que conoce del proceso, y adoptará las medidas necesarias de custodia, bajo responsabilidad.

 

 

SECCION II

REDENCIÓN DE LA PENA POR EL TRABAJO Y LA EDUCACIÓN

 

 

Artículo 44º.-

El interno redime la pena mediante el trabajo, a razón de un día de pena por dos días de labor efectiva, bajo la dirección y control de la Administración Penitenciaria, salvo lo dispuesto en el artículo 46º.

 

Artículo 45º.-

El interno que recibe educación en sus diversas modalidades, bajo la dirección del órgano técnico del Establecimiento Penitenciario, redime un día de pena por dos días de estudio, debiendo aprobar la evaluación periódica de los estudios que realiza, salvo lo dispuesto en el artículo 46.

 

Artículo 46º.-

En los casos de los artículos 129º, 200º, segunda parte, 325º a 332º y 346º del Código Penal, el interno redime la pena mediante el trabajo o la educación a razón de un día de pena por cinco días de labor efectiva o de estudio, en su caso.

 

Artículo 47º.-

El beneficio de la redención de la pena por el trabajo y la educación, no es acumulable cuando éstos se realizan simultáneamente.

El beneficio de la redención de la pena por el trabajo o la educación no es aplicable a los agentes de los delitos tipificados en los artículos 296º, 297º, 301º, 302º y 319º a 323º del Código Penal.

 

 

SECCION III

SEMI-LIBERTAD

 

 

Artículo 48º.-

La semi-libertad permite al sentenciado egresar del Establecimiento Penitenciario, para efectos de trabajo o educación, cuando ha cumplido la tercera parte de la pena y si no tiene proceso pendiente con mandato de detención.

 

En los casos del artículo 46º, la semi-libertad podrá concederse cuando se ha cumplido las dos terceras partes de la pena y previo pago del íntegro de la cantidad fijada en la sentencia como reparación civil y de la multa o, en el caso del interno insolvente, la correspondiente fianza en la forma prevista en el artículo 183º del Código Procesal Penal.

 

Este beneficio no es aplicable a los agentes de los delitos tipificados en los artículos 296º, 297º, 301º, 302º y 319º a 323º del Código Penal.

 

Artículo 49º.-

El Consejo Técnico Penitenciario, de oficio o a pedido del interesado, en un plazo de diez días, organiza el expediente de semilibertad, que debe contar con los siguientes documentos:(*)

(*) Haga click aquí para  ver detalles del Artículo.

1. Copia certificada de la sentencia.

2. Certificado de conducta.

3. Certificado de no tener proceso pendiente con mandato de detención.

4. Certificado de computo laboral o estudio, si lo hubiere.

5. Informe sobre el grado de readaptación del interno, de acuerdo a la evaluación del Consejo Técnico Penitenciario.

6. Certificado policial que acredite domicilio o lugar de alojamiento.

 

Artículo 50º.-

La semi-libertad se concede por el Juez que conoció del proceso. Requiere dictamen fiscal, que será emitido dentro del tercer día. El Juzgado resuelve dentro del mismo término. Contra la resolución procede recurso de apelación.

 

Artículo 51º.-

La semi-libertad obliga al beneficiado a pernoctar en su domicilio, sujeto a control e inspección de la autoridad penitenciaria y del representante del Ministerio Público.

 

Artículo 52º.-

La semi-libertad se revoca si el beneficiado comete un nuevo delito doloso o incumple  las reglas de conducta establecidas en el artículo 58º del Código Penal, en cuanto sean aplicables.

 

 

SECCION IV

LIBERACIÓN CONDICIONAL

 

 

 

Artículo 53º.-

La liberación condicional se concede al sentenciado que ha cumplido la mitad de la pena, siempre que no tenga proceso pendiente con mandato de detención.

 

En los casos de los delitos a que se refiere el artículo 46º, la liberación condicional, podrá concederse cuando se ha cumplido las tres cuartas partes de la pena y previo pago del íntegro de la cantidad fijada en la sentencia como reparación civil y de la multa o, en el caso del interno insolvente, la correspondiente fianza en la forma prevista en el artículo 183º del Código Procesal Penal.

 

Este beneficio no es aplicable a los agentes de los delitos tipificados en los artículos 296º, 297º, 301º, 302º y 319º a 323º del Código Penal.

 

Artículo 54º.-

El Consejo Técnico Penitenciario, de oficio o a pedido del interesado, en un plazo de diez días, organiza el expediente de liberación condicional, que debe contar con los siguientes documentos:

1. Testimonio de condena.

2. Certificado de conducta.

3. Certificado de no tener proceso pendiente con mandato de detención.

4. Certificado de cómputo laboral o estudio, si lo hubiere.

5. Informe sobre el grado de readaptación del interno, de acuerdo a la evaluación del Consejo Técnico Penitenciario.

 

Artículo 55º.-

La liberación condicional se concede por el Juez que conoció el proceso. Requiere dictamen fiscal, que será emitido dentro del tercer día. El Juzgado resuelve en el mismo término. Contra la resolución procede recurso de apelación.

 

Artículo 56º.-

La liberación condicional se revoca si el beneficiado comete nuevo delito doloso o incumple las reglas de conducta establecidas en el artículo 58º del Código Penal, en cuanto sean aplicables.

 

Artículo 57º.-

La revocatoria de la liberación condicional por la comisión de nuevo delito doloso, obliga a cumplir el tiempo de la pena pendiente al momento de su concesión. En los demás casos de revocación el beneficiado cumplirá el tiempo pendiente de la pena impuesta.

 

 

SECCION V

VISITA INTIMA

 

 

 

Artículo 58º.-

La visita íntima tiene por objeto el mantenimiento de la relación del interno con su cónyuge o concubino, bajo las recomendaciones de higiene y planificación familiar y profiláxia médica. Es concedido por el Director del Establecimiento Penitenciario, conforme al Reglamento.

 

 

SECCION VI

OTROS BENEFICIOS

 

 

Artículo 59º.-

Los actos que evidencian en el interno espíritu de solidaridad y sentido de responsabilidad, tanto en el comportamiento personal como en la actividad organizada en el Establecimiento Penitenciario, son estimulados mediante recompensas que otorga el Consejo Técnico Penitenciario y que son anotadas en su expediente personal.

Estas recompensas son:

1.- Autorización para trabajar en horas extraordinarias.

2.- Desempeñar labores auxiliares de la Administración Penitenciaria, que no impliquen funciones autoritativas.

3.- Concesión extraordinaria de comunicaciones y visitas.

4.- Otras que determine el Reglamento.

 

 

 

TITULO III

TRATAMIENTO PENITENCIARIO

 

CAPITULO PRIMERO

DISPOSICIONES GENERALES

 

 

 

Artículo 60º.-

El tratamiento penitenciario tiene como objetivo la reeducación, rehabilitación y reincorporación del interno a la sociedad.

 

Artículo 61º.-

El tratamiento penitenciario es individualizado y grupal. Consiste en la utilización de métodos médicos, biológicos, psicológicos, psiquiátricos, pedagógicos, sociales, laborales y todos aquéllos que permitan obtener el objetivo del tratamiento de acuerdo a las características propias del interno.

 

Artículo 62º.-

Para individualizar el tratamiento se hace el estudio integral del interno mediante la observación y los exámenes que correspondan, a efecto de formular el diagnóstico y pronóstico criminológico.

 

Artículo 63º.-

El interno es clasificado en grupos homogéneos diferenciados, en el Establecimiento Penitenciario o sección del mismo que le corresponda, determinándose el programa de tratamiento individualizado.

 

Artículo 64º.-

La clasificación del interno es contínua, de acuerdo a su conducta y en las siguientes categorías:

1.- Fácilmente readaptable; y,

2.- Difícilmente readaptable.

 

 

CAPITULO SEGUNDO

TRABAJO

 

 

Artículo 65º.-

El trabajo es un derecho y un deber del interno, contribuye a su rehabilitación, se organiza y planifica atendiendo a su aptitud y calificación laboral compatible con la seguridad del establecimiento penitenciario.

 

El trabajo que realicen los internos procesados tiene carácter voluntario. (*)

(*) Haga click aquí para ver detalles del artículo

 

Artículo 66º.-

La organización del trabajo penitenciario, sus métodos, horarios, medidas preventivas, de higiene y seguridad, se regulan por el Reglamento y por la legislación del trabajo, en cuanto ésta sea aplicable.

 

Artículo 67º.-

El trabajo del interno es remunerado. La remuneración se distribuye en la forma que establece el Reglamento.

 

Artículo 68º.-

La remuneración del trabajo del interno sólo es embargable de acuerdo a ley.

 

 

 

CAPITULO TERCERO

EDUCACIÓN

 

 

Artículo 69º.-

En cada Establecimiento Penitenciario se promueve la educación del interno para su formación profesional o capacitación ocupacional. Los programas que se ejecutan estan sujetos a la legislación vigente en materia de educación.

 

Artículo 70º.-

El interno analfabeto participa obligatoriamente en los programas de alfabetización y educación primaria para adultos.

 

Artículo 71º.-

El interno que no tenga profesión u oficio conocidos, esta obligado al aprendizaje técnico, de acuerdo a sus aptitudes, intereses y vocación.

 

Artículo 72º.-

La Administración Penitenciaria da facilidades al interno para que realice estudios por correspondencia, radio o televisión.

 

Artículo 73º.-

La Administración Penitenciaria promueve la educación artística, la formación moral y cívica, y las prácticas deportivas del interno.

 

Artículo 74º.-

El interno tiene derecho a disponer de libros, periódicos y revistas. También puede ser informado a través de audiciones radiofónicas, televisivas y otras análogas.

 

El Consejo Técnico Penitenciario puede, mediante resolución motivada y por exigencias del tratamiento, establecer limitaciones a este derecho.

 

Artículo 75º.-

Las autoridades educativas competentes otorgan los certificados, diplomas y títulos a que se haya hecho acreedor el interno, sin mencionar el centro educativo del Establecimiento Penitenciario.

 

 

CAPITULO CUARTO

SALUD

 

 

Artículo 76º.-

El interno tiene derecho a alcanzar, mantener o recuperar el bienestar físico y mental. La Administración Penitenciaria proveerá lo necesario para el desarrollo de las acciones de prevención, promoción y recuperación de la salud.

 

Artículo 77º.-

Todo Establecimiento Penitenciario tiene un servicio médico básico a cargo de un facultativo, encargado de atender el bienestar del interno y de vigilar las condiciones del medio ambiente del Establecimiento, con la colaboración del personal profesional necesario.

 

Artículo 78º.-

En los Establecimientos Penitenciarios donde se justifique la necesidad de servicios especializados, se cuenta con un equipo de profesionales en cirugía, endocrinología, psiquiatría, psicología, oftalmología, pediatría, ginecología, odontología y el personal técnico auxiliar adecuado.

 

Artículo 79º.-

Los Establecimientos Penitenciarios están dotados de ambientes destinados a hospital, enfermería o tópico, según sus necesidades, con el equipo e instrumental médico correspondiente.

Igualmente, cuentan con zonas específicas de aislamiento para casos de enfermedades infecto-contagiosas, para el tratamiento psiquiátrico y para la atención de los toxicómanos y alcohólicos.

 

Artículo 80º.-

El interno puede solicitar, asumiendo su costo, los servicios médicos de profesionales ajenos al Establecimiento Penitenciario.

 

Artículo 81º.-

En los Establecimientos Penitenciarios para mujeres o en los sectores destinados a ellas, existe un ambiente dotado de material de obstetricia y ginecología.

En los Establecimientos Especiales para madres con hijos, existe un ambiente y materiales necesarios para la atención infantil.

 

Artículo 82º.-

El interno que requiere atención médica especializada fuera del Establecimiento Penitenciario la solicita al Consejo Técnico Penitenciario, el que dispondrá que una junta médica compuesta por tres profesionales de la Administración Penitenciaria se pronuncie, dentro de tercero día, sobre la procedencia de lo solicitado, bajo responsabilidad. En los lugares donde no exista el número requerido de médicos, se completa dicho número con profesionales al servicio del Estado. Sólo en el caso en que no haya posibilidad de establecer esta junta se realiza con el o los médicos que hubiere.

En caso de emergencia, el Director del Establecimiento Penitenciario puede autorizar la atención médica fuera del Establecimiento Penitenciario, dando cuenta de inmediato al Consejo Técnico Penitenciario y al representante del Ministerio Público y, en el caso del interno procesado, al Juez que conoce del proceso.

La atención médica especializada fuera del Establecimiento Penitenciario podrá realizarse en un centro asistencial público o privado.

El Director adoptará, en todos los casos, las medidas de seguridad adecuadas, bajo responsabilidad.

 

 

CAPITULO QUINTO

ASISTENCIA SOCIAL

 

 

Artículo 83º.-

La asistencia social apoya al interno, a la víctima del delito y a los familiares inmediatos de ambos.

 

Artículo 84º.-

La asistencia social desarrolla las acciones necesarias que permiten mantener relaciones entre el interno y su familia.

 

Artículo 85º.-

La asistencia social participa en el proceso de tratamiento del interno y coordina con las Juntas de Asistencia Post-penitenciaria en las acciones para la obtención de trabajo y alojamiento del interno próximo a su liberación.

 

Artículo 86º.-

La asistencia social promueve el apoyo de las organizaciones públicas y privadas en el proceso de tratamiento del interno, de la víctima del delito y de los familiares inmediatos de ambos.

 

 

CAPITULO SEXTO

ASISTENCIA LEGAL

 

 

Artículo 87º.-

En cada Establecimiento Penitenciario funciona un servicio encargado de prestar asistencia legal gratuita al interno y asesorar técnicamente a la administración de aquél.

 

Artículo 88º.-

La asistencia legal está conformada por abogados del Establecimiento Penitenciario y por estudiantes de los dos últimos años de las Facultades de Derecho, en número proporcional a la población penitenciaria. Los estudiantes que participen de este programa pueden hacer valer el trabajo como práctica pre-profesional.

 

Artículo 89º.- 

La asistencia legal absuelve las consultas que formule el interno, prestándole el más adecuado asesoramiento. Asume, de manera preferente, la defensa del interno indigente.

 

En ningún caso interfiere en la defensa del interno que designe abogado particular.

 

Artículo 90º.-

La asistencia legal presta asesoramiento y ayuda al interno sentenciado en la organización y tramitación de los expedientes para la obtención de beneficios penitenciarios.

 

Artículo 91º.-

Los miembros de la asistencia legal estan prohibidos de ejercer la defensa particular de los internos.

 

 

CAPITULO SEPTIMO

ASISTENCIA PSICOLÓGICA

 

 

 

Artículo 92º.-

La asistencia psicológica realiza el estudio de la personalidad del interno y aplica los métodos adecuados para alcanzar los fines del tratamiento.

 

 

CAPITULO OCTAVO

ASISTENCIA RELIGIOSA

 

 

Artículo 93º.-

La Administración Penitenciaria garantiza la libertad de culto y facilita los medios para ejercitarla. El interno puede solicitar ser asistido por ministros de la religión que profesa.

 

Artículo 94º.-

Ningún interno será obligado a asistir a los actos de culto ni impedido de asistir a los mismos.

 

 

TITULO IV

LOS ESTABLECIMIENTOS PENITENCIARIOS

 

CAPITULO PRIMERO

INSTALACIONES

 

 

Artículo 95º.-

Los Establecimientos Penitenciarios se clasifican en:

1.- Establecimientos de Procesados.

2.- Establecimientos de Sentenciados.

3.- Establecimientos de Mujeres.

4.- Establecimientos Especiales.

 

Artículo 96º.-

Los Establecimientos de Procesados son aquellos destinados a la detención y custodia del interno en proceso de investigación y juzgamiento. En estos Establecimientos funcionan Centros de Observación y Clasificación.

 

Artículo 97º.-

Los Establecimientos de Sentenciados están destinados al interno condenado a pena privativa de libertad y son:

1.- De régimen cerrado.

2.- De régimen semi-abierto.

3.- De régimen abierto.

 

Artículo 98º.-

Los Establecimientos de régimen cerrado se clasifican en ordinarios y especiales.

 

Los Establecimientos de régimen cerrado ordinario se caracterizan por el estricto control y limitación en las actividades comunes y en las relaciones con el exterior.

 

Los Establecimientos de régimen cerrado especial son destinados al interno sentenciado de difícil readaptación y, excepcionalmente, en ambientes separados al procesado que tenga esa condición, dando cuenta a la autoridad competente.

 

Artículo 99º.-

Los Establecimientos de régimen semi-abierto se caracterizan por una mayor libertad en las actividades comunes, en las relaciones familiares, sociales y recreativas del interno.

 

Artículo 100º.-

Los Establecimientos de régimen abierto son aquellos exentos de vigilancia, en los que el interno se desenvuelve en condiciones similares a las de la vida en libertad, sin perjuicio de la evaluación de su conducta.

 

Artículo 101º.-

La Administración Penitenciaria promueve la creación de colonias o pueblos agrícolas, agropecuarios e industriales en donde el interno y su familia desarrollan actividades laborales y de convivencia social.

 

Artículo 102º.-

Los Establecimientos de Mujeres están a cargo, exclusivamente, de personal femenino. La asistencia legal, médica y religiosa podrá estar a cargo de varones.

 

Artículo 103º.-

Los hijos menores llevados al Establecimiento Penitenciario por la interna, podrán permanecer hasta los tres años de edad, previa investigación de la asistencia social, y deben ser atendidos en una guardería infantil. Provisionalmente, pueden permanecer en el Establecimiento Penitenciario, en ambientes separados. Cuando el menor sobrepasa la edad referida, su permanencia futura en el exterior es determinada por quien ejerce la patria potestad o la tutela. En caso de peligro moral, la asistencia social coordina con el Juez de Menores.

 

Artículo 104º.-

Los Establecimientos Especiales son aquellos en los que prevalece el carácter asistencial y comprenden:

1.- Centros hospitalarios.

2.- Centros psiquiátricos.

3.- Centros geriátricos.

4.- Centros para madres con hijos, los mismos que cuentan con un local para guardería infantil.

5.- Centros para la ejecución de las medidas de seguridad determinadas por el Código Penal.

 

Artículo 105º.-

Los Establecimientos Penitenciarios cuentan con los servicios necesarios, incluyendo ambientes para enfermería, escuela, biblioteca, talleres, instalaciones deportivas y recreativas, locutorios y salas anexas para relaciones familiares y todo aquello que permite desarrollar en los internos una vida en colectividad organizada y una adecuada clasificación en relación con los fines que, en cada caso, les están atribuidos.

 

 

 

CAPITULO SEGUNDO

ORGANOS

 

 

Artículo 106º.-

El Establecimiento Penitenciario tiene un Director, un Sub-Director, órganos técnicos y administrativos y el personal que determine la Administración Penitenciaria.

 

Artículo 107º.-

El Director es la máxima autoridad del Establecimiento Penitenciario y es el responsable de la seguridad y administración, así como de la aplicación de este Código y su Reglamento. En ausencia del Director, el Sub-Director, o quien haga sus veces, asume sus funciones.

En caso de emergencia, sólo el Director, o quien haga sus veces, podrá autorizar el ingreso de la Policía Nacional al Establecimiento Penitenciario.

 

Artículo 108º.-

El Organo Técnico de Tratamiento está integrado por los profesionales de la administración penitenciaria.

 

Artículo 109º.-

El Consejo Técnico Penitenciario está integrado por el Director, que lo preside, el Administrador, el Jefe de Seguridad Penitenciaria, el Jefe del Organo Técnico de Tratamiento y los profesionales que determine el Reglamento. Adopta sus decisiones por mayoría.

 

Artículo 110º.-

Son funciones del Consejo Técnico Penitenciario:

1.- Asesorar al Director del Establecimiento en las acciones de administración, tratamiento y seguridad.

2.- Investigar y sancionar las faltas disciplinarias y resolver las peticiones de reconsideración.

3.- Evaluar los informes de los profesionales de tratamiento y proponer al interno para los beneficios penitenciarios.

4.- En los casos de progresión o regresión en el tratamiento del interno puede proponer el cambio de régimen o el traslado a otro Establecimiento Penitenciario.

5.- Las demás que establece este Código y su Reglamento.

 

Artículo 111º.-

La Administración Penitenciaria determina la ubicación de los Establecimientos Penitenciarios de acuerdo al Plan Nacional de Regionalización.

 

 

CAPITULO TERCERO

SEGURIDAD(*)

 

(*) Haga click aquí para  ver detalles del Capítulo Derogado.

 

 

Artículo 112º.-

El órgano de seguridad del Establecimiento Penitenciario es el encargado de proporcionar las condiciones óptimas para desarrollar las acciones de tratamiento. Aplica las medidas que garantizan la seguridad de las personas, instalaciones y comunicaciones.

 

Artículo 113º.-

La seguridad de los Establecimientos Penitenciarios y dependencias conexas, está a cargo del personal penitenciario de seguridad. Excepcionalmente, la seguridad exterior de los Establecimientos Penitenciarios, a solicitud del Instituto Nacional Penitenciario, está a cargo del Ministerio del Interior. Comprende la vigilancia y control de las zonas externas contiguas al perímetro del Establecimiento. La seguridad exterior de los Establecimientos Penitenciarios de mujeres está a cargo de personal femenino.

 

Artículo 114º.-

El personal de seguridad se rige por un reglamento especial. Porta armas reglamentarias para el cumplimiento de sus funciones, observándose lo dispuesto por el artículo 285° de la Constitución Política del Perú.

 

Artículo 115º.-

El personal de seguridad del Establecimiento Penitenciario es el encargado del control de las visitas y comunicaciones de los internos.

 

Artículo 116º.-

El personal de seguridad puede hacer uso de la fuerza y de las armas, en la medida estrictamente necesaria, para controlar situaciones de violencia o alteraciones del orden generadas por los internos o que afecten la seguridad del Establecimiento Penitenciario.

 

Artículo 117º.-

La Administración Penitenciaria mantiene coordinaciones con las Fuerzas Armadas, Policía Nacional y organismos públicos y privados, para asegurar un eficiente apoyo en lo planes y acciones de seguridad.

 

 

TITULO V

EJECUCIÓN DE LAS PENAS RESTRICTIVAS DE LIBERTAD

 

 

Artículo 118º.-

Cumplida la condena privativa de libertad, el sentenciado a expatriación o expulsión del país es puesto, por el Director del Establecimiento Penitenciario, a disposición de la autoridad competente, para el cumplimiento de la sentencia.

 

 

TITULO VI

EJECUCIÓN DE LAS PENAS LIMITATIVAS DE DERECHOS

 

 

Artículo 119º.-

La pena de prestación de servicios a la comunidad obliga al penado a trabajos gratuitos en entidades asistenciales, hospitalarias, escuelas, orfanatos y otras instituciones similares u obras públicas.

La Administración Penitenciaria coordina con las instituciones referidas a efectos de conocer las necesidades de las mismas para asignar la prestación de servicios.

 

Artículo 120º.-

Para asignar los servicios, se tiene en cuenta las aptitudes, ocupación u oficio, edad y estado de salud del penado.

La prestación de servicios se realiza, preferentemente, en el lugar del domicilio del penado.

 

Artículo 121º.-

La supervisión de la ejecución de la pena de prestación de servicios a la comunidad está a cargo de la Administración Penitenciaria, la misma que informa periódicamente al Juez que conoció del proceso y al representante del Ministerio Público.

 

Artículo 122º.-

El sentenciado a la pena de limitación de días libres permanece los días sábados, domingos y feriados, por el tiempo que determina la sentencia, en un establecimiento organizado con fines educativos a cargo de la Administración Penitenciaria.

 

Artículo 123º.-

La administración Penitenciaria gestiona la implementación de locales adecuados para la ejecución de la pena de limitación de días libres. Los establecimientos cuentan con los profesionales necesarios para orientar al penado a efectos de su rehabilitación.

 

Artículo 124º.-

El Reglamento contiene las disposiciones complementarias relativas a este Título.

 

 

TITULO VII

ASISTENCIA POST-PENITENCIARIA

 

 

Artículo 125º.-

La Asistencia Post-penitenciaria tiene como finalidad apoyar al liberado para su reincorporación a la sociedad. Sus actividades complementan las acciones del tratamiento penitenciario.

 

Artículo 126º.-

En cada región penitenciaria funcionan las Juntas de Asistencia Post-penitenciaria que sean necesarias, integradas por un equipo interdisciplinario con participación de las Universidades, Colegios Profesionales, Gobiernos Regionales y Locales y demás entidades que establece el Reglamento.

 

Artículo 127º.-

Son atribuciones de las Juntas de Asistencia Post-penitenciaria:

1.- Gestionar la anulación de antecedentes judiciales, penales y policiales del liberado.

2.- Brindar asistencia social al liberado, a la víctima del delito y a los familiares inmediatos de ambos.

3.- Vigilar al liberado condicionalmente y solicitar la revocación del beneficio en el caso de incumplimiento de las reglas de conducta impuestas.

4.- Apoyar al liberado en la obtención de trabajo.

5.- Las demás que establece este Código y su Reglamento.

 

Artículo 128º.-

Las Juntas de Asistencia Post-penitenciaria mantendrán coordinación con las instituciones y organismos dedicados especialmente a la asistencia de los internos y de los liberados.

 

 

TITULO VIII

PERSONAL PENITENCIARIO(*)

 

(*) Haga click aquí para  ver detalles del Título

 

Artículo 129º.-

La Administración Penitenciaria cuenta con el personal necesario y debidamente calificado para el cumplimiento de las disposiciones del presente Código y su Reglamento. Las plazas son cubiertas por estricta línea de carrera, conforme al escalafón.

 

Artículo 130º.-

El personal penitenciario es seleccionado, formado y capacitado permanentemente en el Centro Nacional de Estudios Criminológicos y Penitenciarios del Instituto Nacional Penitenciario. La carrera penitenciaria comprende al personal de tratamiento, de administración y de  seguridad.

 

Artículo 131º.-

El personal penitenciario está sujeto, en cuanto a sus derechos y obligaciones, a lo que establece el presente Código y el Reglamento de Organización y Funciones.

 

Artículo 132º.-

El personal penitenciario se organiza jerárquicamente y está sujeto a un régimen laboral y de remuneración especiales.

 

 

 

TITULO IX

INSTITUTO NACIONAL PENITENCIARIO

 

 

Artículo 133º.-

El Instituto Nacional Penitenciario es el organismo público descentralizado, rector del Sistema Penitenciario Nacional. Integra el Sector Justicia. Tiene autonomía normativa, económica, financiera y administrativa. Forma pliego presupuestal propio.

 

Artículo 134º.-

El Instituto Nacional Penitenciario dirige y controla técnica y administrativamente el Sistema Penitenciario Nacional, asegurando una adecuada política penitenciaria.

 

Artículo 135º.-

Son funciones del Instituto Nacional Penitenciario:

1.- Realizar investigaciones sobre la criminalidad y elaborar la política de prevención del delito y tratamiento del delincuente.

2.- Realizar coordinaciones con los organismos y entidades del Sector Público Nacional, dentro del ámbito de su competencia.

3.- Desarrollar las acciones de asistencia post-penitenciaria en coordinación con los Gobiernos Regionales y Municipales.

4.- Ejercer representación del Estado ante los organismos y entidades nacionales e internacionales o en los eventos y congresos correspondientes sobre la prevención del delito y tratamiento del delincuente.

5.- Celebrar convenios de cooperación técnica a nivel nacional e internacional.

6.- Aprobar su presupuesto y plan de inversiones.

7.- Aceptar donaciones o legados de personas o instituciones nacionales o extranjeras.

8.- Otorgar certificados para efectos de exoneraciones o deducciones tributarias, cuando sean procedentes.

9.- Seleccionar, formar y capacitar al personal del Sistema Penitenciario en coordinación con las Universidades.

10.- Dictar normas técnicas y administrativas sobre planeamiento y construcción de la infraestructura penitenciaria.

11.- Proponer al Ministerio de Justicia proyectos relacionados con la legislación penal y penitenciaria.

12.- Constituir las personas jurídicas que sean necesarias para el cumplimiento de sus fines, de acuerdo a lo establecido en la Ley de la Actividad Empresarial del Estado.

13.- Adquirir, por cualquier título, bienes muebles e inmuebles para el mejoramiento de la infraestructura penitenciaria.

14.- Llevar el Registro de las Instituciones, Asociaciones y entidades públicas y privadas de ayuda social y asistencia a los internos y liberados.

15.- Aprobar sus reglamentos internos.

16.- Celebrar contratos o convenios con entidades públicas o privadas, nacionales o extranjeras.

17.- Las demás que establece este Código y su Reglamento.

 

Artículo 136º.-

El Instituto Nacional Penitenciario tiene su sede en la ciudad de Lima. Además, tiene órganos desconcentrados en las jurisdicciones que establece el Reglamento.

 

Artículo 137º.-

El Instituto Nacional Penitenciario está dirigido por un Consejo Nacional integrado por tres miembros especialistas en asuntos criminológicos y penitenciarios. Los miembros del Consejo Nacional Penitenciario son nombrados por Resolución Suprema.(*)

(*) Haga click aquí para  ver detalles del Artículo.

 

Artículo 138º.-

El Presidente del Consejo Nacional Penitenciario tiene funciones ejecutivas. Supervisa, controla y coordina el Sistema Penitenciario Nacional. Ejerce la representación legal del Instituto Nacional Penitenciario y las demás atribuciones que establece el presente Código. El Vice-presidente reemplaza al Presidente en los casos que determina el Reglamento.

El Consejo Nacional Penitenciario se reúne, obligatoriamente una vez a la semana.

 

Artículo 139º.-

El Instituto Nacional Penitenciario está integrado por el Consejo Nacional Penitenciario, el Centro Nacional de Estudios Criminológicos y Penitenciarios, la Secretaría General, los órganos de control, de asesoramiento, de apoyo, técnico-normativos, desconcentrados y los Establecimientos Penitenciarios. La organización y funciones de estos órganos están determinadas en el Reglamento.

 

Artículo 140º.-

Constituyen recursos del Instituto Nacional Penitenciario:

1.- Los ingresos y recursos dispuestos en la ley de presupuesto; así como los saldos que resulten al cierre de cada ejercicio presupuestal.

2.- La quinta parte de los bienes y el dinero decomisados y de las multas impuestas por la comisión de delitos y faltas.

3.- El monto de la reparación civil que no hubiera sido reclamada por su beneficiario dentro de los dos años siguientes a su consignación.

4.- Las donaciones y legados que se hagan en su favor.

5.- Los créditos internos y externos que sean concertados de acuerdo a Ley.

6.- Los demás que señale la Ley y el Reglamento.

 

 

 

TITULO X

DISPOSICIONES FINALES Y TRANSITORIAS

 

 

 

PRIMERA.-

Derógase el Decreto Legislativo Nº 330. En tanto se promulgue la Ley Orgánica del Poder Judicial los jueces de Ejecución Penal continuarán ejerciendo su función.

(*) Haga click aquí para  ver detalles de la Disposición

 

SEGUNDA.-

Los Juzgados que conocieron los procesos respectivos, tramitarán y resolverán las solicitudes de beneficios penitenciarios establecidos en este Código, a partir de la vigencia de la nueva Ley Orgánica del Poder Judicial.

 

TERCERA.-

La conducción y traslado de los internos están a cargo del Ministerio del Interior, mientras se implemente el personal de seguridad penitenciario.